RECORDANDO A UN QUERIDO BUELNENSE

Por PAULINO LAGUILLO GARCÍA-BÁRCENA

Enviar a un amigo
UNO DE LOS ÚLTIMOS ARTÍCULOS que publicó en este dirio Paulino Laguillo, fallecido en los primeros días de este mes de mayo, fue el que reproducimos a continuación en el que recuerda a un amigo fallecido como él sabía hacerlo: con solidaridad cristiana y espíritu e identidad conrraliegas. En su homenaje y recuerdo, reproducimos el artículo, evocando que PAULINO LAGUILLO GARCÍA-BÁRCENA fue también un gran corraliego, amante de su historia y volcado en descubrir sus señas de identidad. Descanse en paz el amigo y comppañero escritor.

 

El día primero de noviembre de hace ya algunos años era enterrado en el Valle de Buelna Juan Manuel López Quevedo, “Bruno”, un personaje popular que gozó en vida del aprecio de toda la población tanto por su bonancible y simpática personalidad como por su peculiar forma de participar en todas las actividades de ocio y algarabía en que con inusitado entusiamo tomaba parte.


Bruno falleció en los comienzos de su etapa sexagenaria y somos muchos los de su generación que volvemos la vista atrás con la consiguiente tristeza para recordarle en nuestra niñez y juventud cursando estudios en el Colegio La Salle  del Valle de Buelna, gozando cada día de su enorme simpatía para con todos sin excepción y desde un inconmensurable ángulo humano de buenísima persona e incapaz de hacer el menor daño a nadie.

 

Fue precisamente en su juventud, en la tan recordada y nostálgica década de los años sesenta, cuando se mostraba enfervorizado con el excelente grupo musical que se formó en el Valle de Buelna y que tantos éxitos cosechó, “The Boys”. Era su fan número uno, les seguía a todas partes, les imitaba, cantaba con ellos en los ensayos y todos los miembros del conjunto musical corraliego le mimaban auténticamente. Esta misma pasión la tuvo igualmente con las actividades deportivas locales y de forma muy especial con el fútbol y el balonmano, viéndosele siempre en primer plano gozar con la mayor intensidad de los muchos éxitos cosechados a través de los años en el acontecer deportivo corraliego.

 

También ya como adulto estuvo muy integrado en la Peña "El Tarumbo", participando activamente en su popular y simpática charanga, lo mismo que trabajando en el bar que la propia sede tiene en la Avenida Condesa Forjas de Buelna. En los últimos años se le echaba bastante en falta en  el valle al no vérsele con su siempre espíritu animoso por sus calles ni tampoco en su querida peña, debido a una larga enfermedad que le tuvo en cama largo tiempo.

 

Hoy, festividad de Todos los Santos,  y ante el más imperdonable de los olvidos, sino del desinterés, de la mayor parte de la población del Valle de Buelna,  después e tantos años sin Bruno, siendo una fecha tan señalada en el calendario y  no pudiendo ignorar que se han levantado monumentos a personajes sanguinarios de hace dos milenios; a foráneos que han venido a residir a este a este Valle de Buelna desde muchos cientos de kilómetros y de otros países; que se tiene en el más imperdonable olvido y desagradecimiento que pueda darse por  cualquier pueblo a un sacerdote que estuvo entre nosotros más de seis décadas con un ejemplo inigualable de sencillez y de virtudes, y ni tan siquiera se le dijo adiós cuando jubilado volvió a su pueblo, esta pluma, que como tantísimos seres vivientes tiene desde que nació su lado humano, quiere en fecha tan señalada rendir su particular homenaje de cariño y recuerdo  a Juan Manuel López Quevedo, "Bruno".

 

ADIOS  AMIGO  JUANMA ALIAS  BRUNO

DE NUESTRO VALLE GRAN  PERSONAJE

LLEVASTE LA  MÚSICA  COMO  LINAJE

SIEMPRE  SOÑANDO COMO  NINGUNO

Otros artículos: