INDIGNIDAD CON EL MUSEO VICENTE TRUEBA

Por Serafín Fernández Villazón

Enviar a un amigo

INDIGNIDAD CON EL MUSEO VICENTE TRUEBA

D. JOSE MANUEL CRUZ VIADERO, Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Torrelavega

D. JAVIER LOPEZ ESTRADA, primer teniente de alcalde

D. JESUS SANCHEZ PEREZ, concejal delegado de Deportes

D. ILDEFONSO CALDERON CIRIZA, presidente del partido más representativo de la leal oposición.

Y comienzo este escrito con los nombres de los responsables por activa o por pasiva, por decisión, por colaboración o por omisión de crítica y protesta, para jamás olvidar a quienes pretenden cometer la INDIGNIDAD de desmontar el museo homenaje al ciclista Vicente Trueba, la pulga de Torrelavega, primer campeón de montaña del Tour de Francia, ganador moral de un Tour, ciclista esforzado que paseó y dio lustre al nombre de Torrelavega por las carreteras y los pueblos de Francia y España.

Se nos habla de un futuro museo del ciclismo. Ja, ja y ja. Como el que se va a hacer para exponer las numerosas obras de arte propiedad del ayuntamiento. Como el que expone los cientos de trofeos de la Sociedad Deportiva Torrelavega, almacenadas en cajas, que van criando polvo y orín. Como el busto de Ruiz de Rebolledo, o como la placa de Angel Menéndez de la Plazuela de su nombre, conocida como de El Sol.

Realizada la crítica, veamos los argumentos:

1.- ¿Habría donado Dña. Josefina Bedia los trofeos y recuerdos de su marido (alguno de gran valor material, y no sólo sentimental o deportivo) de saber que se iban a instalar en un polideportivo que lleva (muy dignamente) el nombre de Oscar Freire?.  Consta su ilusión porque todo este material se exponía en el pabellón que lleva el nombre de Vicente. Por ello desechó otras ofertas en España y en Francia. No sé si la condición figura escrita, pero desde luego esa y no otra fue la intención y esa fue la promesa que se le hizo. Promesa de políticos, todo hay que decirlo, que acostumbrados nos tienen a lo que decía el profesor Tierno "las promesas en política se hacen para no cumplirlas" No me invento nada.

2.- El polideportivo Oscar Freire ni siquiera pertenece a la ciudad de Torrelavega. Pertenece a una empresa que, con los graves problemas que atraviesa, corre el peligro que dentro de un tiempo, alguien se cobre las deudas embargando sus bienes. Con lo que... un nuevo traslado para los recuerdos de Vicente Trueba (O lo que quede para entonces).

3.- ¿Hay proyecto, presupuesto, idea, de cómo se van a adecentar (con dinero de todos) unos locales cedidos en precario y por tiempo limitado propiedad de un tercero? ¿Hay plazo?

4.- ¿De verdad los proponentes de esta INDIGNIDAD  han visitado aquellos locales y conocen su situación física y las obras que hay que acometer para acondicionarlos?

5.- ¿Es necesario el espacio que ocupa actualmente el Museo Vicente Trueba para fines más importantes? Me contesto: van a  poner oficinas. Será por falta de locales municipales. El cine Pereda, sin ir más lejos, comprado para hacer un Palacio Municipal, donde iban a entrar todas las dispersas oficinas, y convertido en un local abandonado a la espera de ¿tiempos mejores?

POR FAVOR: que alguien pare esta INDIGNIDAD.

Aprovechando que el Sorravides pasa por Torrelavega, ¿Es lógico gastar 110.000 CIENTO DIEZ MIL euros, en acondicionar un gimnasio en el pabellón Vicente Trueba? ¿No hay gimnasios en Torrelavega, que pagan sus impuestos, que tiene que venir el Ayuntamiento a hacerles la competencia? No hablamos de un gimnasio para mantenerse en forma. No: equipación: zona de cardio, máquinas, elípticas y cycling.

El Ayuntamiento está para dar los servicios básicos y en su caso, para atender necesidades sociales urgentes. No para subvencionar un lujo de gimnasio y hacer la competencia a honrados empresarios que exponen su capital . Ya hay una sentencia judicial sobre un tema parecido, condenando al Ayuntamiento, por con una mano dar y cobrar una concesión para un aparcamiento, y con la otra hacer un aparcamiento gratuito justo a la puerta del primero. Por si alguien no lo sabe, me refiero a La Llama.

Por favor: QUE EL MUSEO VICENTE TRUEBA SE QUEDE DONDE ESTA. En su pabellón.

 

 

Otros artículos: