¿NOS HEMOS VUELTO LOCOS?

Por Serafín Fernández Villazón

Enviar a un amigo

¿NOS HEMOS VUELTO LOCOS?

La prensa nos informa de que nos vamos a gastar más de 600.000 euros en estudiar si el lugar elegido para construir la nueva depuradora de la cuenca baja del Besaya es el idóneo.

Luego, se construye una nueva depuradora a un precio de algo más de setenta millones de eurucos y todos tan felices.

Más tarde, se tira la antigua, y a esperar que alguien venga y denuncie la obra porque "no se ha justificado suficientemente que el lugar elegido es el mejor de los posibles".

Total, todo se arregla con buena voluntad y poco más de DIEZ Y SEIS MIL MILLONES de las antiguas pesetas. Casi nada para España, un país que a todas horas se está quejando de sus problemas presupuestarios y de las muchas necesidades sociales, laborales, industriales, culturales, ciudadanas, etc. que tiene.

Además, hay un detalle sin importancia y es que ese dinero no sale de una empresa que se haya equivocado, ni del bolsillo de un político que hizo algo indebido. No tiene gran importancia, pero sale el bolsillo de los españoles todos.

Las sentencias judiciales hay que cumplirlas, estamos de acuerdo. Pero... ¿en todo estos años no hemos sido capaces de buscar una solución que nos ahorre el DESPILFARRO de esos DIEZ Y SEIS MIL y PICO (de cigüeña) millones? ¿Nadie en la judicatura fue capaz de pensar que aunque la máxima dice "Hágase justicia y que se hunda el mundo", otro de los principios generales al que debe ceñirse el legislador y el juzgador (según me enseñaron en la asignatura correspondiente) es "El sentido común"?

¿A quién beneficia este sinsentido? ¿Cómo se pueden quedar tan tranquilos quienes nos gobiernan y administran los -según ellos- escasos caudales? ¿Donde están los ecologistas que tan activos han sido para conseguir esta barbaridad? ¿Quien los financia?¿Qué servidumbres tiene los diversos partidos que han gobernado esta región para callar ante tamaña equivocación?

Más de quince años de ineficacia. Señores políticos (que no gobernantes) de Santander y de Madrid... váyanse para casa.

DEJEMOS EN PAZ LA DEPURADORA DE VUELTA OSTRERA. Hay un nuevo ministro de Fomento. Visita inmediata y a buscar solución.

Y hablando de despilfarro e ignominia, por favor: ¡DEJEN EL MUSEO VICENTE TRUEBA EN SU PABELLON EN TORRELAVEGA!

Otros artículos: