El Banco de España sigue adjudicado para el Museo de Prehistoria

Por AGUSTIN VAQUERO

Enviar a un amigo

El 14 de Mayo de 2.013, se recibió en Cantabria una gran noticia al habernos cedido  el  Estado, el edificio del Banco de España con el  requisito de que  se instalara exclusivamente  en el mismo  nuestro MUSEO DE  PREHISTORIA.
Entonces  nuestro Presidénte, Don Ignacio Diego junto con todo el equipo  de la  Consejería de  Cultura dió cuenta del acuerdo,  confiando que coincidiese  con el mundial de vela para estar abierto al público en esas fechas. Así mismo  dijo que por  primera  vez desde el derribo de la sede en Casimiro Sainz, el Museo ha encontrado en este notable edificio, un sitio digno del  patrimonio  que  la región atesora en ese ámbito. Así mismo, que  será internacionalmente  un referente y el núcleo desde el que interconexionará al visitante con toda la riqueza patrimonial de ese periodo repartida  por el territorio regional.


Así mismo el Alcalde manifestó que el MUSEO de Prehistoria y Arqueología está llamado a  ser una pieza más  del anillo cultural de  Santander. Será un acicate perfecto para fomentar e impulsar la actividad comercial y hostelera del  centro de la ciudad, y potenciará la oferta turística de SANTANDER. 

Sin embargo, en Junio  2.013 el Secretario de Cultura del Estado Sr.Lassalle (vocal nato del Reina Sofía), y conocedor de  la  cesión del Banco de  España, iniciaba  negociaciones para la cesión del archivo Lafuente al  museo  Reina  Sofía, y sin que  se conozca que otros intereses han existido para convencer a las autoridades cántabras sobre el cambio de destino del edificio del Banco de España para el archivo  Lafuente, finalmente deciden apartar nuestro Museo del centro de  la ciudad  y de su sede central en el  Mercado del Este, para así proporcionar al archivo Lafuente el edificio civil más  importante y con más categoría de nuestra ciudad transformándolo en un almacén de lujo y con un nuevo proyecto de edificio (aún sin diseñar) para nuestro Museo en  Gamazo.

Esta decisión tan perjudicial y errónea para Cantabria le quita al MUSEO de PREHISTORIA Y  ARQUEOLOGÍA el protagonismo que se merece con más de 100 años de contenido exclusivo frente a un archivo (sin exclusividad) que ha  sido coleccionado en  los últimos doce años, y  palpablemente  sin interés museístico como lo demuestran las declaraciones de su dueño (el Sr.Lafuente) al haber declarado que los  fondos  de  sus archivos no son por si solos un atractivo para el ” gran público” y para poder demostrarlo nada mejor que   las tres exposiciones realizadas de  unas partes de ese archivo en Santander (Museo de Bellas Artes, Paraninfo de la Universidad, y Embarcadero),en las que la asistencia de público fue  muy escasa.


No puede existir ninguna duda sobre el adecuado uso de los bienes públicos como es en este caso el edificio del  Banco de España. Tal como  informó la Dirección  General del Patrimonio del Estado las cesiones gratuitas de bienes se realizan en atención a una finalidad concreta de utilidad pública o interés social, que el cesionario pretende realizar mediante su uso. Esta finalidad se constituye como causa jurídica de la cesión, de tal manera que no puede desconocerse por el cesionario -alterándola unilateralmente o incumpliéndola- bajo la sanción legal de resolución de  la cesión y reversión del bien a la Administración General del Estado.


En nuestro caso, el edificio del Banco de España fue cedido a la  Comunidad Autónoma por Orden Ministerial de 29 de Mayo de 2.013 con el fin de que el inmueble  constituyese  la  sede del  Museo de Prehistoria  y  Arqueología  de Cantabria, el Instituto de Investigación Prehistoria de Cantabria y el Centro de  Investigación de categoría  nº 2 de Arte Rupestre de la Unesco.


En Abril 2.015 la Comunidad Autónoma presentó una solicitud de ampliación de  la finalidad a la que podría dedicarse el edificio refiriéndola en  general a  “fines culturales y museísticos”. Posteriormente se concretó que se trataba de alojar la denominada colección  Lafuente.

La  Administración  General del Estado está pendiente de recibir la documentación adicional necesaria, antes de decidir sobre la  pertinencia del cambio de destino  solicitado en base a  la nueva finalidad de utilidad pública así como de los medios financieros que se requieren para la misma.  Considero que existirán serias dudas por parte del Patrimonio del Estado para cambiar el destino previsto del edificio del Banco de  España por tratarse de dar cabida en el mismo a una colección privada y ello en perjuicio del gran patrimonio que representa los fondos del Museo de Prehistoria. Económicamente la mejor solución es mantener la sede Central del Mercado del Este ampliando con las tres plantas del Banco de España así como la planta sótano, y sería un paseo de 100 metros la separación entre los edificios  en la zona más céntrica de la ciudad.

La inversión requerida para adaptar el resto de los fondos al edificio del Banco sería menos de la mitad que la requerida en Gamazo, y en estas condiciones se podría negociar con el Ministerio de Cultura  el soporte financiero que se necesitara, máxime con la importancia y categoría del MUSEO DE PREHISTORIA y ARQUEOLOGIA reconocido  por la UNESCO  como  PATRIMONIO  DE  LA  HUMANIDAD.


Aún estamos a tiempo para rectificar y poner en valor el patrimonio heredado de nuestros antepasados. La solución proyectada por nuestros políticos es un auténtico dislate y debería anularse.

Agustín Vaquero Puente                          
Ingeniero Industrial

Otros artículos: