UN DICCIONARIO PARA VER LA "TELE"

Por MANUEL BARTOLOME GARCIA

Enviar a un amigo

Estábamos en la creencia que para ver cualquier cadena o programa de la televisión, sea cual fuere ésta, únicamente se precisaba una buena butaca, algo que llevarse a la boca- prescindible- y un mando a distancia. Cambiar de cadena si el programa no valía el tiempo que dedicamos a  permanecer frente a la caja tonta y paras de contar. También, es verdad, una buena compañía- prescindible igualmente- con quien comentar el programa y poco más.

Pero estábamos equivocados. Hoy, en estos últimos tiempos, es imprescindible, en contra del picoteo o la compañía, tener un buen diccionario a mano. A ser posible de inglés. Necesario tanto como el mando a distancia y, si se nos apura, hasta tan importante como la corriente eléctrica que alimenta el receptor.

A veces nos pasan películas en versión original, pero nos echan una mano a los que no dominamos idiomas, en forma de esos letrerillos situados en la base de la pantalla, que nos aclaran en nuestra lengua lo que los intérpretes están diciendo en cada momento.

Ese diccionario ha de ser preferentemente, de inglés-español o viceversa, ya lo hemos dicho, o ambos a la vez; porque algunos famosos o famosillos que pululan por la pequeña pantalla sueltan alguna frase o palabra en el idioma de Shakespeare, para hacernos ver que están muy puestos en ese aspecto. Si tenemos reflejos- por eso decía lo del diccionario a mano- y somos rápidos en buscar, es posible que podamos traducir lo que el señor o señora tan doctos están expresando.

Pero más tiempo- y ahí queremos llegar- nos da el traducir a nuestro vapuleado castellano/español algunos títulos de la programación.  Por ejemplo, uno que ha comenzado hace poco: The Wall. Concurso de muy última generación. Ya hemos aprendido que ese programa se podría denominar El Muro; o La Pared. Pero no. Es más ¿chic? decirlo en inglés. O tal vez por eso de los derechos de autor o patente- alguno diría, claro, royaltys- han de respetar la cabecera.

Creo que el mismo presentador dirige otro apartado que se llama First Dates. Mi diccionario- sí señores: me he tenido que comprar uno para poder ver la tele con conocimiento de causa- mi diccionario, repito, me lo traduce como Primeras Citas. Y es un concurso (¿) sobre iniciales o iniciáticos encuentros entre parejas que, hasta ese momento, no se conocían. Así que bien podría llamarse Cita a ciegas. Pero esa ya está pasado de moda; demodé.

En otra cadena- o es la misma?- hay una competición de pruebas físicas con mejor o peor fortuna en los resultados. Me refiero a los ejercicios, no a la tan traída y llevada cuota de pantalla. Para entendernos, Share ¡!. Pues bien, ese espacio se llama Ninja Warrior; he aquí un pleonasmo formado por dos vocablos en idiomas distintos. Pues Ninja es, en japonés, guerrero. Y Warrior tiene la misma traducción del inglés: guerrero. O sea, como si dijéramos “subir para arriba” o “bajar para abajo”. O esa aberrante cita previa que vemos en algunos organismos públicos. Eso que leemos a la entrada de las delegaciones de Hacienda o en los Centros de Salud.

Pero prosigamos con este repaso a lo que nos brindan en las cadenas televisivas. Hay una competición de habilidades o pericias, en la que son protagonistas cantantes, bailadores, magos….Pues lo habrán visto ustedes; lo denominan Got Talent. Es decir, lo que podríamos traducir-nosotros no; nuestro inseparable compañero de butaca, el diccionario: Tengo Talento. Ya, para demostrar lo bien instalados que estamos en el dominio del idioma inglés, nos lo ponen en tal lengua.

La música nos depara otra perla de éstas: Fantastic Duo. Aquí no hemos tenido que echar mano del diccionario. Ya colegimos que eso de Fantastic es “Fantástico” y lo otro…pues dúo, en español. ¡!Enhorabuena!! Han conseguido introducir una palabra en nuestro idioma en claro hermanamiento con el inglés. Ya casi somos de la misma familia. Pues es una participación combinada de un cantante famoso y un aprendiz de los gorgoritos. Y a veces salen victoriosos.

Más de cantantes: La voz Kids. Nos hemos permitido traducirlo por La voz de los Muchachitos…porque nuestro diccionario, en la primera acepción lo significa como cabrito, cabritilla o carne de. Pero el contexto del concurso nos lleva a pensar que hemos acertado con lo de muchachito o niño.

Y ahora vamos con la plaga de las cosas de la cocina. Aquí tenemos para todos los gustos. Nos acordamos de aquel otrora famoso de Las manos en la cocina….Pues bien; por ahí nos programan uno que se llama Top Chef. Lo podríamos interpretar como El mejor cocinero. Y no andamos descaminados, porque hemos visto a algunos relevantes maestros de la cocina compitiendo entre sí. ¿ y qué me dicen de lo de Masterchef Celebrity? Pues es una pugna para ver quién, de entre algunos famosos (perdón, Celebritys) que no son cocineros, se maneja mejor entre los fogones.

Hemos dejado para el final algo que se sale ya de una mera mención sintética del programa para su titulación. En este caso es ya rizar el rizo. Echan mano de un repetido verso de una estrofa que hiciera famosa  el conjunto inglés de los Beatles. All you ned is LOVE. Con una cierta timidez, lo rematan después de unos …con un O no. Pues nos dice el diccionario que quiere significar, más o menos, Todo lo que necesitas es amor. Que nos parece bien, que necesitemos y consigamos el amor….Se trata de entrevistas que un hierático presentador (¿) hace a personajes del famoseo. Una nueva versión del confesionario.

El corolario a todo lo que antecede es evidente: nuestra tendencia a utilizar términos extranjeros, extraños o como quiera ser, para causar más impacto. Y ahora nos preguntamos nosotros. ¿En alguna cadena de televisión del Reino Unido o de los USA utilizarán nuestro rico, riquísimo y manejable idioma, para colocar en el frontispicio de cualquier programa, una frase, o al menos una palabra castellana, española? Mucho nos tememos que no. ¿O si?

Otros artículos: