LAS COSAS QUE CONLLEVA LA OBRA PÚBLICA en Santander y Laredo.

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo
"Intregración de las dos estaciones y cubrir las vías del tren a la entrada de Santander". Esa es la obra, el objetivo y la meta "política", que, por cierto, queda muy bien.

Pero, lo más importante ¿cómo se hace eso y cómo se lleva a cabo ?

1º.-) Hay que Idearlo.

2º.-) Hay que proyectarlo.

3º.-) Hay que conseguir todas las autorizaciones administrativas y salvar todos los recursos de los ciudadanos, cuando lo publiquen.

4º.-) Y lo más importante, hay que dotarle económicamente para que se sea viable. Aquí, en este punto está la "madre del cordero": ¿quién lo paga y cómo se paga, de dónde sale el dinero, o sea, la gasolina para que el coche ande?

La feliz idea es que sean las tres administraciones implicadas: Gobierno Central 50%, Gobierno Autonómico 30%, Gobierno Municipal 20%

Por tanto, ahí va mi "inocente" pregunta: si lo pagan o lo pagarían las tres administraciones ¿qué sentido tiene decir que la obra debe ser sufragada por "el aprovechamiento urbanístico derivado de la recalificación de todos esos suelos?.

Esto ya no se entiende muy bien y hay que poner todos los sentidos para comprenderlo.

¿O lo pagan las administraciones o los ciudadanos de Santander úníca y exclusivamente con el aprovechamiento urbanístico derivado del aprovechamiento de los suelos?

¿O es que se paga dos veces, las administraciones y los santanderinos?

En la noticia entendemos que las vías superficiales se unirían y pasarían a ser vías soterradas y cubiertas por un suelo que va a ser en su inmensa mayoría productivo "urbanísticamente hablando", que serían 48.470 m2.

A ese suelo ganado a las vías, se unen los más los 49.500 m2. obtenidos por el desplazamiento de las vías. Perfecto, TOTAL, casi 100.000 m2. aprox.

Dejando aparte la contrariedad y paradoja que supone el no entender cómo se va a pagar la misma obra por partida doble, me lleva a pensar que de lo que se habla es de un adelanto de dinero, condicionado a su devolución.

Las 3 administracioines adelantan el dinero y luego el ayuntamiento recauda a través del aprovechamiento urbanístico y después lo reintegra a las administraciones, el ayuntamiento incluido... ¡¡¡Uy, uy, uy!!!

Si esta hipótesis fuera cierta, al final, el ayuntamiento obtendría el 20% del aprovechamiento total ¿ o no?

Pero aquí viene la otra pregunta ¿cuándo conseguiría el ayuntamiento recaudar ese dinero? ¿en cuántos años los particulares comprarían ese suelo para ejecutar las obras y conseguir así, el ayuntamiento el aprovechamiento urbanístico? ¿Para el 2050, 2060, 2070....?

¿Y éso es legal? Estoy seguro que existirá la fórmula legal para llevarlo a cabo, pero estaré a a espera de ver cómo o bajo qué convenio se permite "hipotecar" todo el aprovechamiento urbanístico de un municipio, Santander, para la consecución de una obra donde habrá mucho dinero que beneficie a empresas privadas y particulares (legalmente, claro).

Por ello, no podemos olvidar que la obra pública se realizará a costa de los beneficios públicos derivados de las tasas o impuestos que tienen siempre un carácter general.

Aquí en Laredo tenemos algún ejemplo de cómo a través del aprovechamiento urbanístico de parte de nuestra costa y de nuestra mar, se ha llevado a cabo una obra que sufragaremos todos los cántabros, pues no está pagada; y lo haremos a través de nuestros impuestos.

No olvidemos (y lo recalco, por si alguien no se ha enterado) que el puerto de Laredo todavía no se ha pagado y los cántabros debemos amortizarlo casi en su totalidad. La formula que se utilizó fue " similar". En resumen: se pidió el dinero al banco, se pagó a los constructores del puerto y ahora toca pagarlo.

Hasta el momento, que yo sepa, sólo obtuvieron beneficios las empresas constructoras, que cobraron la ejecución de la obra con el dinero que pidió prestado el gobierno de cantabria y que debemos pagar todos los cántabros.

Ahora, debido a que también las empresas constructoras fueron adjudictarias de la concesión, siguen pidiendo dinero por diferentes motivos, entre ellos, por haber comprobado que la concesión es ruinosa.

El gobierno de Cantabria ha encontrado la fórmula para llenar el puerto de barcos y tapar así ciertas vergüenzas, alquilando los pantalanes, cuando su finalidad exclusiva era venderlo.

Resumiendo y volviendo a Santander: la idea me encanta, el proyecto me gusta y entusiasma, pero mi experiencia en el ámbito de la gestión pública, me lleva siempre a ser muy sensato y pisar suelo siempre.

Si se va a realizar un proyecto público, lo que se debiera hacer es, en primar lugar, contar con una dotación económica que lo sufrague sin género de dudas. No tirar cohetes al aire y luego darnos cuenta de que nos falta la pólvora, por mucha "mecha" que tengamos.

Ya aprovecho para preguntar ¿qué pasó en Laredo con la dotación económica con la que se adjudicó la obra del carril bici, ideada, proyectada, aprobada?

No olvidemos que dicho proyecto contó con todos los permisos pertinentes, incluidos el de la concesión de costas, pero que se esfumó y los actuales inquilinos del ayuntamiento lo han dedicado a otros menesteres.

Me dicen que para arreglar el campo futbol, pero este dato me falta confirmarlo. Cosas de los proyectos y obras públicos que mediante la "modificación de créditos" se dedican para otros menesteres, diferentes a
los que originariamente estaban dirigidos.

Otros artículos: