“De sabios es saber rectificar, y no destruir sin pensar”.

Por AGUSTIN VAQUERO

Enviar a un amigo

Hace ahora más de treinta años, y siendo Alcalde de la ciudad D.Juan Hormaechea se mejoró espectacularmente la iluminación del centro, desde Puertochico hasta Cuatro Caminos, pasando por el Paseo de Pereda, Calvo Sotelo, Jesús de  Monasterio, Burgos y Alamedas, y  para  ello se colocaron Farolas Fernandinas de  gran porte, causando gran impacto  en su inaguración con la gran luminosidad conseguida.

No cabe duda que  la  potencia lumínica que se instaló, fue de acuerdo con los requerimientos que se especificaron. Podemos afirmar que no hay otra ciudad en España que tenga una iluminación como la nuestra de farolas  fernandinas en una  distancia similar.

Desde hace dos  años, la situación ha  variado  radicalmente con  a decisión que adoptó nuestra autoridad municipal para suprimir el  60% de bombillas de las farolas ( tres de cada cinco), y solo pudo deberse a la reducción de gasto, sin haber considerado  el patente  empeoramiento de la iluminación a  lo largo de todo el centro de la ciudad. 

La  situación es aún peor en la calle Calvo Sotelo, en la que los arboles de gran porte Ginkgo envuelven a las  farolas y anulan la  iluminación, y para soluciónarlo debería realizarse una poda selectiva de los mismos, algo muy  fácil de efectuar, pero que no se  hace.

También y en relación con el centro de la ciudad se ha empeorado la luminanciaen nuestros Jardines de Pereda , donde se hurtaron 102 farolas (con más de 110 lamparas) y que fueron sustituidas por un 20% menos de unidades, y con  unas farolas, que no han mantenido el estilo que  tenían las que había, y las del propio Paseo de Pereda.

Ahora los jardines en las noches además de tener una menor luminosidad, provocan una falta de seguridad al paseante con el parpadeo de la iluminación ideada por Carsten Höler que la gente desconoce, y piensan se trata de una avería  en la instalación, durante los minutos que dura el parpadeo.

Como queda expuesto la luminancia en los  jardines es más pobre que aquella que había existido aunque  se diga ahora que con las lámparas de tecnología LED, la iluminación es más tenue, difusa y cálida.  Por todo ello, nos preocupa  que se diga en relación con la iluminación de las calles en 2.017, que esta será muy parecida a la que cada noche, se puede “admirar” en los  Jardines de  Pereda. Esto lo decimos porque es un clamor popular que la nueva iluminación con lámparas LED, está resultando más fría y  lúgubre, y destruyendo la categoría de  las  farolas fernandinas al  quitarles los cristales de los faroles,  cuando  en numerosos casos no sería necesario y para  ejemplo sirva la calle San Francisco para la que pido se le repongan tal como ha hecho en la estatua a Velarde donde se demuestra que no es preciso retirar los cristales y por ello es lamentable que el concejal responsable diga que han ordenado a Elecnor destruir los  cristales de los faroles ”  porque ya no valen para nada en Santander “.

“De  sabios es  saber rectificar, y no destruir sin  pensar”.

Otros artículos: