PIONEROS EN CONTENEDORES

Por Serafín Fernández Villazón

Enviar a un amigo


EN LA COMUNIDAD DE VECINOS donde vivo, tenemos una caja para recoger bombillas de bajo consumo (que de vez en cuando llevamos al punto limpio) y un depósito de tapones solidarios. En mi terraza, una bolsa para envases de medicamentos, otra para ropa, otra para vidrio, una más para papel y la de envases diversos. El aceite de la freidora lo ponemos en botellas vacías y lo llevamos a su contenedor o al punto limpio. Los CD´s a un depósito horrible que hay en Cuatro Caños. Y luego, la bolsa de basura en la cocina donde va a parar todo lo demás: residuos orgánicos, vasos que se rompen, papeles que no queremos que acaben en manos inconvenientes, trapos pringados en limpiezas de urgencia y el etcétera que quieran ustedes poner.

Ahora, la Concejalía de Medio Ambiente (¿no es redundante ese nombre?) de Torrelavega, propone una nueva separación: los residuos orgánicos. Nada que objetar en principio. Pero...

Durante lo que empieza a ser una larga vida, el trabajo que he realizado lo he hecho mediante contraprestación económica o por razones de familiaridad, amistad o buena vecindad. También por colaboración con entidades deportivas, sociales o culturales. Pero el Ayuntamiento, no sólo me pide que trabaje para él "gratis et amore" sino que presume de que gracias a mi trabajo va a tener un ahorro en las arcas municipales. ¿Y a donde va ese ahorro? Me cobran una tasa de basura y, por otro lado, un canon de reciclaje en multitud de elementos (por ejemplo, bombillas, aceite de motor, cubiertas de automóvil...)

¿A dónde va todo ese dinero? Al menos podría salirnos gratis la recogida de los residuos urbanos. Porque además, muchas de las cosas que enviamos a reciclar tienen "una nueva vida" y alguien paga por ellas (papel, chatarra, aceites, trapos, vidrio...)

¿Ley de transparencia? Unas cuentas que nos expliquen cuanto ingresa el Ayuntamiento por la venta o entrega de todo ello, cuánto cuesta el servicio de recogida y el mantenimiento del punto limpio, cuanto la reposición y ¿limpieza? de los contenedores. Y hacemos el saldo.

Torrelavega tiene -ya lo he escrito anteriormente- demasiados contenedores y chirimbolos. Una ley que obligue al vendedor (esos Centros Comerciales...) a contar con recogida de residuos de los artículos que vende y, si puede y quiere, que negocie con ellos. No pido tanto: los comercios que venden bombillas te recogen la fundida, las farmacias los medicamentos caducados y los envases, los talleres las ruedas, la tienda que te vende la lavadora te retira la antigua. ¿Porqué en los Centros Comerciales no hay depósitos para papel, vidrio, envases, pilas, trapos...? ¿Por qué a la salida de los campos de fútbol no hay contenedores de reciclaje para poder depositar y aprovechar los envases que se generan?

Y una limpieza más eficiente, que de vez en cuando levante los contenedores y limpie debajo. Y un diseño más amable con la ciudad de los muy citados contenedores (esa inútil Federación de Municipios y Provincias...) Un poco de I+D+i en el diseño y la decoración. Y también una unificación nacional de colores, que aquí cada Ayuntamiento va a su aire u ocurrencia.

Otros artículos: