REVILLA Y DE LA SERNA, FRENTE A FRENTE: MI REFLEXIÓN

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo

A Revilla , como persona, le invitaría a comer un cocido montañés, que sé que le encanta; y luego me fumaría un puro con él, que a mi también me gustan.

Le invitaría única y exclusivamente por ser una persona dicharachera, ocurrente y divertida, no por ser Presidente de Cantabria, ya que si estuviera en mis manos, no le dejaría al timón del "tinglado administrativo" que sirve para gobernar Cantabria.

De hecho, ni lo voté jamás, ni tengo intención de hacerlo en el futuro. El eslogan, con el que se presentó a las últimas elecciones fue buenísimo: "sabemos gobernar. A mi, cada vez que lo leía escrito en las vallas publicitarias, me hacía a pensar en otro muy diferente y que yo consideraba que les hacía más honor: "sabemos engañar".

En fin, así es la política, cada uno lo ve e interpreta a su manera; total, muchos pensaran que "gobernar y engañar" se parece, viniendo de políticos.

Y que conste que el engaño no es un arte fácil. Engañar es, además, un verbo transitivo, porque cuando alguien engaña o es engañado, los es "por algo que no es verdad". Nunca se engaña o se es engañado sin más.

Alguien puede "morir, nadar, andar...", y no necesita más complementos; son verbos intransitivos, no necesita ninguna palabra o expresión para transmitir lo que ellos mismos dicen y expresan por sí mismos: alguien puede morir, nadar o andar sin más.

En cambio, "ENGAÑAR" es un verbo transitivo y, por tanto, "pobre", necesitado de un complemento que le llene y dé un sentido completo. Engañar es hacer creer a alguien por medio de palabras, acciones, etc., lo que de modo alquno es verdad.

Engaña quien hace creer a alguien que algo falso es verdadero. Y se puede hacer por pasiva o por activa. Ejemplos del Revilla engañador tenemos bastantes, como cuando en el Parlamento de Cantabria denunció, "por pasiva", sin ruborizarse "el "acoso y derribo" del Gobierno del PP en Madrid, afirmando que "es el mayor problema" de la comunidad" Y encima se quedó tan pancho.

El Revilla engañador por activa también es abundante con múlltiples ejemplos y ocasiones: GFB la fábrica de fibro yeso: iba a ser un gran éxito que nos costó a los cántabros, 35 millones de euros. Lo mismo que la FUNDACION COMERCIO CANTABRIA, 20 millones de euros nos costó la broma. Tras el cambio de gobierno en 2011, mi amigo Ignacio Diego detectó un agujero en las cuentas públicas, tras la gestión de Revilla de 440 millones de euros.

Por no recordar al Revilla que se le calentó la boca y dijo que "había un millón y medio de españoles que no quiere trabajar". Refiriéndose a los desempleados. Como también afirmó que no tener trabajo durante un año conduce a "costumbres nocivas, como salir por las tardes a jugar la partida o al bingo".

Hoy parece más bien que Revilla vuelve a las andadas y sigue su habitual linea de buscar la "excusa fuera de casa" para continuar con su su "falta de previsión" y su "inoperancia" dentro de Cantabria.

En esa línea comprobamos cómo el Diario Montañés publica hoy que "el Gobierno acusa a Iñigo de la Serna de engañar" y esa acusación, al ser falsa, me ha dolido mucho.

Veo cómo Revilla arremete contra Iñigo en un afán revanchista, acusándole de "no haber puesto en marcha nada ni haber contribuido en nada..." Esta es la quintaesencia de Revilla, en el momento que le tocan el ego o desnudan su gestión política, salta como si le hubiera picado un tábano.

Iñigo de la Serna tiene acreditado su trabajo durante años y años en la mejora de la vida de los ciudadanos de Santander y "por sus obras les conoceréis", no por su prosapia, ni por su labia o palabrería, como sucedería con Revilla.

¿Que Iñigo De la Serna o María Rajoy, como Ignacio Diego pueden cometer errores o tener debilidades, sombras o carencias? ¿Y qué humano no las tiene?

Pero hay una diferencia, no sólo en sus diferentes gestiones de lo público, sino en el resultado democrático de las inexorables urnas entre Iñigo, Mariano o Ignacio y Revilla. Los primeros sí ganaron con mayorías y, alguno, repetidas veces. El segundo, jamás obtuvo el respaldo mayoritario de los ciudadanos de Cantabria.

Algo con lo que sueña ahora,sobre todo cuando ve a los diversos partidos cántabros enquistados en diferentes luchas intestinas. Y que nadie duda que la que más me duele y lacera es la que estamos sufriendo en el seno del P.P.

Revilla es una persona que sabe adaptarse muy bien al "ritmo de los tiempos". Por eso, revisando la hemeroteca muchos se llevarán una gran sorpresa, al comprobar que Revilla fue delegado comarcal del Sindicato Vertical del régimen franquista y participó en numerosos actos públicos.

En ellos llamaba a participar “en la olimpiada mundial de las ideologías con la nuestra, que no es otra que la del fundador de la Falange. Y aunque algunos países sigan poniéndonos condicionamientos y objeciones políticas, debemos mantenernos inflexibles”. Palabras textuales de Revilla.

Revilla, un político al que no le gusta hacer los deberes, pero luego quiere ser el primero de la clase.

Por ello, no conviene olvidar, que si Miguel Ángel Revilla ha podido ser presidente por tercera vez es en parte gracias a Podemos, que se abstuvo en su investidura. Que no los ciudadanos, sino el pacto con sus representantes es lo que le ha hecho por tres veces presidente de Cantabria.

“Creo mucho en los ojos de la gente, enseguida me doy cuenta de si alguien es creíble. Los ojos de Pablo dicen la verdad, habla de cosas que siente y se emociona con ellas. Me parece que es una muy buena persona”, afirmaba Revilla sobre Iglesias. Sin comentarios.

Este es Revilla "consejos doy, que para mi no tengo".

Meterse con Rajoy o con Iñigo de la serna es tirar balones fuera. Creo que es propio de los demagogos que al no hacer bien su trabajo dentro, generan enemigos, fuera para así ganarse adeptos dentro. Lo vimos en Fidel y lo vemos en el propio Maduro o en Kim Jong-un.

Y POR ÚLTIMO MI AGRADECIMIENTO A REVILLA Y A MAZÓN (lo cortés no quita lo valiente).

Por último tengo que agradecer a Revilla su colaboración con el Laredo Remo Club (lo cortes no quita lo valiente) ya que, gracias a su gestión y a la del consejero Mazón, los niños de Laredo disponen hoy de un pantalán en el puerto deportivo de Laredo, donde puedan atracar la Embarcación Escuela de Remo, por lo que le estoy profundamente agradecido, lo digo de corazón.

Otros artículos: