LA TRAMPA CATALANA

Por JOSÉ LÓPEZ

Enviar a un amigo

Que el Sr. Gay de Montellá, Presidente de Foment del Treball, la patronal catalana más reaccionaria, antiespañola e independentista que haber pueda, se haya unido al coro del PP y PSOE insistiendo en que Inés Arrimadas inicie negociaciones para la formación de gobierno en Cataluña, es la más la clara demostración de la trampa tendida con las elecciones catalanas, de ahí su celeridad en la celebración.


Escribía hace unas fechas Rafael Sebrango, gran amigo y compañero, que se nos avecinaba en Cataluña otro “abrazo de Vergara”. Sin duda alguna aquél acontecimiento en el que tras ser derrotadas las tropas carlista por las liberales, incomprensiblemente, se les confirmaron los “Fueros de las Provincias Vascongadas y de Navarra”, unos privilegios de los que hoy todavía disfrutan.


Este nuevo abrazo que se pretendía en Cataluña, favoreciendo unos fueros especiales que tranquilizaran una temporada a los independentistas, era el pacto que PSOE y PP tenían pergeñado con el Sr. Iceta, el indultador de los no condenados, el mediador de la traición y entrega a plazos de Cataluña a los independentistas.


El problema que tienen es que los ciudadanos de Cataluña no lo han favorecido y han desenmascarado a estos nuevos felones, que junto a una patronal antiespañola, se habían coaligado para la nueva deslealtad; por eso, ante la derrota sin precedentes que han sufrido, se han concertado para presionar a CIUDADANOS, con ello intentan que la derrota de su planificada traición quede en segundo plano y a base de presionar y presionar hacer que Inés Arrimadas caiga en la trampa de entrar a negociar con los independentistas.


Negociación que nace muerta fracasada e imposible, pues nadie espera que los independentistas olviden su reivindicación del referéndum pactado, del indulto a los golpistas, más un fuero especial para Cataluña con su Banca y su cupo a la catalana.


Con esas condiciones, bien saben PP y PSOE que es imposible el acuerdo con CIUDADANOS, que quedaría desprestigiado por no ceder; entonces se pondría en marcha el Plan B, la entrada en pista del Sr. Iceta, pues él, también constitucionalista podría demostrar que si es posible poner de acuerdo a las partes, sería el gran negociador y además cumplir su sueño de ser Presidente de la Mediorepublica Catalana, ¿y a qué precio?, el de ceder y ceder para alcanzar acuerdos con los independentistas.


CIUDADANOS debe aguantar el tirón, lo contrario sería cerrar las puertas al gran avance que sus políticas están consiguiendo en el resto de España. Resistir es vencer y denunciar a los hipócritas, tarea de los ciudadanos sensatos y contrarios a la desmembración de España, que a los Sánchez y Rajoy ésta les importa poco.