¿SE OLVIDÓ TODO EL MUNDO DEL PUNTAL DE LAREDO?

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo


Hoy nos enteramos por el D.M. que el Gobierno de Cantabria adjudicará a finales de este años unos trabajos consistente en ampliar el dique del puerto de Castro para REFORZARLO en las zonas más inestables.

Es una medida loable que demuestra el trabajo que se está realizando desde los diferentes estamentos castreños para "reforzar y consolidar lo suyo", el dique defensivo y eso hay que aplaudirlo.

En Laredo no sucede lo mismo con el Puntal. Por lo menos desde el ayuntamiento, organismo que debiera realizar todos los esfuerzo para defender una de sus zonas más valiosas desde el punto de vista medioambiental y patrimonial.

La única medida que ha realizado el actual alcalde de Laredo, Don Juan Ramón López Visitación, para defender esa parte de Laredo es aceptar los postulados de quienes defienden la perdida de la concesión que todos laredanos ostentamos en aquella zona.

El alcalde anunció en la prensa que "la Demarcación de Costas en Cantabria y la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Cantabria habían presentado una propuesta de DEMOLICION del aparcamiento, la carretera de acceso y el restaurante Tiburón con el objeto de recuperar el entorno del Puntal, una zona muy castigada por los temporales".

"PARA RECUPERAR EL ENTORNO..." dijeron. Y nunca mejor dicho, ya que Laredo perdería la concesión sobre este territorio entregándoselo a otro organismo, como es "Costas", quien lo podría así "recuperar".

Si hace muchos años Laredo cedió el dominio de gran parte del Puntal a un organismo público, supra-municipal, como es el Gobierno de España, encarnado en lo que conocemos como "Costas", dependiente hoy del Ministerio de Medio Ambiente, no es menos cierto que a cambio obtuvimos lo que la ley nos permitía: la concesión de parte del puntal que, de esta forma, nadie se engañe ¡perderíamos definitivamente!

Concesión que se materializó en la explanada en la que se asienta un aparcamiento y un servicio de hostelería,además del terreno donde está asentado el Club Náutico. Concesión que es total y absolutamente inocua desde el punto de vista medioambiental, ya que no contamina.

Nuestro alcalde, al contrario de lo que hizo el gobierno municipal que le precedió, se ha plegado a los "designios" y deseos de "Costas", aceptando perder la concesión municipal con argumentos como el que recogió la prensa regional, donde el Sr. López Visitación afirmó que "en una reunión mantenida en abril de 2016 con los responsables de la Demarcación de Costas en Cantabria, se pusieron sobre la mesa varias al alternativas entre las que se encontraba una intervención global que incluiría desmantelar toda la explanada, la carretera de acceso y las instalaciones que quedan en pie en la zona".

Así es como se nos vendió y se nos quiere vender la "DEJACIÓN" del ayuntamiento de Laredo, en la obligada conservación y defensa patrimonial del Puntal.

Todo el mundo, ante los argumentos del Sr. López Visitación se preguntará: ¿a cambio de qué se permitirá ese desmantelamiento, esa entrega patrimonial? Muchos laredanos se enojarán, sin duda, cuando se enteren que es sencillamente A CAMBIO DE NADA.

En contraposición a la actitud del actual consistorio, quiero recordar la primera reunión que se celebró entre el ayuntamiento de Laredo y el representante de la Demarcación de Costas en el año 2011 al poco de llegar el anterior consistorio al gobierno municipal de Laredo.

En esa primera reunión en la que yo estuve presente, el Sr. Osorio Manso, Jefe de la Demarcación de Costas, planteó la posibilidad de hacer desaparecer la explanada, los restaurantes, el Club Náutico y la carretera de acceso al puntal. Mi espontánea e indignada reacción fue:

" ¡¡¡ ¿Qué estamos locos, o qué...? !!!"

"¿Cómo Laredo va a perder una concesión que en nada perjudica a ese maravilloso entorno y, en cambio, tanto aporta a las necesidades municipales de Laredo, a su progreso y desarollo?".

"Tengan en cuenta, Sr. Osorio - le manifesté- lo que supone esta zona de esparcimiento y disfrute inocuo, medio-ambientalmente hablando, para el municipio de Laredo; máxime, pensando en la época que más lo necesita Laredo, que es cuando mayor número de personas nos visita, que es la época estival. El verano es el momento en que el sector servicios más se agudiza y más necesidades demanda. No olvidemos que ese entorno cumple fundamentalmente ese "cometido servicial".

"Esta zona patrimonial nos aporta una incalculable riqueza en el ámbito de los servicios y de expansión que tanto necesita Laredo y a la que no podemos renunciar", le dije.

Hoy, cualquier responsable municipal tiene, o debiera tener, la obligación de defender con uñas y dientes el mantenimiento de la concesión de una parte del territorio que tanto aporta a Laredo y de la que es legítima propietaria.

Si existe algún estudio científico o medioambiental solvente que diga lo contrario y que obligue al desmantelamiento patrimonial de lo que es propiedad de Laredo, debiera esgrimirse como razón fundamental que apoye la tesis de la pérdida de ese importante enclave patrimonial perteneciente a todos los laredanos.

No existe ningún estudio que avale la pérdida patrimonial del puntal, salvo la voluntad manifestada por los representantes de un organismo supra-municipal que ni viven, ni conocen Laredo, ni sus necesidades, como los propios laredanos.

Y no puede ni debe apoyarse la tesis del desmantelamiento en base a un hipotético proyecto de recuperación de las marismas, recogido en el nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel que tenía previsto aprobarse, según previsión que maneja el Gobierno de Cantabria "a principios de 2018".

Y aún así, aunque se aprobase ese nuevo proyecto, no sería obice para que Laredo continuara defendiendo y conservando el patrimonio del que es depositario en el Puntal.

Que nuestro alcalde, secundado por toda la corporación, no defiendan las concesiones de Laredo sobre el puntal me parece además de muy grave, una dejación o abandono de funciones injustificada, puesto que entre su cometido está la defensa patrimonial, así como la defensa de los intereses generales del municipio de Laredo y sus gentes.

Y puestos a reflexionar, que también es lícito y entra dentro de la libertad de expresión, quizás y sólo digo "quizás", en la cabeza de quienes ahora defienden el DESMANTELAMIENTO del patrimonio laredano, estén otras consideraciones que, por el contrario, no se ponen encima de la mesa para defender ese "DESMANTELAMIENTO" patrimonial de Laredo, sino más bien se esconden o subyacen de forma latente y silenciosa.

Por ello, me pregunto: "¿entre los motivos del "DESMANTELAMIENTO" del Puntal acaso estará el daño que la construcción del nuevo puerto pudiera estar ocasionando a esa parte del municipio conocida como el Puntal? ¿Tendrá algo que ver la tremenda erosión y modificación que está sufriendo el Puntal desde que se construyó el nuevo puerto de Laredo?

Y si así fuera ¿es posible que con el "DESMANTELAMIENTO" patrimonial quedarían solapados o encubiertos, en cierta forma, los tremendos daños que está sufriendo el Puntal?

No olvidemos que cuando alguien no está en casa no ve las goteras. Ni las ve, ni las siente, ni las padece. "Ojos que no ven...".

Por ello, al desaparecer restaurante, explanada, Club Náutico y hasta la carretera de acceso al puntal, que son patrimonio de Laredo, los testigos serían menos y las manifestación en defensa del Puntal serían escasas. ¿o no?

Otros artículos: