Degradación de nuestra catedral basílica

Por AGUSTIN VAQUERO

Enviar a un amigo
 Despues  del incendio que sufrió  nuestra ciudad se procedió a reconstruir la catedral sin que se terminase  de hacerlo, a  pesar de eliminarse  dos edificios, (el de los juzgados, y el de los miradores) para embellecer el entorno, y haciéndose  verdaderas chapuzas como fueron la edificación  de dos locales  comerciales anexos al edificio  catedralicio (aún existentes) , así como la escalera de granito sintético, actualmente recubierta para eliminar filtraciones. 

Por otra parte se permitió plantar un sauce que impide la visión de gran parte de la torre catedralicia, y de un pino vulgaris y giboso que crece pegado a la pared principal del edificio y que algún gracioso plantó procedente de un adorno navideño y que ahí sigue. La parte más bella de nuestra catedral consideramos es sin lugar a dudas su  claustro del que gran  parte del mismo no puede apreciarse por estar oculto por el enorme árbol al que nadie al parecer  se ha atrevido a podarlo adecuadamente.

Las preciosas ojivas del claustro están soportadas por esbeltas  columnas que en su día fueron reparadas enluciéndolas mediante  cemento y pasandolas un rodillo para que diese la apariencia de piedra. Actualmente en las principales catedrales  de  España ( Burgos, Leon, Sevilla, Santiago…etc ), disponen  de un área  para restaurar con canteros dedicados a su ejecución.

En nuestro caso  se  deberían  reponer las columnas desgastadas y erosionadas ya que algunas de ellas dan la sensación de poder caer  cuando menos se espere, así como  reemplazar las  que se   repararon  chapuceramente  con cemento.  

 Todo lo anteriormente expuesto viene a colación al haberse anunciado por parte de  nuestra  alcaldesa la  reforma que  se  ha proyectado realizar en la plaza de acceso a la Catedral (Plaza del obispo  Eguino y  Trecu ), la  que  consideramos  innecesaria  por  estar actualmente en perfecto estado y en consonancia con la austeridad del estilo catedralicio y porque tampoco se corresponde con el estilo disponer de una fuente octogonal en medio de la plaza.

Debe considerarse que la plaza existente debe mantenerse como espacio religioso, tal  como hasta ahora ha sucedido con las  grandes aglomeraciones  en las  festividades  del Domingo de Ramos y  de Resurreción,  Corpus Cristi, y otros numerosos actos que finalizan actualmente en esta plaza. Por otra parte Santander es la única ciudad que utiliza los arboles para  ocultar sus edificios monumentales y esto es muy fácil de comprobar.

Aquí se pretende plantar ocho tilos  cuando no se conoce ninguna capital que plante arboles junto a  edificios monumentales y sobre todo junto a sus catedrales.La inversión necesaria para este proyecto se ha estimado en 1,2 millones de euros y yo sugiero después de lo dicho que esta inversión se dedique a reparar el claustro de nuestra catedral con maestros canteros que es algo más necesario y urgente.

Otros artículos: