¿PUEDE UN CIEGO GUIAR A OTRO CIEGO?

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo


"Laredo condicionado por los casos judiciales" (Abel Verano).

  --Hay que leer del tirón el artículo de Abel Verano (D.M. 10/06/18) en torno a nuestro municipio para acercarnos a una parte de su realidad política, la que gobierna o "desgobierna, olvidándonos, eso sí,  de la inexistente oposición, que ni está ni se la espera, salvo en alguna perdida página de prensa.

  --Abel Verano se descubre como un gran conocedor de la situación que vive la política pejina en manos del, para mí, con todos los respetos, más inepto gobernante que ha tenido el ayuntamiento de Laredo en toda su historia conocida.

  --El actual alcalde ni tuvo vocación política ni tiene capacidad para afrontar el reto que significa gobernar nuestro municipio con el talante de libertad y tolerancia que exige la vida política municipal.

  --Lo vislumbré en el primer discurso que le escuche y lo he comprobado en el último discursos leído con el que salió del paso, representando a un Laredo de otro tiempo.

  --También lo he comprobado en carnes propias cuando he sido presidente del Laredo Remo Club, donde se caracterizó no sólo en desoír las justas reivindicaciones del remo pejino, sino en crear y poner trabas donde nos las había.

  --Y cualquiera que haya escuchado alguno de sus discursos, siempre leídos, llegará a la conclusión que están confeccionados desde el entendimiento, sensibilidad y vetustez del ex-alcalde López Revuelta, su padre.

--López Visitación es un alcalde anclado en el pasado y aupado en brazos de un Laredo que no existe. La ceguera y miopía que acompañan al actual alcalde solo llevan a nuestro municipio al desastre.

--Conviene recordar aquí la parábola cristiana del ciego: ""¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? (Lucas, VI, 39)"". Amén

Otros artículos: