ALÓ, PRESIDENTE:AQUÍ "LA TUERKA"

Por Manolo Haro

Enviar a un amigo


Apenas transcurrido el primer mes de la nueva presidencia de Gobierno y ya asistimos a los primeros reembolsos de favores para llegar al premio soñado de habitar la Moncloa a cambio de lo que sea.
Y por "lo que sea", es fácil de entender cuando la suma de votos para ganar la moción de censura que culmina la ambición del señor Sánchez es de perdedores, es decir, de quienes no ganaron nunca una elección, pero con la unión de todos consiguieron desbancar al partido ganador. No sé si a eso puede llamarse democracia. 

En principio, los primeros beneficiados son los vascos del PNV -como siempre- que, cual flautistas de Hamelín, va secundados por los ratoncitos de EH Bildu, Sortu, Podemos y lo que se tercie, pero no se conforman con el acercamiento de presos de ETA, sino que exigen la excarcelación de algunos de ellos, bajo el pretexto de enfermedad, vejez u otras evasivas. Perdónenme, pero las víctimas del terrorismo no pueden anhelar que sus muertos sean liberados de sus lugares de reposo.
Y no nos olvidemos del tristemente famoso proceso catalán. Uno tiene la sensación de que se están riendo literalmente de nosotros, pero... no descartemos sorprendentes concesiones que, por otra parte, ya se han iniciado.

RTVE.- Pero la guinda del pastel la ha puesto la entrega del Ente a Podemos. Supongo que por una cuestión de...¿experiencia?. Sí, porque queda en manos de Pablo Iglesias, presentador-director de un canal televisivo llamado "La Tuerka" (*), de marcado orígen bolivariano, cuyo hermano mayor era el escenario venezolano de interminables discursos de Hugo Chaves con su programazo "Aló, Presidente" continuado, ¡como no!, por el hombre que habla con los pájaros.
No sé que cambios habrá. Ni cuando ni como, pero me temo lo peor. Como tantos españoles. De momento ya hay quien asegura que borrará la señal de RTVE de sus televisores aunque la estemos pagando entre todos.
Los pactos entre Pedro y Pablo (no confundir con los apóstoles. Ni siquiera, con los Picapiedra, no  vaya a ser que...), no han hecho mas que empezar. Queda camino por  recorrer. Una larga travesia del desierto. Y si lo que ha empezado es así, lo que nos aguarda es para echarnos a temblar, salvo que se produzca un giro de 180º. Seria lo deseable para bien de los españoles.

Y CANTABRIA, ¿QUÉ?.-  Entre mis dudas, está nuestra tierruca, Cantabria y los cántabros ya que, como escribí en mi anterior colaboración, tengo serias dudas sobre proyectos en marcha. Y no digamos sobre el tantas veces prometido AVE, elemento de contradicciones de nuestro Presidente que, recuerdo, de llegar eufórico de una reunión con Zapatero -"¡Tendremos dos AVEs"!, decía, a renunciar momentáneamente a uno, con posterior marcha atrás de sus palabras.

Ahora tiene un reto. Ha de negociar con el señor Sánchez concesiones para Cantabria. Pero como es amigo del mismo, según fotografías que lo delatan, vendrá con las alforjas repletas. ¿De qué?. Ese es otro cantar.

En fin. Que tengo la impresión de que estamos en tiempos de cambio, es verdad. Pero ya veremos en qué dirección.

(*) Consultar en Google, quienes no lo sepan, qué es La Tuerka, pero con la "K" al revés. Lo demás, creo que sobra.

Otros artículos: