TORRELAVEGA ¿CAPITAL NACIONAL DE BOLOS?

Por Manolo Haro

Enviar a un amigo
                                                                       
Allá en el año 1.969, la plaza junto a la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Torrelavega, fue el escenario del Campeonato Nacional de Bolos de 1ª categoria.
La incesante lluvia que "regó" el acontecimiento, hizo que Jesús Collado, a la sazón Alcalde de la ciudad y Julián Gutiérrez, Presidente de la Federación, dijeran ¡basta! y desde entonces empezó la carrera en busca de una solución para enfrentarse al fenómeno meteorológico, tan habitual por estos lares, en forma de una bolera cubierta.
En 1974, se dieron a conocer los datos en forma de planos que el gran Federico Mallavia había dado a conocer para construir la bolera tapada, cuyo presupuesto inicial era de 14 millones de pesetas.
Fallido el intento de Carlos Monje, Alcalde entonces, de llevar el proyecto a Nueva Ciudad, y
siguiendo con el trasiego de alcaldes, fue José Ramón Tirado en 1.978, quien aprobó en Pleno sacar a subasta las obras con carácter de urgencia, compitiendo con otros emplazamientos, como Nueva Ciudad o Inmobiliaria, para decidirse definitivamente por los terrenos de El Malecón. En 1980 se presentó oficialmente y 3  años más tarde la bolera ya quedaba cubierta.
La coincidencia con el Campeonato de España de 1983, ganado por Manuel Domínguez (+), puso de manifiesto la importancia que, a partir de entonces, tendría la Bolera que desde entonces lleva el más que justo y merecido nombre de alguien que vivió por y para los bolos: Severino Prieto.

CAPITAL "NACIONAL" DE LOS BOLOS.
Hecha esta breve introducción y una vez finalizada la última Semana Bolística, se me antoja pensar que no sería injusto etiquetar a Torrelavega y a su verdadero templo de los bolos, como Capital Nacional de nuestro vernáculo deporte. Todo lo contrario, porque los hechos así lo reclaman.
¿Motivos?. Muchos. Sus instalaciones. Unas 3.000 personas cómodamente sentadas y con total visibilidad desde todos los ángulos. Acceso cómodo para aparcamientos de vehículos. Techo practicable en función de las necesidades de cada momento. Tecnologia y logística de última generación que permite seguir al instante todos los datos para los medios de comunicación. Información complementaria monitorizada, así como todo tipo de servicios.
Y, muy destacable, la experiencia, veteranía, coordinación, dedicación y entrega de una organización sin fisuras, como se ha demostrado en los últimos campeonatos nacionales.
Campeonatos que han acogido tardes memorables, con campeones emergentes (Víctor González), otros habituales (Oscar González, Jesús Salmón, Rubén Haya, Rubén Rodríguez...), o nuevas generaciones que aseguran la continuidad de nuestros bolos (infantiles, juveniles, féminas...); con récords batidos ante el jolgorio de miles de aficionados, muchos de los cuales no tuvieron cabida al colgarse el cartel de "No hay billetes".
Un auténtico éxito general en todos los conceptos. Méritos más que sobrados para institucionalizar la "Severino Prieto" y a Torrelavega, como
CAPITAL NACIONAL DE LOS BOLOS.

Sobre todo, para los campeonatos nacionales, con independencia de los acontecimientos regionales (ligas, concursos varios, etc.) a disputar por toda Cantabria que, por cierto, cada vez cuenta con más corros cubiertos, evitando así suspensiones o aplazamientos por causa de la lluvia... y el viento.
Además, supondría reducir tiempo y trabajo. El cutio está siempre en perfecto estado. Caja cuidada, escenario adecuado... pues nada. Seguro que habrá réplicas a este deseo que se basa, fundamentalmente, en la opinión de una inmensa mayoría de aficionados y no solo de un servidor que, por supuesto, aceptaría de buen grado esa posibilidad.

Otros artículos: