A debate en Cantabria24horas.com

ICONO DEL CATALANISMO

Enviar a un amigo

Todos los años, en la fecha del 11 de septiembre, se rinde homenaje por medio de una ofrenda floral al político catalán Rafael Casanova. Pero... ¿quién era este personaje histórico para los catalanes que, además, es un símbolo para el nacionalismo catalán?

Rafael Casanova i Comes nació en la localidad barcelonesa de Moyá en 1660 y falleció en San Baudilio de Llobregat en 1743. Fue jurista, partidario del archiduque Carlos de Austria (por lo tanto, un austracista) en la Guerra de Sucesión Española, y Conseller en Cap de la ciudad de Barcelona. También llegó a ser la máxima autoridad militar y política de Cataluña durante el sitio borbónico de Barcelona.

Casanova fue herido en la batalla final del 11 de septiembre de 1714, y fue exonerado de sus cargos políticos y militares y volvió a ejercer la abogacía hasta poco antes de su muerte. Mantuvo el contacto con varios de los que habían sido dirigentes de la ciudad durante el sitio de la monarquía borbónica a Barcelona, así como con los exiliados en el imperio austríaco, y se le atribuye la autoría de un opúsculo austracista publicado en 1736.

File:Rafael Casanova (Rossend Nobas)

Como Conseller en Cap de Barcelona, la ciudad se gobernaba a sí misma y tenía a su cargo a 6 magistrados, los Consellers, que tenían un mandato limitado a un año; eran elegidos por sorteo mediante el sistema de insaculación. Para el cargo de Conseller en Cap sólo figuraban en el saco correspondiente los nombres de aquellos que tenían el título de Ciutadans Honrats (Ciudadanos Honrados), una distinción que sólo se otorgaba a aquellos ciudadanos que se habían distinguido sobremanera en el servicio público a Barcelona. Casanova era uno de ellos. Como consejero tercero desarrolló su cargo Rafael Casanova hasta que tres meses después, en abril de 1706, las tropas de Felipe V, con el rey a la cabeza, rodearon la ciudad e iniciaron el Sitio de Barcelona (1706) para reconquistarla.

Icono del catalanismo

Su figura se ha convertido en un icono del catalanismo, que le rinde tributo como a uno de sus grandes patriotas. Es algo que ha sido habitualmente cuestionado por quienes lo consideran un mero austracista.​ La ciudad de Barcelona le dedicó en 1863 una calle, y en 1888 erigió una estatua en su memoria en el lugar donde todos los años se le rinde tributo con una ofrenda floral en los 11 de septiembre.

Eso sí, los homenajes en su honor fueron prohibidos durante las dictaduras del Miguel Primo de Rivera y Francisco Franco, e incluso su estatua fue retirada de la calle. Desde su restitución en 1977, el monumento a Casanova es escenario de estos homenajes florales durante la Diada de Cataluña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Últimos A debate: