Editorial Cantabria24horas.com

Diplomacia española con una clara orientación económica

Enviar a un amigo


El presidente Rajoy ha insistido en que la diplomacia española "debe tener una clara orientación económica". Estos días ha tenido tiempo de poner en práctica este principio en su viaje de ida y vuelta desde EE.UU. a Europa, desde la búsqueda del crecimiento hasta las exigencias de la austeridad en una coyuntura económica difícil.

La economía internacional está atravesando un nuevo bache, que no sólo se detecta en Europa, sino también en EE.UU. y China. En los mercados, la liquidez, al igual que el crédito, no abunda. El caso Bankia ha dado la vuelta al mundo. La suerte de Grecia está en el aire, lo que provoca presiones sobre el euro.

Casi todo gira hoy en torno a Europa, incluida la reelección de Obama, que el pasado fin de semana hizo un movimiento para que la zona euro zanje la fase de la austeridad y pase al crecimiento, en línea con sus propias estrategias expansivas. De hecho, el inquilino de la Casa Blanca podría hacer algo por Europa en este sentido: renunciar a la política de dólar débil, fruto de una política monetaria muy laxa de la Reserva Federal destinada, entre otras cosas, a fomentar las exportaciones norteamericanas frente a otros. Países emergentes como Brasil ya han mencionado a su vez esta cuestión.

En cualquier caso, Obama pudo comprobar en Camp David su escasa influencia sobre una Europa que quiere tratar sus problemas en circuito cerrado, lo que hace de la diplomacia en la zona interna una cuestión central. Es aquí donde España empieza a tomar iniciativas respecto a la nueva fase (la de construir el edificio incompleto de la moneda única) que arranca.

Hasta ahora, el Gobierno de Rajoy ha sentido una elevada sintonía con la alejada Gran Bretaña (con la que comparte la idea de un calendario de ajuste más acorde a los ritmos de las economías, así como el proyecto de desarrollo del mercado interior digital europeo), pero las circunstancias le están aproximando de una manera cada vez más visible a Alemania.

Lo dijo el jueves en Roma el patrón del BCE, Mario Draghi: Europa vive un momento decisivo en el que se requiere mucha imaginación. Hay propuestas que a corto plazo se están desechando, como los eurobonos que defienden Francia e Italia, y sobre los que Rajoy se ha alineado con Angela Merkel por juzgarlos prematuros. Se requiere cambios de tratados y una aproximación mayor a una unión fiscal (así como un acercamiento de los tipos de interés que han de pagar las deudas soberanas) para que vean la luz.

Con la canciller alemana, España ha avanzado en la idea de promover la unión bancaria europea, que puede ser abordada en la próxima cumbre del 30 de junio y aplicada en un plazo de tiempo relativamente breve. Una medida así supondría un gran alivio para la banca española, pendiente de auditorías internacionales sobre su estado y necesidades reales.

Respecto al impulso de nuestra economía, España juega la partida en el tablero de Bruselas, donde el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha mostrado su disposición a "aplicar el Pacto de Estabilidad en el sentido del crecimiento". Un aplazamiento del cumplimiento del plan de ajuste es por ello posible. Quedan dos años para que se resuelva la crisis de la deuda soberana, según Alemania. De modo que mientras los nuevos escenarios se van despejando, España confía en el BCE para cubrir los riesgos temporales. Hay mucho frente abierto pero también se ven perspectivas.


Últimas Editoriales

KIOSKO DE PRENSA

ESPAÑA HA DEMOSTRADO QUE HA SABIDO HACER LOS DEBERES

Los datos de creación de empleo conocidos ayer a través de la EPA "constituyen un claro punto de inflexión en el ritmo y en la solidez de la recuperación económica española". Leer +
Nuestra encuesta encuesta
¿Como ve la intención del PP de dar la alcaldía al candidato más votado con una prima especial en concejales?




Opinion curiosidades

La Tía Josefuca

Siempre he defendido -incluso a efectos de un derecho estatutario- la necesidad de proteger, a efectos de investigación, el viejo habla montañesa. Leer +