Editorial de Cantabria24horas.com

EL ESTADO RESPONDE PARA RESTAURAR LA LEGALIDAD

Enviar a un amigo

EL ESTADO RESPONDE PARA RESTAURAR LA LEGALIDAD

La aplicación del artículo 155 de la Constitución está plenamente justificada para impedir que la Generalitat y el Parlament sigan actuando contra el interés general y garantizar que cumplen con la ley y con sus obligaciones constitucionales. No es la vía que quería el Gobierno ni ningún demócrata, pero sólo Puigdemont y quienes le acompañan en esta disparatada aventura contra el Estado de derecho son responsables de lo ocurrido. La democracia tiene el derecho y el deber de defenderse, y el Gobierno, por fin, ha decidido liderar la respuesta constitucional a la crisis catalana, con el apoyo de PSOE y Ciudadanos. Las medidas son drásticas, contundentes y proporcionales al reto planteado por el desafío Independentista, cuya amenaza al orden constitucional es tan grave como la que sufrió la democracia española el 23-F de 1981. Los ciudadanos catalanes tiene que estar tranquilos: el Estado de derecho y la Constitución garantiza sus derechos y libertades, incluido el autogobierno.

EL PAÍS 1, 14 Editorial

EL GOBIERNO DEVUELVE LA LEGALIDAD A CATALUÑA

Con la determinante actuación del Gobierno destituyendo a los dirigentes de la Generalitat, ayer comenzó el esperado y necesario retorno de Cataluña a la legalidad y a la normalidad política. Después de que los independentistas hayan dado sobradas muestras de su negativa a rectificar y de su empecinamiento en el desafío, es imprescindible actuar con toda la potencia que la Constitución otorga al Estado para garantizar la soberanía nacional del pueblo español, la unidad territorial y defender los intereses generales de España en el exterior. Puigdemont sabe que su insólita y delictiva aventura está llegando a su final.

EL MUNDO 1, 3 Editorial

LA DEMOCRACIA VUELVE A CATALUÑA

Nuestra democracia entró ayer en una nueva fase para la pervivencia del sistema constitucional de 1978. La aplicación del artículo 155 en Cataluña era imprescindible e inevitable para rescatar a la democracia del golpe de Estado dado por la Generalitat y su presidente, Carles Puigdemont, destituido con todo merecimiento. Al Estado solo le quedaba el recurso de una profunda intervención, que en absoluto es discrecional o autoritaria, para acallar a un Ejecutivo sedicioso y controlar al Parlament, monitorizar a los Mossos desde su cúpula, e impedir que la radio y televisión públicas sean más tiempo los altavoces de una insurrección. Ni la autonomía ni el autogobierno de Cataluña han quedado en suspenso: solo se garantiza la supervivencia de la democracia. España, como realidad nacional e histórica, como Estado respetado y respaldado en Europa y el mundo, tiene la obligación de defenderse sin miramientos de quien se ha propuesto extinguirla

ABC 4 Editorial

155: APLICACIÓN DEL ESTADO DE DERECHO

La aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña es una medida absolutamente necesaria para garantizar la democracia que el Gobierno rebelde de la Generalitat ha pretendido destruir. Al presidente Mariano Rajoy, con el apoyo de los partidos de la oposición que le respaldan, no le ha temblado el pulso a la hora de cumplir con su deber para restaurar la legalidad en Cataluña y defender las libertades e intereses de todos los españoles, gravemente amenazados por la actitud incalificable del Ejecutivo de Puigdemont y sus cómplices, que han utilizado sin pudor las instituciones catalanas para dar cobertura a su golpe de Estado contra la democracia. Ahora toca dar voz a la mayoría de los ciudadanos silenciados y despreciados por los responsables del proceso secesionista. Los ciudadanos necesitan salir cuanto antes de esta agonía, que no beneficia absolutamente a nadie.

LA RAZÓN 3 Editorial

PUIGDEMONT DEBE CONVOCAR ELECCIONES YA

La aplicación de la versión más dura del artículo 155 de la Constitución que el Gobierno propone al Senado supone la suspensión completa de la autonomía de Cataluña, rompiendo la esencia misma de los pactos de 1977. Desde LA VANGUARDIA defendemos la Constitución, no deseamos la ruptura con España, hemos criticado reiteradamente el quietismo del Gobierno español estos últimos años, hemos abogado siempre por la vía del pacto, pero no podemos aplaudir este momento triste, injusto e inquietante. Pero la dramática desactivación de la Generalitat puede ser evitada si Puigdemont convoca elecciones y da la palabra a los catalanes para que decidan qué rumbo tomar ante tan grave situación. Hay que defender la institucionalidad catalana ganada con tantos sacrificios y esfuerzos. Hay que poner por delante de todo la estabilidad y el progreso económico, el bienestar y la tranquilidad de la gente. Todo un tiempo histórico está en peligro. "President, posi les urnes!".

LA VANGUARDIA 1, 30 Editorial

ES NECESARIO QUE CATALUÑA VUELVA A LA LEGALIDAD

Es cierto que la Generalitat y los independentistas han colocado a Cataluña fuera del ordenamiento constitucional y estatutario, creando una crisis que amenaza con devorar 40 años de autogobierno, pero la dolorosa y políticamente incierta aplicación del artículo 155 decidida por el Gobierno dista de ser la intervención quirúrgica y puntual de la que se hablaba días atrás. Más que nunca es el tiempo de la grandeza y la responsabilidad política, de encauzar por la vía política un conflicto que ya está desbocado. El regreso de las instituciones de la Generalitat a la legalidad y que, por tanto, el artículo 155 no entre en vigor, es hoy la única hoja de ruta posible, y cabe exigir a nuestros dirigentes que se apliquen a ello, por el bien de todos.

EL PERIÓDICO 20 Editorial

En la frontera misma de lo irreversible (Francisco Rosell EL MUNDO 1, 2) De haber aplicado un 155 de mínimos, ese Estado menguante hasta la conmiseración evocaría a aquel ratón que se asustó tanto que se fue en busca del gato.

No tengáis miedo (Bieito Rubido ABC 2) Aunque quizás habría que haber actuado antes en Cataluña, debe quedar claro que los sediciosos son los únicos culpables de la actual situación.

Días que uno no pensaba vivir (Màrius Carol LA VANGUARDIA 2) Tener el autogobierno intervenido es un fracaso. Solo se me ocurre que Puigdemont convoque elecciones antes de que se reúna el Senado y que volvamos a repartir cartas para para parar, en parte, el 155.

President, ponga las urnas (Enric Hernández EL PERIÓDICO 3) Hoy es Carles Puigdemont, presidente de todos los catalanes, quien tiene en sus manos el poder ahuyentar el drama.

¿Está España preparada para el 155? (C. Álvarez de Toledo EL MUNDO 13) El Gobierno tiene que aplicar el 155 cueste lo que cueste, incluso recurriendo al Ejército si fuera necesario.

El fracaso de la España autonómica (Lucía Méndez EL MUNDO 14) La aplicación del 155 es un antes y un después en la España autonómica. Seis meses esperan de ignota eternidad.

Tensión interna en el Gobierno: "No podemos repetir errores" (Carlos Segovia EL MUNDO 22) Rajoy respalda la línea de Soraya de tardar en actuar "por prudencia".

Matar recibiendo (Arcadi Espada EL MUNDO 25) El 155 llega tarde y con la marea ya muy alta. Tardó Rajoy. Como han tardado casi todos en la España incrédula y confiada.

Un gran día (Herman Tertsch ABC 14) El día de ayer pasará a la historia como el día de la defensa de una España que demuestra por primera vez en décadas que se quiere y respeta.

La haka (Ignacio Camacho ABC 15) Al Estado, que hasta ahora ha sido yunque, le toca ser martillo. Está prohibido flaquear o fracasar en el momento crítico.

Se acabó lo que se daba (J. María Carrascal ABC 16) Tras años aguantando el cachondeo de los analistas y los desplantes de los secesionistas, Rajoy ha dicho basta.

De blando, nada (Luis Herrero ABC 32) De 155 blando, nada: destitución del Gobierno catalán en pleno, limitaciones al Parlament, control de los Mosos y de la TV3…

El gas del globo (Luis Ventoso ABC 17) La aplicación del 155 logrará parar la máquina independentista de lavar cerebros, porque cesará de manar el dineral público que la sostiene.

Apuesta en diferido (Curri Valenzuela ABC 22) En Moncloa todavía se sueña de la posibilidad de que Puigdemont convoque elecciones y el asunto se liquide con un pelillos a la mar.

Despistar al guardia (Salvador Sostres ABC 25) Puigdemont está acorralado, y no solo por el Estado: sin empresas, sin bancos, sin reconocimiento internacional...

El 155 y las 7 y media (Antonio Burgos ABC 15) Igual que Don Juan Carlos I fue "el Motor del Cambio", Don Felipe VI ha sido "el Motor de la Unidad de España".

El Rey de la democracia (J. Pablo Colmenarejo ABC 5) Felipe VI se ha puesto al frente del Estado para defender la democracia que no queremos dejar de tener ni un minuto.

Podemos no para, continúa cavando su fosa (A los Cuatro Vientos ABC 16) Cada vez está más claro su apoyo al secesionismo, en contra de la opinión de la mayoría de los españoles.

La cabra tira al monte (Alfonso Rojo LA RAZÓN 2) La mayoría de los españoles llevábamos tiempo clamando por algo como lo que ayer escenificó Rajoy. Se han acabado las pamplinas.

Rajoy, el prudente (J. María Marco LA RAZÓN 28) A pesar de su cautela, Rajoy ha tenido que tomar algunas de las decisiones más difíciles de la historia de la democracia.

Pongamos que hablo del 155 (Sabino Méndez LA RAZÓN 38 ) El 155 abre grietas entre los técnicos y teóricos del soberanismo, que intentan tapar con manifestaciones como la de ayer.

Y mientras, en el Palau… (Lola García LA VANGUARDIA 15) Puigdemont está bajo presión de quienes piden elecciones y los que exigen la DUI. Con el 155, ganan los segundos por goleada.

Lo que Rajoy ha unido... (Isabel García LA VANGUARDIA 22) La intervención del Parlament aumenta la base soberanista, a la que se unen los comunes en la defensa de las instituciones.

La reeducación (Antonio Puigverd LA VANGUARDIA 24) Rajoy sigue sin reconocer al sujeto social contra el que actúa: los más de dos millones de catalanes que apoyan la independencia.

Game over… (Olga Ruiz EL PERIÓDICO 18) President, convoque elecciones. Todavía tiene una vida extra, juéguela bien, se le acaba el próximo viernes. No nos lleve a todos al game over.

Últimas Editoriales: