Editorial de Cantabria24horas.com

ENTRAR EN UNA GUERRA DE LENGUAS ES UN RETROCESO

Enviar a un amigo

LA ACCION DE LA JUSTICIA AHOGA AL INDEPENDENTISMO

El Tribunal Supremo ya no solo se investiga las responsabilidades de los exmiembros del Gobierno catalán sino también las de las cúpulas de los partidos implicados en el proceso independentista catalán. Los investigados tendrán que desmentir las declaraciones de la dirigente de la CUP Mireia Boya, que en su declaración judicial defendió la plena validez y pretensión de la eficacia de la DUI. Estamos en la plasmación en el ámbito jurídico de la división que reina en el bloque independentista con estrategias políticas y judiciales disonantes cuando no contradictorias. El último caso es el de la huida de otra investigada, Anna Gabriel. El ovillo del unilateralismo ahoga cada día más al independentismo político como consecuencia de la acción implacable de la Justicia. Además, el problema político continúa. La constitución de un Gobierno en Cataluña es hoy un punto de consenso general: lo desea la casi totalidad de la población. Solo Puigdemont y sus fieles ignoran este sentir.

EL PERIÓDICO 6. Editorial

El pozo sin fondo de la corrupción de los Pujol (EL MUNDO 3 Editorial) Algunos no dudaron en pisar el acelerador de la locura independentista para enterrar las corruptelas del nacionalismo catalán. Cabe confiar en la Justicia para que no haya impunidad.

Elogio de la confortabilidad (Màrius Carol. LA VANGUARDIA 2) Se entiende que Puigdemont busque una salida honorable tanto en lo personal como en lo político. Pero sabiendo que existe poco margen para los inventos.

Ingobernables (Ferran Caballero. EL MUNDO 2) Parece que los únicos que echan de menos un Gobierno catalán son los del Gobierno del Estado.

Buscando a Bruto (Julián Cabrera. LA RAZÓN 20) ERC y PdCat anhelan recuperar el poder -ya negocian reparto de consejerías- y encerrar a Puigdemont ente lujos en Waterloo.

Los frentes de la investidura (Astrid Barrio. EL PERIÓDICO 4) Las consecuencias del 155 empiezan a apremiar, pero la verdadera batalla se libra en el exilio y en el ámbito judicial.

DESPÓTICA DERIVA CATALANISTA DEL GOBIERNO BALEAR

La desmedida ambición de poder de Francina Armengol ha convertido a los ciudadanos de Baleares en rehenes del nacionalismo catalanista radical de Mès y Podemos, los dos grupos políticos que la mantienen al frente del Govern. Ayer miles de ciudadanos se manifestaron para oponerse al decreto que antepone el conocimiento del catalán a la preparación profesional y académica de los aspirantes a una plaza en la sanidad pública. Un proyecto legislativo delirante y excluyente; algo que ni siquiera Puigdemont se atrevió a legislar en Cataluña. La obsesión identitaria de Armengol no puede estar por encima de la calidad de la sanidad pública y de las necesidades de los ciudadanos. Pero aunque esto, junto a otras medidas que ha tomado en sus esfuerzos por convertir a Baleares en parte subsidiaria de esa ficción denominada Països Catalans, es grave, también lo es la derogación del trilingüismo que intentó implantar el PP, de manera que es casi imposible elegir el castellano como lengua vehicular en los colegios. Pedro Sánchez debería reaccionar ante la despótica deriva catalanista del socialismo balear, que no hace sino romper la convivencia e instaurar el enfrentamiento social.

EL MUNDO 3. Editorial

ENTRAR EN UNA GUERRA DE LENGUAS ES UN RETROCESO

La experiencia indica que las políticas de uso obligatorio de una lengua, en el caso de Baleares, el catalán, acaban aplicando medidas coercitivas, como ocurrió en Cataluña con la rotulación de comercios. Baleares sigue los mismos pasos, incluso de una forma aún más radical. Así deben entenderse que el gobierno socialista de Francina Armengol, con apoyo de Podemos y los nacionalistas, obligue a los médicos a saber catalán para ejercer y optar a traslados. Esta medida cuenta con el rechazo de la mayoría de la comunidad sanitaria, que considera que va en contra de la igualdad para el acceso laboral. Legalmente, la medida no tendrá mucho recorrido, pero de entrada ha introducido un elemento de discordia. Se trata de un error inmenso que abona un conflicto puramente identitario. Si los defensores de la inmersión lingüística argumentan que su aplicación es la clave de la cohesión social, ahora vuelve a ponerse sobre la mesa su carácter conflictivo. Entrar en una guerra de lenguas es un retroceso.

LA RAZÓN 3. Editorial

En defensa del catalán (Xavier Vidal-Folch. EL PAÍS 2) Cataluña es el catalán. No busquen eliminar -en el fragor del pulso contra la secesión- la riqueza económica, cultural y lingüística que aportan los catalanes.

Pirómanos (Almudena Grandes. EL PAÍS 48) Me parece sospechosa esta ocurrencia de aprovechar el 155 para cargar contra la inmersión lingüística en Cataluña.

Iceta, el domador (F. Jiménez Losantos. EL MUNDO 2) Iceta ha resucitado para defender la doma (Boadella) de los niños de lengua española, que empieza en la infancia.

Cesarismo populista (Raúl del Pozo. EL MUNDO 48) En el Comité Federal del PSOE, Lambán criticó el maltrato injusto e ilegal a la lengua castellana, pero la dirección federal no quiso meter las manos en la cesta de las serpientes de la inmersión lingüística.

La lengua catalana (Juan Manuel de Prada. ABC 12) No hay que relegar el catalán para beneficiar el castellano, sino restaurar el catalán como lengua plenamente española.

Hablar español (Isabel San Sebastián. ABC 13) Proteger el libre uso del español en toda España, incluida Cataluña, es un deber sagrado del gobernante.

El catalán (José Mª Carrascal. ABC 14) Las lenguas son instrumentos de entendimiento entre los pueblos. En España son justo lo contrario: mecanismos para distanciarnos y enfrentarnos.

ES FUNDAMENTAL SACAR ADELANTE LOS PRESUPUESTOS

La crisis política catalana y la pugna electoral de los partidos con vistas a los próximos comicios están produciendo un nuevo bloqueo presupuestario. Hacienda ha avanzado que el Gobierno podría prorrogar por segunda vez los Presupuestos Generales del Estado, resignándose así a no actualizar las cuentas públicas hasta 2020. Ésta no es la manera más conveniente de gobernar. La falta de proyecto presupuestario amenaza con generar problemas a diversos colectivos y es un obstáculo para la buena marcha de la recuperación económica. Es fundamental sacar adelante los Presupuestos, ya que esta ley es la esencia de un Gobierno y determina toda su estrategia de acción, fijando las prioridades a ejecutar. El diseño de las cuentas públicas es el eje sobre el que pivota el Ejecutivo y ni puede ni debe renunciar a él. Además, contienen medidas y acciones en distintos ámbitos que quedarían paralizadas. Ni el PP puede conformarse con ir tirando de parches ni la oposición eludir su responsabilidad al negociar el nuevo diseño de las cuentas públicas. Hay que aparcar intereses partidistas y dejar las diferencias a un lado para desbloquear la situación y pactar unos Presupuestos con los que reactivar el país.

ABC 4. Editorial

Un mapa fiscal y de financiación autonómica que hay que abordar (CINCO DÍAS 6. Editorial) La crisis catalana y la falta de acuerdo en los Presupuestos han generado una parálisis política de la que hay que salir.

Y ADEMÁS…

  • Límites del Estado de derecho (EL PAÍS 12. Editorial) La condena del Tribunal de Estrasburgo a España por "el trato inhumano y degradante" a los etarras que atentaron en la T-4 de Barajas subraya los límites del Estado de derecho al perseguir el crimen.
  • Revanchismo por un puñado de votos (ABC 4. Editorial) El sectarismo ideológico de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no tiene límites. Homenajear al chequismo es guerracivilista y antidemocrático; es provocativo e irresponsable
  • El voto biográfico (Ignacio Camacho. ABC 13) El duelo en el centro derecha no es ideológico ni casi político sino generacional y territorial: un pulso demográfico.
  • La playa política (Elena Costas. EL PAÍS 13) Los partidos más cercanos al centro, PSOE y Cs, han desplazado su interés hacia los electores de centroizquierda y centroderecha. Sánchez y Rivera desoyen los cantos de sirena que les reclaman moderación y centrismo.
  • El secreto zen de Rajoy (Sergio del Molino. EL PAÍS 15) Un Estado tecnocrático sin orientación ni dirección política es lo más cerca que podemos estar de una pesadilla de Kafka. Alguien debería romper el éxtasis zen de Rajoy.
  • Los salarios, todavía estancados (EL ECONOMISTA 3. Editorial) La caída acumulada de los salarios entre 2008 y 2015 se situó en el 12%, y eso contribuye a elevar el esfuerzo económico de los hogares para comprar casa.
  • Europa ante el reto de su seguridad (LA VANGUARDIA 18. Editorial) La cuestión es si Europa está decidida a tomar las riendas de su seguridad, lo que significa aumentar sus inversiones en defensa, inteligencia y justicia.
  • Infierno sirio (EL PAÍS 12. Editorial) Es urgente un compromiso internacional para poner fin a una situación que no sólo está generando la mayor catástrofe humana del siglo XXI, sino que está jugando peligrosamente con la posibilidad de una gran guerra.

Últimas Editoriales: