Editorial de Cantabria24horas.com

ACERCAR LOS POLÍTICOS PRESOS A CATALUÑA SERÍA UN SINTOMA DE DISTENSIÓN

Enviar a un amigo

LA UE SE JUEGA SU EXISTENCIA CON LA INMIGRACIÓN

La inmigración ilegal es el problema más importante que deberá afrontar la UE en las próximas décadas y en él puede estar tanto el germen de su autodestrucción como la fuente de su regeneración. La llegada del Aquarius es apenas uno de los ángulos del problema. La imparable globalización del conocimiento y la destrucción de varios países de la orilla sur del Mediterráneo han creado una situación que no se puede afrontar con gesticulaciones efectistas a corto plazo, como las que ha decidido emprender el Gobierno socialista. Lo que se dispone a hacer Sánchez -primero con el mensaje que envía con la acogida unilateral del Aquarius y después con la eliminación de las concertinas de la valla de las fronteras de Ceuta y Melilla- tendrá sin duda un efecto dramático y no hará más sencillo el problema, sino todo lo contrario. La inmigración ilegal es un problema europeo y solo se resolverá con la cooperación de todos los países. Actuaciones individuales como ésta empeoran la situación y no favorecen tampoco los intereses de los que sueñan con llegar aquí.

ABC 4. Editorial

EL "AQUARIUS" ES UN CAMBIO DE RUMBO EN INMIGRACIÓN

España no puede sustraerse del entorno europeo a la hora de abordar la inmigración y la acogida de refugiados. Hablamos de una política común, que priorice un control de los flujos migratorios con base humanitaria y no estrictamente policial, y un trabajo efectivo en los países de origen. Por eso, las primera medidas del Ejecutivo de Pedro Sánchez deben leerse, como decía la portavoz del Gobierno, como "un toque de alerta" cara a la cumbre europea del 28 y 29 de junio. La adopción de medidas excepcionales en el caso Aquarius ha significado un cambio de rumbo de España, acrecentado por el anuncio de poner fin a las concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla. Pero no hay que olvidar que se trata de gestos -que son trascendentes, porque denotan un sesgo progresista distinto a la dinámica del PP- que no evitan un debate más a fondo del tema. Hasta hoy, la actitud de Gobierno ha sido contemplativa, con más énfasis en la represión que no en el trato humanitario. Ahora, la proliferación de pateras da a España la oportunidad de hacer oír su voz en el concierto europeo.

EL PERIÓDICO 8. Editorial

Sánchez por el camino de Zapatero (Francisco Rosell. EL MUNDO 2) Al abrirle el puerto de Valencia y acoger a estos emigrantes y exiliados, Sánchez lanza un mensaje a las mafias del tráfico de personas sobre España como puerto franco para el comercio de personas.

Europa elige: ¿Sánchez o Salvini? (Enric Hernàndez. EL PERIÓDICO 9) Cada cual a su manera, el ultraderechista italiano Matteo Salviniy el socialdemócrata español Sánchezhan removido las aguas cenagosas del debate migratorio en Europa.

Europa fondea en el Mediterráneo (Javier Redondo. EL MUNDO 18) No hay que confundir humanismo y buenismo. El deber de la solidaridad receptiva no se agota hoy. Tiene un coste que merece la pena explicar y asumir con madurez.

Fronteras de Europa (Fernando Palmero. EL MUNDO 18) Marruecos trata de expulsar a los inmigrantes que llegan al Gurugú. También España hace su trabajo. A veces, al límite de lo legal y lo ético. Pero no debería el Gobierno de Sánchez actuar con frivolidad.

Advertencia y despedida (José Mª Carrascal. ABC 16) Si Europa no es capaz de resolver el problema de África, menos van a poder hacerlo los gestos del Gobierno Sánchez.

Gas y postureo (Luis Ventoso. ABC 17) No se puede gobernar con 84 diputados ¿Y cómo se enmascara ese gas? Pues con palabrería y gestos cosméticos. El presidente disimula su inanidad con raptos de buenísimo poco meditados, como traer al Aquarius.

Efecto llamada electoral de la nueva izquierda (José Mª Marco. LA RAZÓN 2) El PSOE busca votantes urbanos de Podemos, tolerantes con la migración y confía en no tener el rechazo de sus votantes, mucho más reacios a recibir extranjeros.

TORRA VUELVE A LAS ANDADAS ANTE LA DEBILIDAD DEL ESTADO

La piedra de toque del Gobierno de Sánchez será su respuesta al desafío secesionista, porque el independentismo mantiene incólume su voluntad de desbordar los límites legales. El Gobierno está modulando sus mensajes para allanar el camino para la reunión entre Sánchez y Torra, pero el Govern muestra síntomas inequívocos de volver a las andadas. El president ha restituido el Diplocat, ha reabierto las embajadas en el exterior y ha rescatado TV3 con una inyección de 20 millones de euros. Además, exige "una relación bilateral" como si fuera un jefe de Estado y no el presidente de una región. El Gobierno catalán ha dejado claro que el reto soberanista sigue en marcha, por eso no se entiende que una de las primeras medidas de Sánchez haya sido el levantamiento del control financiero a la Administración catalana. Con sus concesiones, Sánchez ha roto la unidad del bloque constitucionalista tras recibir el apoyo de los secesionistas a la moción de censura y después de que la ministra de Política Territorial haya desempolvado la idea socialista de modificar la Constitución en un sentido federal. La prioridad de Sánchez debe ser hacer frente al embate secesionista. Cualquier acercamiento en vano puede salirle muy caro al Estado.

EL MUNDO 3. Editorial

TORRA DEBE HABLAR CON SÁNCHEZ COMO PRESIDENTE DE TODOS LOS CATALANES

El cambio de Gobierno ha abierto una tímida posibilidad de reconducir la tensión en Cataluña, siempre que las fuerzas políticas tomen conciencia de los errores cometidos y de los límites de sus respectivas estrategias. El nuevo presidente del Gobierno ha anunciado su intención de reunirse con el president de la Generalitat. Torra, salido de un Parlament que representa a todos los catalanes, independentistas o no, no puede seguir desacreditando la Generalitat poniéndola a los pies de los autoproclamados líderes espirituales. La dignidad de la institución exige que Torra actúe como tal, no como portavoz de un tinglado propagandístico con el que los independentistas han buscado desacreditar internacionalmente la democracia. Al no haber puesto condiciones para la reunión, el Gobierno de Sánchez lo hace bien en la misma medida en que lo hace mal el de Torra al ponerlas. Bajo el disfraz de las condiciones se esconde la pretensión ventajista de prejuzgar los resultados. Pero esperar resultados sustantivos, mucho más si son prejuzgados, es ir más lejos de lo que la realidad permite y la prudencia aconseja.

EL PAÍS 16. Editorial

ACERCAR LOS POLÍTICOS PRESOS A CATALUÑA SERÍA UN SINTOMA DE DISTENSIÓN

A todas las partes involucradas en el conflicto catalán les interesa fijar un nuevo marco de relaciones o, cuando menos, suavizarlas. Algunos de los líderes políticos independentistas involucrados en los hechos del pasado otoño llevan meses de prisión preventiva en Madrid. Y se extiende la sensación de que el régimen carcelario preventivo se está prolongando mucho, y que, entretanto, podrían ser trasladados a prisiones más cercanas a Cataluña. Ciertos sectores políticos se han mostrado contrarios a ello pero hay que replicarles que ambas partes tienen que hacer concesiones en una negociación. El Gobierno Sánchez ha acreditado ya su valentía acogiendo a los refugiados del Aquarius, y no le tembló el pulso a la hora de prescindir del ministro de Cultura envuelto en un asunto de fraude fiscal. Gobernar es tomar decisiones aunque descontenten a parte del electorado. Está en la mano del Gobierno un acercamiento a Cataluña de los políticos presos. Este sería un primer un primer y claro signo de distensión que abonaría el diálogo entre la Generalitat y el Estado.

LA VANGUARDIA 30. Editorial

El golpismo consentido (Juan Pablo Colmenarejo. ABC 5) La competencia de prisiones está en manos de la Generalitat y el regalo de Sánchez está al caer en cuanto acabe la instrucción del proceso golpista.

La causa y el efecto (Ignacio Camacho. ABC 15) Para desarmar al centro-derecha de su principal argumento, el Gobierno busca en Cataluña una bajada de decibelios.

Torra exigirá presos y autodeterminación (Pilar Ferrer. LA RAZÓN 22) Torra no aceptará el acercamiento de los políticos presos a Cataluña, quiere para ellos la libertad.

Un salmón no es un sombrero (Màrius Carol. LA VANGUARDIA 2) El momento que nos toca vivir ofrece oportunidades para salir del laberinto en que los catalanes estamos encerrados desde hace meses. Es el momento de la política y de los políticos.

Fase de tanteo (Lola García. LA VANGUARDIA 20) Estamos aún en la etapa previa al diálogo, en la que es preciso crear un clima de confianza que todavía no existe. Y los escollos van a ser constantes. El primero, la visita del Rey y su recibimiento institucional en Cataluña.

El dèjá-vu de Torra (Isabel García Pagan. LA VANGUARDIA 22) Demorar la reunión entre presidentes aumenta los riesgos y ahoga esperanzas. Las declaraciones proliferan y se deberán abordar nuevos escenarios.

LA GESTIÓN PÚBLICA NO SE SOSTIENE EN ESLÓGANES

Seis meses atrás, Pedro Sánchez se deshacía en críticas a Mariano Rajoy por la perversión que, a su juicio, suponía que la Seguridad Social debiera acudir a créditos extraordinarios para hacer frente al pago de las pensiones. Pues bien, el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo ha tenido que insistir en ese recurso "perverso" y solicitar un préstamo para abonar la paga extraordinaria de verano a los jubilados. Si algo nos ha demostrado la primera semana en el cargo del presidente Sánchez es que el peso del gobierno no se sostiene ni sobre eslóganes ni sobre la mera buena voluntad de quien lo ejerce. Nada ha cambiado tampoco en la situación frente a la Generalitat, cuyo presidente se mantiene en el desafío separatista, pese a los llamamientos al diálogo de Pedro Sánchez. Y otras decisiones, que responden a conceptos humanitaristas, acaban por tropezar con el hecho de nuestra pertenencia a la UE y a la necesaria coordinación de políticas migratorias.

LA RAZÓN 13. Editorial

La semana del Gobierno (Fernando Rayón. LA RAZÓN 21) Todo lo que está proponiendo Sánchez y su equipo electoral va en la dirección de recuperar tanto los votos del centro, como los que se fueron a Podemos

La ruina de una coalición de izquierdas (Juan Ramón Rallo. LA RAZÓN 40) El acuerdo con Unidos Podemos no saldría gratis. Si el PSOE quiere contar con ellos deberán aceptar un programa económico con el que se pretende asfixiar los mercados de los principales factores productivos españoles

Aversión a la España bismarckiana (José Antonio Zarzalejos. ELPERIÓDICO 22) Se ha producido un cambio en la demoscopia electoral con el PSOE en la cima. Es una coyuntura inestable porque Sánchez está en la fase de gestos y propósitos.

LA LEY ELECTORAL NO ES EL PROBLEMA

No existe la ley electoral perfecta y todas tienen sus sesgos, pero no se puede cambiar a conveniencia de los intereses de cada partido. Su modificación debe realizarse por amplio consenso político. Por eso, no parece sensata la propuesta de Albert Rivera, que abogó ayer por una reforma para imponer que cualquier partido debe superar el 3% del total de los votos para poder acceder al Congreso. El líder de Cs pretende así cerrar el paso al Hemiciclo a las formaciones nacionalistas, ya que ninguna llega a ese umbral. Pero ésta no es la forma de resolver los problemas de gobernabilidad en España ni de acabar con las reivindicaciones secesionistas. Pretender que una ley electoral resuelva problemas tan graves es imposible. Lo que hace falta es que los partidos nacionalistas tengan visión de Estado y actúen con responsabilidad.

EL MUNDO 3. Editorial

HAY QUE PROMOCIONAR EL LEGADO ESPAÑOL EN AMÉRICA

La visita de los Reyes a EE UU es una oportunidad inmejorable para reivindicar el protagonismo de España en la historia de la primera potencia mundial. El legado español en EE UU está ensombrecido por la distancia y por la ignorancia, además de acosado por un revisionismo indigenista totalmente ideologizado. Don Felipe apostó en Nueva Orleans por favorecer el conocimiento del legado español para estrechar relaciones y eso depende también de las políticas que se lleven a cabo desde España. En este sentido, la defensa y expansión del español como segundo idioma de los ciudadanos de EE UU debería ser una prioridad del Gobierno español. Nuestro país se debe tanto al proyecto europeo como a su historia atlantista, y en ambos debe asumir posiciones de liderazgo que ahora no tiene. De nuevo, el papel de la Corona es clave para que España alcance sus metas en la comunidad internacional.

ABC 4. Editorial

Y ADEMÁS…

  • Frenos en el ascensor social (EL PAÍS 16. Editorial) El nuevo informe de la OCDE sobre movilidad social en los países desarrollados arroja para España poderosas señales de alarma que deberían provocar una reflexión y unas respuestas inmediatas.
  • Larga cambiada de José Guirao (Arcadi Espada. EL MUNDO 4) La Tauromaquia requiere de protección y fomento por parte del Estado. Guirao está en contra de que los animales mueran a manos del hombre.
  • El buen salvaje de Rousseau en versión animalista (David Gistau. EL MUNDO 60) El flamante ministro de Cultura, José Guirao, cree en la igualdad en inteligencia, sensibilidad y derechos entre humanos y animales. Supongo preocupados por ello a los taurinos.
  • Felipe VI, cuatro años de pruebas y estrés (Lucía Méndez. EL MUNDO 14) El ingreso en prisión de Urdangarin es un duro trago para el Rey, pero no el único. También le pesa su intervención del 3-O y, en el lado personal, las tensiones familiares que le rodean.
  • La renovación del PP (II) (Jesús Trillo-Figueroa. LA RAZÓN 25) Se debaten personalismo al margen de ideas y programas. El bien común se transforma en el bien de los "nuestros".
  • La asignatura pendiente (Joan Tapia. EL PERIÓDICO 9) El favorito es Feijóo, y si no se presenta habrá una gran batalla entre Santamaría y Cospedal.

Últimas Editoriales: