Editorial de Cantabria24horas.com

HACIA UN GRAN "PER" NACIONAL, SEGÚN LA RAZÓN

Enviar a un amigo

PASO DECISIVO

El acuerdo presupuestario firmado por el Gobierno y Podemos "tiene un valor político innegable". Para financiarlo no habrá más remedio que subir los impuestos. Ni siquiera con un margen superior de déficit de cinco décimas de PIB, que Bruselas analizará el lunes, podrían pagarse las obligaciones del acuerdo, sobre todo si se tiene en cuenta el coste de la revalorización de las pensiones. La subida tributaria del 1% a los grandes patrimonios "no resulta suficiente". Pero "el incremento impositivo ha de ordenarse en el marco de una reforma fiscal estructurada y que aporte seguridad jurídica". Hasta ahora, "el Gobierno ha multiplicado las sugerencias de subidas de impuestos, desde el 0,2% a las transacciones financieras hasta la tasa Google o un pago mínimo del 15% por sociedades, que o no se concretan o son contradictorias entre sí". "El Gobierno ha de aclarar sus prioridades y la política fiscal que pretende, y dejarse de globos sonda perjudiciales para su credibilidad. Esta es la principal debilidad del pacto".

EL PAÍS 10. Editorial

EL TEATRO DE LOS PRESUPUESTOS

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias "quisieron escenificar ayer la forja de un pretencioso y mal entendido acuerdo de Estado, en el que incluso se estampó el logotipo institucional del Gobierno al lado del de un partido: algo insólito". Pero lo que protagonizaron fue una "astracanada", en tanto que lo presupuestado no es más que un "brindis al sol". Con "demasiado artificio y poco rigor, vendieron un pacto para los Presupuestos impostando una responsabilidad de la que carecen, conscientes de la dificultad de que salgan adelante. En lugar de presentar unas cuentas apropiadas a la realidad económica española y a las exigencias europeas, ambos dirigentes se han regalado un escaparate electoral a costa de un gasto inasumible". Todavía "más preocupante que esta burda manipulación es el oscurantismo con el que se quiere tapar la parte de la balanza de los ingresos, inexistente en las decenas de hojas rubricadas". Hay disparidad de cifras "que evidencia dos cosas: una improvisación patente y que el verdadero objetivo no es presentar unas cuentas que aguanten más allá del papel, sino contarles a los ciudadanos cuentos hermosos con los que disimular una inexistente gestión". Sánchez "trata de exhibir como éxito de su legislatura un acuerdo de ficción que ni cuenta con los apoyos políticos necesarios para aprobarse en el Congreso".

EL MUNDO 3. Editorial

LAS CUENTAS DE UNA NUEVA RUINA

El pacto suscrito por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para formular los Presupuestos del Estado de 2019 es "una mala noticia" y lo mejor que podría pasar es que finalmente no lleguen a ser aprobados. La idea de expandir el gasto en estos momentos "es totalmente contraproducente y puede costar a España gravísimos daños en el futuro inmediato". El Gobierno con menos apoyo electoral de la historia "se atreve con un proyecto altamente ideologizado, fruto de modelos antiguos, tan fracasados como la dictadura de Venezuela, de la que vienen los vientos populistas que las inspiran". La ministra de Economía, que conoce bien cuáles son las reglas del Eurogrupo, "no puede ignorar que la flexibilidad que había pactado con Bruselas no incluye una reversión traumáticas de toda la política económica precedente, como establece el pacto con los populistas". Al anterior Gobierno le faltó cierta dosis de sensibilidad social, pero al menos restauró los cimientos de la economía. Lo que quiere Sánchez es empezar a destruirlos.

ABC 4. Editorial

UN VASO MEDIO LLENO

Las líneas básicas del acuerdo no han sido una sorpresa. Es un presupuesto en la banda más alta de la socialdemocracia clásica, con el que "el PSOE consigue domesticar el discurso de Podemos" y Pablo Iglesias "deja claro que si el Gobierno cae no será por su culpa". Este acuerdo "revitaliza al Gobierno de Sánchez, pero aún no le garantiza la continuidad". Necesita también el apoyo de los nacionalistas vascos y de los independentistas catalanes, cuyo apoyo "en poco o en nada dependerá del contenido de los Presupuestos". El vicepresidente Pere Aragonès, de Esquerra, ha sido "muy directo y algo irresponsable" cuando ha vinculado el apoyo de su grupo a un cambio de posición de la fiscalía en lo que se refiere a la prisión preventiva de los investigados por el 1-O y en el desestimiento de la acusación de rebelión. Un gesto "tan realista como irrespetuoso" si atendemos al estatuto del Fiscal General en el actual ordenamiento constitucional. "Aún más incierta es la posición y las condiciones que pueda poner el PDECat. Dependerá en buena medida de la reunión que celebran este viernes y en el margen de maniobra que deje Puigdemont desde Waterloo".

EL PERIÓDICO 8. Editorial

HACIA UN GRAN "PER" NACIONAL

"Pretender que 11,4 millones de contribuyentes netos mantengan fiscalmente el incremento de los gastos sociales de un Estado de bienestar de 46 millones de habitantes no sólo roza el absurdo económico, sino que, en el mejor de los casos, desnuda el voluntarismo de unos políticos atrapados en su propio discurso ideológico. En el peor, podríamos denunciar el trasfondo de clientelismo puro y duro de una estrategia electoralista, cuyas consecuencias siempre son las mismas: el empobrecimiento general de la sociedad". Lo que hemos visto, con evidente preocupación, "no es el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Es una simple declaración de intenciones que, al final, habrá que plasmar en una previsión realista de ingresos y gastos en la que Bruselas tiene mucho que decir, aunque sólo sea desde la experiencia acumulada de la pasada crisis". El arquetipo clientelar -pensionistas, parados y jóvenes en su primer empleo- que busca el populismo, lo que mina, precisamente, son las bases del Estado de bienestar. "España está en un momento clave en el proceso de recuperación económica que no debería poner en riesgo un vendaval de demagogia".

LA RAZÓN 3. Editorial

MÁS COSTES Y MÁS IMPUESTOS PARA FINANCIAR SOLO MÁS GASTO NO PRODUCTIVO

El pacto presupuestario ratificado ayer activará, de ser aprobado, "una cascada de costes laborales e impositivos a empresas y particulares que tendrán un impacto negativo en la actividad económica justo cuando empieza a declinar el ciclo expansivo". El acuerdo "en absoluto garantiza la existencia de un Presupuesto para 2019" y "compromete decisiones importantes del Gobierno que afectan al funcionamiento del mercado de trabajo, como la derogación de puntos clave de la reforma laboral que han sustentado la fuerte creación de empleo en los últimos años, y a la vivienda, en la que prevé un grado de intervencionismo desconocido".

CINCO DÍAS 2. Editorial

UNOS PRESUPUESTOS IMPRODUCTIVOS

Estos presupuestos "transmiten un mensaje preocupante". El Ejecutivo "hace suyo el discurso de Podemos" en unas cuentas que tiene los rasgos más predecibles de la izquierda más anacrónica, pero no se molesta en desglosar lo que prevé recaudar. Lo más grave es que las cuentas "asumen un gasto que está muy lejos de ser una inversión productiva", ya que sufraga gastos corriente, como las pensiones, que no contribuye a la creación de empleo ni al alza de la productividad. Los Presupuestos "constituyen un fuerte lastre en momentos como los actuales de desaceleración, con el agravante de que genera incertidumbre entre inversores y ahorradores".

EL ECONOMISTA 3. Editorial

GESTICULACIÓN INNECESARIA Y TEMERARIA DEL PARLAMENT

"¿Qué ganamos con una reprobación como la de ayer?¿Contribuirá en alguna medida a sanar la herida divisoria que aqueja ahora mismo a la sociedad catalana?...¿es muy sensato solicitar que se eche de la mesa al Jefe del Estado a la hora de encontrar una solución al conflicto?" La hora política "es grave, tanto en Barcelona como en Madrid". En ningún caso debe menospreciarse, sino estimularse, el papel de las instituciones que aportan estabilidad. "Debilitarlas es un craso error". El independentismo, "enmarañado en sus disputas intestinas, ha paralizado el Parlament durante meses y se ha entregado a la mera gesticulación política". En "esta cansina reiteración de aspavientos se inscribe la reprobación al Rey, del todo innecesaria y de nulo efecto" y además, temeraria. "En tiempos agitados, en los que asoman agentes desestabilizadores, las aventuras que frívolamente desgastan la cadena institucional pueden tener consecuencias indeseadas".

LA VANGUARDIA 22. Editorial

Y ADEMÁS…

  • Insultar a gusto a la Iglesia y al Rey (ABC 4. Editorial) Cambiar el Código Penal para que sujetos de la calaña de Valtonyc insulten impunemente "es una agresión a la concordia, la genuina hoja de ruta de Podemos, cuya franquicia catalana sacó ayer mismo adelante en el Parlament la reprobación del Rey y la abolición de la Monarquía. Esa es la España de Sánchez".
  • Una Fiesta con sordina (EL MUNDO 3. Editorial) "La ausencia de publicidad institucional y la creciente austeridad del desfile del Doce de Octubre parecen expresar la incomodidad de nuestros gobernantes con este día".
  • Orgullosos de nuestras Fuerzas Armadas (M. ROBLES, ministra de Defensa. LA RAZÓN 6)
  • Mallorca: una tragedia previsible (LA RAZÓN 3. Suelto)
  • Caso Faffe: Inmoral e impresentable (EL MUNDO 3. Suelto)
  • Lógica acusación por rebelión (LA RAZÓN 3. Suelto) Para el exjefe de los Mossos Josep Lluis Trapero.
  • Incertidumbre al alza en torno a las VTC (EL ECONOMISTA 3. Suelto)
  • Difícil cierre de año en la bolsa europea (EL ECONOMISTA 3. Suelto)
  • Periodista desaparecido (EL PAÍS 10. Editorial) La desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi en el Consulado de Arabia Saudí en Estambul significa "cruzar una línea roja ante la que Occidente no puede mirar hacia otro lado".
  • El control de la UE sobre la toxicidad química (EL PERIÓDICO 8. Editorial)

Últimas Editoriales: