Editorial de Cantabria24horas.com

A TIEMPO DE EVITAR EL BREXIT DURO

Enviar a un amigo

LA HORA DE LA VERDAD

"Es esta la hora de la verdad porque termina la apariencia de una negociación Europa-Reino Unido y sale a flote lo que escondía: un diálogo doméstico sin salida, un enfrentamiento tribal interno entre los propios británicos". Ahora, los dirigentes de Reino Unido "deben decidir por sí mismos: o secundan el Brexit suave, al que se ha resignado May, que se resarciría así de tantas penalidades, o el Parlamento le deniega una moción de confianza, lo que desencadenaría una convocatoria de elecciones generales anticipadas". Esto podría redundar en una victoria del indeciso y ambiguo Partido Laborista, que se ha comprometido a convocar un segundo referéndum. "Si se produjese, no sería extraño un acotado, aunque seguramente no masivo, vuelco en favor del retorno al proyecto europeo, con lo que se volvería al punto de partida". En caso de consolidarse el tambaleante liderazgo de May, "las concesiones más bien cosméticas ya realizadas deben pavimentar un Brexit -aunque sea siempre negativo- sin más sorpresas ni perjuicios. Pues un no acuerdo sería siempre peor, por disruptivo, que un pacto, incluso mediocre". Y si, en cambio, Reino Unido se zambulle en una vorágine de caos "nadie podrá imputar a Europa una tentación de ruptura, nadie podrá usarla como chivo expiatorio de sus propios errores. Porque ya se ha mostrado dispuesta a firmar un acuerdo que no le seduce".

EL PAÍS 12. Editorial

EL MAL MENOR DEL PÉSIMO BREXIT

Dado que el Brexit se presenta como inevitable, "hay que congratularse de la férrea unidad de los Veintisiete en la negociación, y hay que subrayar que, vistos los términos del preacuerdo, es el Reino Unido el que se deja los pelos en la gatera con su marcha suicida". "Los políticos irresponsables no miden los riesgos de sus decisiones; y poco se pararon a pensar que el divorcio británico ponía en riesgo tanto la unidad del Reino Unido -el problema secesionista escocés se va a recrudecer- como el delicado proceso de paz en el Ulster". "La cuadratura del círculo es imposible". No cabía aspirar a una ruptura total con la UE y, a la vez, no dañar los equilibrios en Irlanda del Norte que pasan por evitar la frontera dura. En cuanto a Gibraltar, el Gobierno ha avanzado que aprovechará el periodo de transición para plantear la cuestión de la cosoberanía. "Josep Borrell no ha puesto estos meses el empeño suficiente en una coyuntura favorable. Que el acuerdo obligue a Londres a negociar con España lo referente al Peñón en el futuro inmediato es una baza que no se puede desaprovechar".

EL MUNDO 3. Editorial

LA INCERTIDUMBRE SE ADUEÑA DEL BREXIT

El agitado recorrido del acuerdo con fórceps alcanzado por Theresa May con Bruselas "certifica que los "brexiters" no cesarán en su empeño de largarse de la UE sea cual sea el precio a pagar". Si no cambian muchos las cosas, una posibilidad harto difícil, "es más factible que prospere la estrategia de la facción partidaria del "brexit" a toda costa, que quiere someter a May a un voto de no confianza, que la brega de la "premier" para amasar en el Parlamento una mayoría que apoye su gestión". La primera ministra "ha tenido la rara habilidad de poner a casi todo el mundo en su contra: a los partidarios de divorciarse del resto de Europa y a los contrarios a hacerlo". Por razones diferentes en cada caso, May "se ha quedado sin aliados posibles para salvar la prueba del Parlamento, y el laborismo se ha puesto de perfil, decidido a no votar a favor del acuerdo para evitar que florezca la división entre la frigidez europeísta del grupo de Jeremy Corbyn y el europeísmo de los jóvenes. Un caos tan explicable como pernicioso para la UE en general y para el Reino Unido en particular".

EL PERIÓDICO 8. Editorial

MAY Y EL BREXIT, EN LA CUERDA FLOJA

El Gobierno británico se enfrenta a dos duras realidades con las que no contaba: la unidad monolítica de los socios comunitarios y la tenacidad de los conservadores euroescépticos, decididos a que se cumpla el espíritu y la letra del resultado de la consulta. En medio, la primera ministra, Theresa May, "cuyo futuro político, y el del propio acuerdo del Brexit, se encuentran en la cuerda floja". Ni siquiera cuenta May con la certeza de que su proyecto de Brexit supere el escollo del legislativo, por más que los principales sectores económicos del país se hayan volcado en defensa de un acuerdo que consideran un mal menor, pero que, al menos, concede un tiempo precioso para adecuar sus estructuras a la nueva situación. Ciertamente, "el proyecto de May deja demasiadas cuestiones en el aire, indefinidas y sujetas a reinterpretación". Es, por ser ejemplo cercano, lo ocurrido con Gibraltar. "Si bien España renunció a una política de máximos, en aras de la mayor eficacia negociadora de Bruselas, los acuerdos eliminan al Gobierno de la Roca como interlocutor y dan a Madrid instrumentos suficientes para corregir en las negociaciones posteriores los perjuicios económicos y fiscales que representa la colonia". La pelota, como siempre, está en el otro lado del Canal. "Bruselas mantiene su calendario negociador y, sobre todo, su unidad interna. Si alguien en Reino Unido pensó en fracturar a la UE como una baza decisiva, ahora comprende su error".

LA RAZÓN 3. Editorial

A TIEMPO DE EVITAR EL BREXIT DURO

"La posibilidad de que Reino Unido se mantenga en la unión aduanera hasta 2021 no solo otorga margen suficiente para evitar que una nueva frontera se levante entre las dos Irlandas". Sobre todo, "da tiempo para evitar una ruptura abrupta de Reino Unido con el mercado único europeo". Un Brexit duro "no beneficia a nadie y aún hay posibilidad de evitarlo".

EL ECONOMISTA 3. Editorial

ANDALUCÍA FIJA EL RUMBO

Hoy arranca una campaña decisiva. "Si hace cuatro años Andalucía dio el pistoletazo de salida a la redefinición multipartidista del mapa político, el ciclo electoral que vuelven a abrir las autonómicas andaluzas testará la ejecutoria de los cuatro principales partidos: los viejos y los nuevos". Varias encuestas apuntan a un triple empate en segunda posición entre Cs, Podemos y PP. Susana Díaz podría así "elegir entre girar a la izquierda o tratar de reeditar su pacto con el centro, algo que Cs ha prometido a evitar." Porque "la otra gran batalla que se dirime en Andalucía no es por el Gobierno sino por el liderazgo de la oposición: un sorpasso de Cs al PP significaría un duro golpe para Pablo Casado. Pero los andaluces decidirán".

EL MUNDO 3. Editorial

ANDALUCÍA EN CAMPAÑA

Andalucía tiene su propia agenda, pero "es inevitable analizar la dimensión nacional de estos comicios", primeros de un ciclo que completarán en primavera otras elecciones autonómicas, municipales y europeas. Para el PP y en concreto para su joven presidente "estas elecciones son cruciales". En la encuesta del CIS "sale muy mal parado". Tampoco el candidato de Ciudadanos "tiene un perfil descollante". El éxito o el fracaso de las formaciones conservadoras en Andalucía "preocupa, y mucho, a Casado y a Rivera, ya que podría afectar a sus liderazgos". Ambos "necesitan ganar a su competidor en Andalucía".

LA VANGUARDIA 26. Editorial

Y ADEMÁS…

  • Gobierno S.A. (ABC 4. Editorial)A Pedro Sánchez "se le presenta otro dilema ético y político: seguir sosteniendo a ministros que crearon sociedades para pagar menos impuestos".
  • Estrasburgo y las exhumaciones (ABC 4. Editorial) Una sentencia del TEDH señala que sin el consentimiento de la familia y sin respetar los trámites establecidos por la ley no s e puede exhumar el cadáver de una persona, lo que "aumenta el embrollo en que el Gobierno se ha metido con la efectista medida de sacar a Franco de Cuelgamuros".
  • Amenazas impunes al juez Llarena (EL MUNDO 3. Suelto) "La indolente actitud de Fernando Grande-Marlaska ante el nuevo ataque intimidatorio contra el juez Llarena solo puede ser calificada de inaceptable".
  • Detener la sangría judicial en Cataluña (LA RAZÓN 3. Suelto) Desde septiembre de 2017 47 jueces y magistrados han abandonado sus destinos en Cataluña.
  • Nepotismo de libro en la Junta de Díaz(LA RAZÓN 3. Suelto)
  • El Gobierno de la incertidumbre (EL MUNDO 3. Suelto) El último damnificado por la "preocupante capacidad del Gobierno para proyecta incertidumbre a todo lo que intenta gestionar" es el colectivo de autónomos.
  • Un plan verde para la industria del motor que no es prudente ni razonable (CINCO DÍAS 2. Editorial) "Pretender abordar un proyecto de esta trascendencia con esos plazos, sin incentivos, sin apoyo ni diálogo con las industrias afectadas y en minoría parlamentaria no parece un plan serio ni prudente ni responsable".
  • Coste creciente de las autopistas quebradas (EL ECONOMISTA 3. Suelto)
  • Incidir en las causas (EL PAÍS 12. Editorial) "Es razonable que España insista en priorizar las medidas destinadas a incidir sobre las causas de la migración en los países emisores".
  • Ciudades cada vez más inteligentes (LA VANGUARDIA 26. Editorial)
  • El callejero también es cosa de mujeres (EL PERIÓDICO 8. Editorial)

Últimas Editoriales: