Editorial de Cantabria24horas.com

LOS CDR REDOBLAN SU PULSO AL GOVERN

Enviar a un amigo

TORRA JUSTIFICA LA VIOLENCIA CON FINES POLÍTICOS

Que el presidente de la Generalitat aliente la violencia de los CDR y abrace la vía eslovena es tanto como justificar la violencia con fines políticos. Hay que creerse un iluminado o estar muy despegado de la realidad para reivindicar este funesto ejemplo. En consecuencia, es temerario, no solo irresponsable, el oxígeno que Pedro Sánchez se empeña en dar al independentismo por pura ambición de poder. Torra, además, dio orden a su conseller de Interior para que destituyera a la cúpula de la policía autonómica tras las cargas contra los CDR, lo que indica que quiere convertir los Mossos en una policía política. Lo verdaderamente inquietante, en todo caso, es la inacción y sumisión del Gobierno Sánchez, que debe aplicar ya el 155. De lo contrario, mañana será tarde. Y las consecuencias pueden ser irreparables si no se frena a quienes anteponen sus objetivos políticos a la libertad y la convivencia.

EL MUNDO 3. Editorial

SÁNCHEZ ESTÁ OBLIGADO A INTERVENIR EN CATALUÑA

El presidente de la Generalitat se ha revelado como un inductor a la violencia en Cataluña. Su alineamiento con los CDR, que han cortado impunemente autovías y levantado peajes en autopistas, así lo demuestra. Además, Torra ha hecho pública su adhesión a la vía eslovena para la independencia, es decir a la guerra, para lograr la separación de España. Mientras, Pedro Sánchez y sus ministros miran a otro lado. Esta situación es insostenible y Sánchez debe ponerle fin con la inmediata aplicación del 155, o disolviendo las Cámaras para que los ciudadanos elijan un gobierno no acobardado por los enemigos de España. El Ejecutivo juega con su responsabilidad constitucional al no usar los medios previstos por la ley para responder a la violencia y a la derogación del Estado de Derecho que se está produciendo de factoen Cataluña. Y si a Sánchez le viene grande España, la solución está en las urnas.

ABC 4. Editorial

TORRA ELIGE EL PEOR CAMINO: EL MÁS VIOLENTO

Torra ha decidido adherirse a la vía eslovena para lograr la independencia de Cataluña. Es el peor camino, el más peligroso, el de la violencia. Es irresponsable, incendiario e indecente al tomar como referencia una guerra. Ahora solo caben dos vías para neutralizar esta opción: o contabilizar lo dicho como la bravuconada de un político que ha perdido el sentido de la realidad y quiere ocultar su propio hundimiento en el desastre colectivo, o tomar medidas para que la Generalitat pueda ser de nuevo intervenida. Qué dependiente debe ser Sánchez de los independentistas para no romper con ellos. El proceso lleva tiempo jugando con la idea de "poner muertos". Estamos en un momento de degeneración política del independentismo que insisten en un enfrentamiento, ahora parece que también con muertos de por medio.

LA RAZÓN 3. Editorial

ALARMANTE APUESTA ESLOVENA DE TORRA

Quim Torra ha pronunciado unas palabras imprudentes y alarmantes al elogiar la vía eslovena a la independencia. Ha olvidado que en el conflicto entre Eslovenia y Yugoslavia hubo muertos, heridos y prisioneros. Comparar el caso esloveno con el catalán es un despropósito. Y apostar por una vía a la independencia que pasa por una guerra civil es un despropósito mayor. Tras sus declaraciones cuestionando la actuación de los Mossos en Gerona y Tarrasa recomendábamos a Torra que contribuyera a serenar los ánimos y no a tensarlos. Hoy debemos insistir en esta petición. Los políticos independentistas catalanes cedieron tiempo atrás los principales cargos institucionales a los activistas. Políticos y activistas operan en el mismo campo, pero son distintos. El político con responsabilidades de gobierno dialoga con los rivales para lograr sus objetivos sin arruinar la coexistencia. El activista que ocupa un cargo institucional puede sentir la tentación de someter el interés general al de su causa, lo que puede poner en peligro la convivencia. Rogamos a Torra que abomine cuanto antes de cualquier tentación violenta.

LA VANGUARDIA 20. Editorial

LOS CDR REDOBLAN SU PULSO AL GOVERN

Por segundo día consecutivo, los CDR se movilizaron ayer en las carreteras catalanas. Estas nuevas acciones son un redoblado pulso al Govern, que sitúan la gestión de la seguridad en medio del debate político. La sensación de impunidad de los CDR se ha visto reforzada después de que el presidente Torra cuestionara la actuación de los Mossos durante las cargas policiales contra estos grupos en Gerona y Tarrasa. El resultado ha sido la inacción de la policía catalana en las protestas de las últimas horas. Lo visto este fin de semana no es más que un anticipo de los que se prepara para el 21 de diciembre, cuando Pedro Sánchez ha anunciado un Consejo de Ministros en Barcelona. La escalada de movilizaciones es más que previsible, pero hay que garantizar el orden para que el derecho legítimo a la protesta en la calle no suponga ningún riesgo ni altere la vida cotidiana de los ciudadanos. Los responsables de que así sea son los Mossos. El Govern debería de dejar de jugar a dos bandas con los alborotadores para que la labor de la policía catalana no se vea debilitada en la calle.

EL PERIÓDICO 6. Editorial

Sin rumbo (Màrius Carol. LA VANGUARDIA 2) Todo lo ocurrido en los últimos días en Cataluña es tan surrealista como que la consejera Artadi diga que es "una provocación" que Pedro Sánchez celebre un Consejo de Ministros en Barcelona el próximo día 21.

Un camino indeseable e imposible (Ignacio Molina. EL PAÍS 16) Las declaraciones de Torra sobre la vía eslovena han coincidido con dos golpes a la institucionalidad catalana: la presentación del Consell per la República y una nueva desautorización a los Mossos.

Quim Torra, president de los escraches (Xavier Vidal-Folch. EL PAÍS 15) Honor y gloria a Quim Torra, pues enardece a los puristas cedeerres, y les incentiva contra sus inicuos policías.

El golpe con permiso (F. Jiménez Losantos. EL MUNDO 2) Los golpistas anuncian que piensan sumir a Cataluña en la violencia; pero Esquizosánchez se niega a aplicar el 155.

Hartos (Julián Cabrera. ABC 12) Ningún Gobierno de un Estado grande y democrático, como España, tolera que el presidente de una región proponga una insurrección violenta contra la unidad de la nación y sus leyes.

Pero, ¿no era hacer política? (Julián Cabrera. LA RAZÓN 24) Sánchez se reunió en Moncloa con un títere de Puigdemont y Rajoy dialogó por teléfono con un imitador del fugado. Ambos saben ya cómo castigan las urnas una política errática y acomplejada frente al separatismo.

Eslovenia y cartón piedra (Francesc-Marc Álvaro. LA VANGUARDIA 15) He podido charlar a fondo en Lledoners con Jordi Sànchez, Oriol Junqueras y Raül Romeva. A tenor de sus palabras, ninguno suscribiría-me parece- la referencia eslovena

A por el segundo choque de trenes (Jordi Juan. LA VANGUARDIA 16) Si la estrategia del independentismo sigue radicalizándose, a Sánchez no le quedará otra alternativa que plantear de nuevo la aplicación del artículo 155

La presidencia se desploma (Joaquín Luna. LA VANGUARDIA 20) Una duda, president Torra: ¿pondrá usted los 63 muertos o nos toca ponerlos a los ciudadanos?

Una orgía en la niebla (Luis Mauri. EL PERIÓDICO 7) Torra reclama la vía eslovena a la independencia. Resumido: decenas de muertos, centenares de heridos y limpieza étnica.

Discrepancia (Olga Grau. EL PERIÓDICO 9) Se equivoca el Govern de Quim Torradando alas a los CDR en Cataluña para ganar en la calle lo que no es capaz de gestionar por la vía de la política.

Últimas Editoriales: