Editorial de Cantabria24horas.com

UNOS PRESUPUESTOS SOCIALES E INCIERTOS

Enviar a un amigo

SÁNCHEZ PREMIA A LOS GOLPISTAS "Sabedor de su extrema precariedad, el presidente del Gobierno no ha tenido empacho en urdir unas cuentas públicas al gusto de sus aliados, en un ejercicio de sumisión que resulta especialmente obsceno en el caso de los independentistas". Hacienda contempla el mayor gasto público desde 2010 y dispara un 66% la inversión en Cataluña, "muy por encima de lo que estipula el Estatuto con la relación al peso de esta comunidad en el PIB estatal". El mensaje que envía Sánchez "resulta letal para España: en lugar de premiar la lealtad constitucional y la disciplina fiscal, se inclina por satisfacer la voracidad de aquellos que no sólo llevaron a la Generalitat a la quiebra sino que hace un año perpetraron un golpe contra el orden legal". "No se entiende que, pese a los nubarrones que se ciernen sobre el horizonte y en una etapa de desaceleración, el Ejecutivo socialista apueste por incrementar el gasto social y la inversión, lo que evoca unas políticas anticíclicas y expansivas que ya causaron estragos durante el mandato de Zapatero". "El camino que le espera al Gobierno es tortuoso", pero "lo realmente oneroso para los ciudadanos es el chantaje al que Sánchez se presta con el burdo objetivo de apuntalar su propia supervivencia". Y todo ello "a costa de ahondar en el agravio territorial" y de ensanchar la brecha interregional. Los Presupuestos elaborados por el Gobierno de Sánchez "generarán más paro, más deuda y más déficit". Pero, sobre todo, "suponen una gratificación inaceptable a la insolidaridad, la deslealtad y la felonía". EL MUNDO 3. Editorial PRESUPUESTOS IRREALES Y DAÑINOS Los Presupuestos generales del Estado presentados ayer "tan solo se sostienen sobre el papel, ya que se basan en unas previsiones de ingresos infladas de forma artificial". En caso de aprobarse, "España volvería a caer en la peligrosa senda de déficit y deuda que condujo al país al borde de la quiebra hace apenas siete años". Las cuentas de Pedro Sánchez "van justo en la dirección contraria de lo que necesita la economía nacional". El PSOE "recupera la vía del despilfarro con el único fin de recabar votos y apoyos para mantenerse en el poder" y además el sustancial incremento del gasto "se sustenta sobre una recaudación irreal". Las fuertes subidas fiscales que incluye tras el acuerdo con Podemos "lastrarán crecimiento y creación de empleo". Además, "como si el golpismo tuviera premio", el Gobierno dispara un 66% la inversión destinada a Cataluña "para tratar de comprar el voto de los partidos separatistas, lo cual resulta "injusto y desleal". Sánchez "retoma la ruinosa receta del derroche presupuestario y la irresponsabilidad fiscal". ABC 4. Editorial UNOS PRESUPUESTOS NO DESDEÑABLES Las primeras reacciones de los partidos independentistas han sido negativas en lo tocante a dar su visto bueno al proyecto presupuestario. "Creemos pertinente hacer un nuevo llamamiento al diálogo, porque supone una oportunidad que no debería desdeñarse en ningún caso". El rechazo "comportaría para Cataluña renunciar a importantes inversiones, que suponen un aumento del 52% sobre los presupuestos anteriores y la cantidad más elevada de la serie histórica", aunque "hubiera sido mejor que el proyecto contara de entrada con el 19,2% del total de inversiones que deberían corresponder a Cataluña". Por su parte, el Estado en su conjunto se vería privado de unas cuentas que incluyen el mayor gasto social desde el inicio de la crisis, que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, que avanzan en la redistribución de la riqueza, que apuestan por la inversión y que cumplen con los objetivos de déficit público. "Alguna fórmula habrá que encontrar para hacer posible la aprobación parlamentaria de los presupuestos y, en paralelo, el avance de las necesarias negociaciones políticas que eventualmente se estimara oportuno establecer". LA VANGUARDIA 1,18. Editorial UNOS PRESUPUESTOS SOCIALES E INCIERTOS Las cuentas "son un intento positivo de blindar el Estado del bienestar, recuperar el contrato social roto por la crisis y devolver a las clases medias y populares parte de lo perdido en los años del austericidio". El principal problema es cómo se financia ese gasto. Los ingresos récord previstos "suscitan escepticismo, pese a que el Gobierno confía en cubrirlos con el aumento de la recaudación por el mantenimiento de la mejora de la economía y con nuevos impuestos". El margen de maniobra es escaso. Por eso "es digno de destacar el esfuerzo que hace el Gobierno en cumplir el Estatut en la partida de inversiones en Catalunya, un 16,8% de la inversión territorializada del Estado". Este porcentaje no alcanza el del PIB de Catalunya (un 19,2%), lo que ha provocado ya las críticas de los grupos independentistas. El Gobierno asegura que se llega al 18,5% porque hay que añadir 200 millones en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Pero no serán unas décimas de más o de menos lo que decida el voto de los independentistas. Tanto el PDECat como ERC siguen negando que vayan a aprobar las cuentas y ni siquiera desvelan si permitirán su trámite. "Las negociaciones, condicionadas por el juicio del "procés", serán largas y duras, pero la rendija se abre y por ella puede entrar el aire que permita una solución que conviene a ambas partes". EL PERIÓDICO 8. Editorial LOS PRESUPUESTOS DE LA DESIGUALDAD "Es perfectamente legítimo disentir de unos Presupuestos Generales que fundamentan en razones extrapresupuestarias el reparto desigual de los fondos autonómicos". A Cataluña se le "asigna la parte del león en base a una lectura política que deroga el principio fiscal por antonomasia de que no son los territorios los que pagan los impuestos, sino las personas". La discriminación en el trato frente a otras comunidades como Madrid, Galicia o La Rioja, que han mantenido a lo largo de toda la crisis una mayor disciplina del gasto público y cuyos residentes, especialmente en el caso madrileño, son contribuyentes netos pero, al parecer, carecen de derechos históricos o de primogenitura en sus normativas estatutarias, hacen aún más flagrante el agravio comparativo al enmarcarse en el actual escenario político". Por su parte, los partidos nacionalistas catalanes "están condicionados por su propia dinámica interna y no parece, precisamente, que sea la música inversora lo que determine su voto en el trámite parlamentario que ahora comienza". Es la esperanza en una "salida política" para los responsables del golpe anticonstitucional de octubre, que en los cálculos de ERC y PDeCAT vendría propiciada desde el Ejecutivo, "la única razón que, a nuestro juicio, explica el apoyo de los secesionistas catalanes a un Gabinete que, dicho sea de paso, no ha ido más allá de algunos gestos menores y mucha retórica a la hora de encarar el problema". LA RAZÓN 3. Editorial UN PRESUPUESTO QUE NO ESTIMULA LA ACTIVIDAD El proyecto de Presupuestos "contiene más dudas que certezas" están construidas sobre una previsión de déficit fiscal muy exigente con un crecimiento económico menguante, que convierte el cumplimiento de los ingresos en un ejercicio complicado, tanto de naturaleza técnica como política. El presupuesto diseñado consagra el giro intenso en la política económica, orientada a la redistribución de la riqueza y despreocupada de la generación de la misma. El fuerte incremento de los impuestos se concentra sobre todo en las empresas, "lo más alejado de los estímulos que la actividad económica precisa en un momento en que la desaceleración se ha hecho muy evidente y la creación de empleo estimada puede reducirse a la mitad que en 2018". CINCO DÍAS 2. Editorial ERROR DE CASTIGAR A LA GRAN EMPRESA Elevar la presión fiscal a las grandes firmas "implica el riesgo de que paren inversiones o incluso de que se deslocalicen". El sector acumula 13.500 despidos y la situación no mejorará si se eleva sobre ellas la presión fiscal". El Gobierno "defiende que quiere evitar todo daño a las clases medias y pymes, pero nada las salvará de sufrir grandes perjuicios en forma de pérdida de puestos de trabajo". EL ECONOMISTA 3. Editorial Y ADEMÁS… Cuentas claras (EL PAÍS 10. Editorial) Vox tiene la obligación de explicar su financiación de las europeas de 2014. Interior rectifica y da seguridad a Vox (LA RAZÓN 3. Suelto) La Justicia debe investigar a González (EL ECONOMISTA 3. Suelto) Brexit: la hora de la verdad para May (ABC 4. Editorial) La votación de hoy obligará a todo el mundo a quitarse la careta y desvelar qué es lo que apoyan realmente. El Brexit, un desastre en bucle infinito (EL MUNDO 3. Suelto) "Un callejón sin salida que no deja avanzar a los británicos y tiene paralizados al resto de los europeos". May espera su estocada final (LA RAZÓN 3. Suelto) El elevado potencial que el Ibex presenta (EL ECONOMISTA 3. Suelto) Lección sueca (EL PAÍS 10. Editorial) Macron pregunta a los franceses (LA VANGUARDIA 18. Editorial) Maduro en su laberinto(EL MUNDO 3. Suelto) Cerco a la violencia homófoba (EL PERIÓDICO 8. Editorial)

Últimas Editoriales: