La Clave de Cantabria24horas.com

EL RESCATE BANCARIO ASCIENDE YA A 60.718 MILLONES QUE PAGAMOS LOS ESPAÑOLES

Enviar a un amigo

El rescate de la banca en España ha supuesto una factura millonaria para las arcas públicas afectando directamente a otros capítulos del gasto público. Según los últimos cálculos del Tribunal de Cuentas, el coste del proceso de reestructuración bancaria entre el 2009 y el 2015 se situó en 60.718 millones (una cifra cercana al 6% del PIB español). El principal componente de este coste fue el derivado de las aportaciones al capital y cuotas participativas, que ascienden a 46.021 millones. Los procesos que hasta el momento han supuesto un mayor coste son los relacionados con el saneamiento y posterior venta de CatalunyaBanc (12.676 millones),con BFA/Bankia (12.347 millones de euros), Banco CAM (11.065 millones) y Novacaixagalicia (9.159 millones).

La cifra de 60.718 millones de euros es el coste que ya han asumido las arcas públicas (incluidos los fondos de garantía del sector financiero) hasta el 2015, pero el Tribunal de Cuentas estima que los recursos públicos comprometidos en la reestructuración bancaria en España como consecuencia de las actuaciones realizadas desde el 2009 ascienden a 122.122 millones de euros. El "Informe de fiscalización del proceso de reestructuración bancaria, ejercicios de 2009 a 2015 aprobado por la institución explica que “no todos los componentes de este conjunto de recursos comprometidos (122.122 millones) representa, en términos económicos, un coste”.

ESTIMACIÓN PROVISIONAL

La estimación del coste del proceso de reestructuración no puede considerarse definitiva, en tanto que no se encuentren finalizados todos los procesos de reestructuración. Al menos, mientras el Estado no venda sus participaciones en BFA/Bankia y en BMN y mientras no se materialicen nuevas pérdidas a cargo de los esquemas de protección de activos (EPA) ligados a Banco de Valencia, Cajasur, Banco CAM, CCM y Unnim Banc. En el peor de los casos, estos EPA podrían añadir otros 10.900 millones al coste.

En la cuantía de los 122.122 millones de dinero público comprometido para la reestructuración del sector financiero no se incluyen los avales otorgados por el Estado a las entidades de crédito, por un importe máximo de 85.965 millones de euros (de los que solo queda un saldo vivo por 1.059 millones). Tampoco incluye la deuda del banco malo Sareb avalada por el Estado por importe de 43.476 millones. Sumando estas cantidades, el dinero público comprometido sumaría unos 251.563 millones de euros (la cuarta parte del PIB español).

En concreto, las entidades fiscalizadas en este informe del Tribunal de Cuentas son el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), los tres Fondos de Garantía de Depósitos que existían hasta el 15 de octubre del 2011 y el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito que sustituyó a los anteriores, y el Banco de España, como institución supervisora del sistema financiero.

Últimas claves: