La Clave de Cantabria24horas.com

EL PP PONE AHORA PEGAS A ELIMINAR LOS AFORAMIENTOS

Enviar a un amigo

El Congreso de los Diputados ha tomado en consideración este martes la decisión de la Asamblea Regional de Murcia de eliminar los aforamientos políticos en la región. La sorpresa ha venido cuando el PP, que apoyó la propuesta en Murcia, ha puesto pegas a este debate asegurando que no puede haber desigualdad entre los cargos de los diferentes territorios y que hay que hacer un estudio previo sobre los efectos de la supresión. Esto retrasaría la implementación de la medida, que Ciudadanos espera que se produzca territorio por territorio hasta que se eliminen los aforamientos de los cargos políticos nacionales.

La unanimidad conseguida en Murcia para la eliminación de los aforamientos políticos se ha roto una vez el debate ha llegado al Congreso de los Diputados. La propuesta -apoyada en su momento por PP, Ciudadanos, PSOE y Podemos- implicaría que los diputados y los miembros del Gobierno de la región tuvieran que acudir a las instancias ordinarias de la justicia si fueran imputados.

La Cámara Baja ha dado el visto bueno este martes a la toma en consideración de esta reforma, que afecta al Estatuto de autonomía de Murcia, pero el PP ha decidido abstenerse.

Los populares han aprovechado el debate en el Congreso para insistir en sus reticencias sobre el debate de esta medida, a pesar de que firmaron este compromiso con Ciudadanos tanto en Murcia como a nivel estatal. Según han asegurado, el principal motivo de su abstención es la discrepancia con "las formas" del trámite más que con el fondo.

Así se ha encargado de adelantarlo el portavoz regional, Víctor Martínez Muñoz,que en principio acudía a defender la propuesta. El diputado murciano ha asegurado que el procedimiento de esta propuesta no ha dejado tiempo a hacer un estudio previo sobre sus efectos.

Además ha señalado que la aprobación de esta medida territorio por territorio, como pretende Ciudadanos, provocaría una desigualdad entre cargos públicos y una "España en dos velocidades" en materia de regeneración.

El PP nacional ha profundizado en esta línea y ha pedido que, antes de tramitar la supresión de los aforamientos, se aclare por qué esta medida sólo debe afectar a cargos políticos y no a otros aforados pertenecientes, por ejemplo, al ámbito judicial. También han pedido que se especifique si todos los delitos quedarían fuera de esta prerrogativa.

El diputado popular Francisco Bernabé ha reconocido que habían expresado su compromiso para llevar a cabo esta reforma pero, al mismo tiempo, ha defendido la utilidad de los aforamientos políticos. "Lo que se busca es que sean los órganos más expertos, con más competencia acreditada", ha justificado.

El argumento de Bernabé ha sido que hay que buscar algún mecanismo para proteger a los imputados ante los juicios paralelos y lo que se conoce como "penas de telediario".

Coherencia

La formación de Albert Rivera ha desdeñado los argumentos que el PP ha manifestado este martes puesto que, según dicen, carecen de fundamento. El encargado de defender la posición de Ciudadanos en el debate de este martes ha sido su portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta, que ha pedido "coherencia" a los populares después de apoyar la medida en Murcia.

Para el diputado, la supresión de los aforamientos en Murcia es un paso más para acabar con la totalidad de lo que consideran que es un "privilegio" innecesario.

Girauta ha explicado que creen que los aforamientos políticos quiebran el principio de igualdad entre los cargos públicos y los ciudadanos. Además, ha señalado que este principio causa problemas en los procesos judiciales contra las grandes tramas de corrupción, en los que coinciden personas con y sin aforamiento.

"Es un auténtico disparate y casa muy mal con los vientos de regeneración que han llegado a este país", ha valorado Girauta.

La reforma constitucional

Ciudadanos quiere que el debate de los aforamientos llegue a cada comunidad autónoma, ya que el procedimiento de reforma es más sencillo que el que afectaría a los cargos nacionales. Eliminar el aforamiento de diputados, senadores y miembros del Gobierno nacional requeriría una reforma de la Constitución, un debate más complejo que el PP, de momento, se niega a abrir.

La formación naranja confía en que supresión de aforamientos en Murcia salga adelante a pesar de las reticencias del PP. Tanto PSOE como Unidos Podemos han apoyado la toma en consideración y han defendido la necesidad de esta reforma. En cambio, ERC, PDCAT y PNV también han optado por la abstención.

Una vez el pleno del Congreso ha dado su visto bueno a la tramitación, la propuesta pasará a la Comisión Constitucional, donde los grupos podrán proponer enmiendas.

Después quedará el obstáculo del Senado, ya que el PP puede frenar y alargar el debate gracias a su mayoría absoluta en esta cámara. Sin embargo, aunque los populares tumben la propuesta en el Senado, esta regresaría al Congreso para la votación sobre su aprobación definitiva.

Si se ratificara, Murcia sería la primera comunidad autónoma en suprimir los aforamientos políticos. El mismo debate ya se ha planteado en otros territorios como Andalucía, Canarias, Madrid o La Rioja.

Últimas claves: