La Clave de Cantabria24horas.com

DESLIZ DE JUNCKER SOBRE EL FUTURO DE CATALUÑA

Enviar a un amigo

“SI GANA EL VOTO ‘Sí’ a favor de la independencia de Cataluña, nosotros respetaríamos esta opinión”, aseguró el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una entrevista en Euronews.

El extracto no tardó en ser retuiteado y celebrado por los nacionalistas -incluido el propio vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras-, pero el júbilo duraría poco.

Los portavoces del ejecutivo comunitario no tardaban en matizar sus palabras insistiendo en que la posición de la Unión Europea sigue siendo la misma: considerar la cuestión catalana como un asunto interno y respetar lo que establezca el Parlamento y el Tribunal Constitucional. Sólo si el referéndum fuese negociado y constitucional, se respetaría su resultado.

POSTURA CLARA Y FIRME

Más claro imposible: el presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, ha defendido este miércoles sin hacer referencia a ningún país en concreto, ni a ninguna región europea, pero en clara alusión a Cataluña y su conflicto secesionista, que debe cumplir la Ley.

Jucker dijo que el respeto por el Estado de derecho como uno de los cimientos de la Unión Europea y ha avisado de que ser parte de esta Unión "significa aceptar y respetar" las decisiones judiciales. Todos lo han interpretado como un aviso a la Generalitat catalana, que debe asumir la prohibición de celebrar el referéndum marcada por el Tribunal Constitucional.

Además, en diversas ocasiones se ha recordado desde la Unión Europea que un territorio secesionista que ejecute esa independencia de manera unilateral quedará excluida "per se" de los países miembros de la UE.


Reciba gratis en su móvil
noticias como ésta
a través de WhatsApp


El último en recordarlo fue otro cargo importante de la Unión, el italiano Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo. Tajani apuntó la semana pasada que "cualquier acción contra la Constitución de un Estado miembro es una acción contra el marco legal de la UE". "El respeto debe estar garantizado en todo momento", añadió sin citar expresamente a Cataluña. Tajani, que respondió por escrito a una pregunta remitida por la eurodiputada de UPyD Beatriz Becerra, señaló que "respetar el Estado de derecho y los límites que impone a quienes están en el Gobierno no es una opción, sino una obligación".

Tajani, sin embargo, no le dio mayor trascendencia internacional al conflicto catalán, puesto que considera que "afecta al orden constitucional de un Estado miembro y es, por tanto, una cuestión interna" de España. Pero no por ello deja de recordar lo que pasaría en caso de independencia unilateral catalana: "Si un territorio de un Estado miembro dejara de ser parte de ese Estado porque se convirtiera en un Estado independiente, los tratados dejarían de aplicarse en ese territorio".



Últimas claves: