La Clave de Cantabria24horas.com

EN LIBERTAD SIN FIANZA

Enviar a un amigo

El que fuera mayor de los Mossos hasta la llegada del artículo 155 de la Constitución, Josep Lluís Trapero, declaró este viernes como imputado ante la Audiencia Nacional, y, tras él, como testigo, su sucesor, Ferran López. La jueza Carmen Lamela ha dejado libre a Trapero sin fianza, pese a que la Fiscalía pedía 50.000 euros como fianza, al no considerar necesarias más medidas cautelares contra el mosso.

Tampoco considera la jueza que pueda ocultar o destruir pruebas al no tener ya un cargo de dirección en la policía autonómica catalana. En todo caso, sigue imputado por un presunto delito de sedición.

Según el diario EL MUNDO, fuentes cercanas a Trapero y López explicaron que tanto Trapero como López iban a responsabilizar a Carles Puigdemont de forzar el referéndum ilegal del 1-O. Los mandos policiales habrían declarado que se produjeron dos reuniones con Puigdemont, Junqueras y Forn, en las que les trasladaron que los mossos no estaban en condiciones de garantizar la seguridad en Cataluña el 1-O, que el ambiente de crispación era enorme y que lo mejor era desconvocar la consulta o, en su defecto, celebrar las votaciones únicamente en centros privados.

El diario catalán LA VANGUARDIA señala que "Trapero declara hoy ante Lamela en una situación judicial muy comprometida", y que tras su comparecencia, la Fiscalía decidirá si pide medidas contra el exjefe policial. En este sentido, LA RAZÓN dice que "la Fiscalía no descarta pedir una fianza para Trapero".

EL PERIÓDICO destaca que "los exconsellers mostraron a Llarena su temor a la justicia". Así, Neus Munté declaró ante el juez que no quería para sí un escenario de "desobediencia". Por su parte, el ex conseller de Empres Jordi Baiget consideró "una irresponsabilidad impulsar un referéndum de una manera unilateral".

Últimas claves: