La Clave de Cantabria24horas.com

EL ADIÓS DE BEITIA, PRIMER GRAN ERROR DE LIDERAZGO Y CÁLCULO DE PABLO CASADO

Enviar a un amigo

El precipitado adiós de Ruth Beitia a su carrera política ha sido, sin duda, el primer gran error de liderazgo y cálculo de Pablo Casado al frente del PP. El presidente del partido hizo una apuesta muy personal y arriesgada por la ex deportista y se ha estrellado. El aparato del partido en Cantabria dudaba de su decisión y presionó todo lo que pudo. El resto lo hizo la propia candidata, que mostró pronto que no estaba hecha para la política, con declaraciones muy desafortunadas y síntomas de falta de preparación para el puesto de candidata a las elecciones autonómicas. Tras el fracaso de la 'operación Beitia', Casado recibe un primer toque de atención tras el fiasco y voces en el PP le critican haber impuesto una candidata supuestamente independiente, pero sin preparación ni apoyo de la militancia y el aparato del PP cántabro, que al final verá cómo María José Sáenz de Buruaga, la presidenta del partido en Cantabria, consigue ser cabeza de cartel, como se le pedía a Casado. De todos modos, la salida de pista de Beitia se ha querido revestir oficialmente de decisión por motivos "estrictamente personales y familiares". La campeona olímpica ha agradecido el respaldo recibido por Casado en los que realmente han sido más de 10 años de actividad política, aunque parecía que sólo su candidatura le dio relevancia nacional. Beitia fue vocal del Comité Ejecutivo del PP de Cantabria entre 2008 y 2012. Es diputada regional desde 2011, ocupando el cargo de secretaria primera de la Mesa del Parlamento de Cantabria en la VIII Legislatura. Beitia no hará más declaraciones públicas, entierra su carrera política y pide que se respete su decisión, apunta 'Cantabria 24 Horas'.

Últimas claves: