La Clave de Cantabria24horas.com

NI INDEPENDENCIA NI 155

Enviar a un amigo

El programa electoral del PSOE para las elecciones generales del 28 de abril se ha presentado este lunes, tras un avance de las 110 medidas principales planteadas por los socialistas. Además del desarrollo de estas propuestas, el programa aborda la cuestión territorial y el modelo de Estado por el que apuestan los socialistas. Tras afirmar que el modelo autonómico "ha sido garante de una mayor cohesión social y territorial", plantean la búsqueda de una solución a la "crisis actual del modelo territorial, derivada del crecimiento de las aspiraciones independentistas en Cataluña". 

"Desde 2003, el PSOE se ha comprometido a las reformas necesarias para un nuevo impulso del autogobierno, luego concretadas en la Declaración de Granada de 2013 y en la Declaración de Barcelona de 2017. Ni desde el derecho de autodeterminación ni desde un estado de excepción territorial con carácter permanente a través del artículo 155 CE, puede construirse el futuro". 

El PSOE no hace una mención expresa a la plurinacionalidad, y se limita a reivindicar la pluralidad, diversidad, igualdad y solidaridad interterritorial. En su ideal de modelo de Estado, los socialistas apuestan por un "reconocimiento expreso en la Constitución de instrumentos y procedimientos de colaboración, que favorezcan las relaciones de las comunidades autónomas con el Gobierno de España y de éstas entre sí". 

El programa habla de "participación de las comunidades autónomas en las actuaciones y decisiones del Gobierno de España" para favorecer una "auténtica integración", al tiempo que manifiesta la necesidad de aclarar el reparto de competencias entre el Estado y las autonomías. Entre otras cosas, consideran necesario que la Constitución regule de formma precisa el sistema de financiación autonómica. 

Sin mencionar el reconocimiento de la plurinacionalidad, el PSOE señala las "singularidades de los distintos territorios" y apuesta por definir de forma más precisa "los aspectos identitarios, históricos, culturales, políticos y lingüísticos, así como a una organización institucional y territorial adaptada a las peculiaridades de cada comunidad en cuanto no afecte al funcionamiento de otros territorios. El límite a ese reconocimiento es la igualdad de todos los españoles y españolas en el ejercicio de derechos y libertades y la igualdad en cualquier parte del territorio".

Tampoco concreta si emprenderá una reforma de la Constitución en este sentido en la próxima legislatura, y se limita a hablar de una "reflexión de mayor alcance sobre una futura reforma de la Constitución, que sólo cabe abordar desde el mayor consenso social y político posible".

La cuestión territorial es uno de los siete ejes del programa del PSOE. En primer lugar, los socialistas desgranan su hoja de ruta en materia de economía, que pasa por la subida del salario mínimo, cambios en los aspectos más polémicos de la reforma laboral, un nuevo estatuto de los trabajadores o la apuesta por la economía sostenible. 

El Estado del bienestar, basado en la redistribución de la riqueza así como el blindaje de derechos sociales en la Constitución es otro de los apartados del programa. La Memoria Histórica será una política de estado, y aunque no se habla de ilegalización de formaciones que hagan apología del franquismo, si pretende excluir a estas fundaciones, como la de Francisco Franco de las subvenciones públicas". El PSOE plantea crear un Consejo de Memoria, emprender el plan de exhumación de víctimas del franquismo, y celebrar el 31 de octubre el día de recuerdo a las víctimas, así como retirar las condecoraciones a policías de la Brigada Político Social como 'Billy el Niño'. 

El PSOE dedica un extenso apartado a la igualdad y el feminismo, con la recuperación del derecho al aborto para menores hasta 16 años sin consentimiento paterno, la abolición de la prostitución, la reforma del Código Penal para suprimir el delito de abuso sexual, la lucha contra la gestación subrogada o una ley de igualdad laboral.

Últimas claves: