La Clave de Cantabria24horas.com

Sánchez Gordillo: un ciudadano "diferente" por ser aforado, autotilulado expropiador y veterano en las luchas de los jornaleros

Enviar a un amigo

DIRIGENTES y militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), entre los que se contaba Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda (Sevilla) desde 1979 y diputado autonómico de Izquierda Unida (IU) desde 2008, participaron el martes en una "expropiación de alimentos" en sendos supermercados de Écija y Arcos de la Frontera. La acción, que ha sido calificada de "simbólica" y "pacífica", se saldó con la sustracción de varios carros de la compra cargados de alimentos de primera necesidad, destinados, se dijo, a oenegés. "En este momento, donde están expropiando al pueblo, queremos expropiar a los expropiadores, esto es, terratenientes, bancos y grandes superficies, que ganan dinero en plena crisis económica", dijo Sánchez Gordillo, echando mano de un argumentario tan demagógico como peligroso.

Este autotitulado expropiador es un veterano paladín de la lucha de los jornaleros. Ha impulsado numerosas acciones, entre ellas ocupaciones de fincas de terratenientes, así como una política municipal que ha favorecido el acceso a la vivienda para los más necesitados, a precios ventajosos. Pero todo indica que esta vez, al intentar emular a Robin Hood, se le ha ido la mano. Por más que la legendaria figura del arquero que robaba a los ricos para socorrer con su botín a los pobres goce de muy buena prensa desde el siglo XIV. Y por más que sus correrías hayan inspirado a escritores dispares, del poeta romántico John Keats al novelista Walter Scott; o hayan propiciado numerosas versiones cinematográficas, en las que el bandido del bosque de Sherwood ha sido encarnado por astros hollywoodienses, de Douglas Fairbanks a Russell Crowe.

Dicho esto, es preciso señalar una ligera diferencia entre Hood y Gordillo. El primero había decidido, libremente, desclasarse y vivir fuera de la ley. El segundo ostenta diversos cargos de representación pública, en las esferas municipal, sindical y parlamentaria, y en consecuencia no debe permitirse en ningún caso conductas tipificadas en el Código Penal.

Por supuesto, el robo es difícilmente justificable bajo cualquier circunstancia, incluidas aquellas en que parece dictado por la extrema penuria. Pero cuando lo practica alguien con cargos oficiales aún lo es más. Sencillamente, no se puede estar a un tiempo con y contra la ley. No es de recibo que un cargo público se comporte como un delincuente. Si lo hiciera, ¿qué diferenciaría esencialmente a Sánchez Gordillo de los corruptos que aprovechan su puesto en la Administración para lucrarse? ¿Cómo se podría convencer en adelante a personas de más precaria formación para que no siguieran sus pasos? ¿Cree Sánchez Gordillo que con actos como éste honra su responsabilidad? ¿Cree que, al cometerlos, representa adecuadamente a los ciudadanos que le votaron?

Preguntas como estas deberían hacer recapacitar a Sánchez Gordillo. O, si eso no fuera posible, a Izquierda Unida, que por cierto es ahora partido de gobierno, junto al PSOE, en Andalucía. El presidente de la Junta, Juan Antonio Griñán, ya ha declarado que estas expropiaciones son una barbaridad. Pero su vicepresidente Diego Valderas (IU) ha sido más comprensivo e insistido en su cariz simbólico. Tremendo error. El propio Sánchez Gordillo le ha desmentido al anunciar nuevas acciones. Acciones a las que, de producirse, deberán dar respuesta las fuerzas del orden, como ya han hecho con dos detenciones. La ley es igual para todos.


Últimas Claves

KIOSKO DE PRENSA

ERREJÓN, DE PODEMOS, DEBE EXPLICARSE Y DESPEJAR DUDAS

Íñigo Errejón hizo compatible su trabajo como investigador contratado por la Universidad de Málaga con la dirección de la campaña de Podemos y con otras muchas tareas políticas posteriores. Leer +
Nuestra encuesta encuesta
¿CONSIDERA QUE LA CORRUPCIÓN PUEDE ACABAR CON EL BIPARTIDISMO EN ESPAÑA?




LA FAROLA

Muere el superviviente español de más edad que estuvo en Mauthausen


Heimrich, con quien Pérez compartió los diez últimos años de su vida, comentó que el combatiente republicano español y militar antinazi francés volvió en contadas ocasiones a España tras la Guerra Civil y nunca a Portillo de Toledo, donde había nacido, «porque tenía miedo de sufrir represalias». Leer +
Opinion curiosidades

La Tía Josefuca

Siempre he defendido -incluso a efectos de un derecho estatutario- la necesidad de proteger, a efectos de investigación, el viejo habla montañesa. Leer +