Alfonso Sierra presentó su novela negra “El purgador de pecados” en la Mauro Muriedas

El autor afirmó que escribir entraña sacrificio, que se precisa en apoyo del entorno y, sobre todo, de perseverar para conseguir lo que uno se ha propuesto.

Enviar a un amigo
28-12-2017

 

 REDACCIÓN. Cantabria24horas.com

Con asistencia de varias decenas de personas que llenaron la sala Mauro Muriedas, se presentó en la noche del jueves la novela de Alfonso Sierra Garrido, “El purgador de pecados” de ediciones Atlantis. En un acto respaldado por la Sociedad Cántabra de Escritores (SCE), ocuparon la presidencia el autor, Alfonso Sierra Garrido; el directivo de la SCE, Amado Zabala Santamaría y el doctor en Periodismo y Académico de la Historia, José Ramón Saiz Fernández. Excusó su asistencia pero envió un mensaje desde Madrid, el responsable de la editorial.

Se inició el acto con unas palabras de José Ramón Saiz quien destacó “la importancia de alumbrar una obra, que como una novela necesita de imaginación y creatividad para trazar un relato atractivo para el lector”, añadiendo que el hecho de presentar en Torrelavega esta obra editada en Madrid se justifica por las raíces cántabras de sus padres, José Ramón Sierra Rebolledo y Julia Garrido, desvelando que su padre formó parte del colectivo “Ferrusi” que en los años sesenta publicaron crónicas desde Cartes para este periódico. Saiz habló del autor, Alfonso Sierra, y su pasión por llevar a letra impresa sus inquietudes como creador de una novela negra que ha sido capaz, con sacrificio y voluntad, de escribir a través de un relato que con seguridad va a suscitar la curiosidad y el interés de sus muchos lectores.

Por su parte, Amado Zabala habló de las dificultades por escribir un libro y la aventura de su edición, condiciones que se han dado en esta obra, por cuanto su autor, Alfonso Sierra, ha sido capaz de escribir una trama de más de quinientas páginas y, finalmente, conseguir que fuera editado. Amado Zabala deseó éxitos al autor y le animó a seguir creando literatura.

Por último, el autor Alfonso Sierra explicó los móviles que le llevaron a escribir esta novela negra, agradeciendo el apoyo que ha recibido en el proceso de edición, desde una correctora profesional de un periódico madrileño a un poeta vasco que le dio autorización para llevar a su novela unos versos. Agradeció a la familia el apoyo recibido y a la editorial por confiar en su obra, señalando que mi afición es la de escribir novelas, pues creo que no sería capaz de elaborar un trabajo que dependa de documentación y de fuentes bibliográficas, como hacen los historiadores.

Dijo Alfonso Sierra que escribir entraña sacrificio, que se precisa en apoyo del entorno y, sobre todo, de perseverar para conseguir lo que uno se ha propuesto.  Señaló también que en la elaboración de una novela el momento más crítico se presenta cuando hay que cortar el relato para elaborar el final, que no siempre es el deseado. En concreto, dijo, “el final de esta novela no es el que inicialmente tenía escrito”.

Como colofón del acto, contestó a varias preguntas de los asistentes, desvelando que desde hace varios meses está elaborando otra novela. El acto se cerró con un aplauso emocionado del autor hacia los asistentes, que fue contestado de igual manera por todas las personas que llenaron la sala. Alfonso Sierra firmó numerosos ejemplares de su obra “El purgador de pecados”.