Cómo conseguir mejores prestaciones y servicios en tu seguro de manera sencilla

Se trata de una decisión en la que hay que realizar un análisis exhaustivo para contemplar las variedades existentes y seleccionar, de entre todas, la mejor opción.

Enviar a un amigo
17-03-2017

La elección de un seguro no es ninguna tontería. Aparentemente puede resultar algo sencillo, pero… del dicho al hecho hay un trecho. Se trata de una decisión en la que hay que realizar un análisis exhaustivo para contemplar las variedades existentes y seleccionar, de entre todas, la mejor opción. Dependiendo del caso, tendremos la obligación o no de afrontar el gasto del mismo. Por ejemplo, no es lo mismo la contratación de un seguro de moto, ciclomotor o coche (obligatorio ya que se trata de un vehículo) que la de uno de salud u hogar (estos son contratados de una manera voluntaria y con las miras puestas en la rentabilidad que pueden generar de cara a un futuro). Para tratar de ayudar en este proceso de elección, existen una serie de compañías, como es el caso del comparador de seguros Pontgrup.com, que se encargan de ofrecer un amplio abanico de posibilidades para el cliente.

Cada persona atiende a una serie de circunstancias y características distintas, por lo que el mejor seguro para una persona no tiene por qué serlo para otra. Por consiguiente, la opción más conveniente para cada individuo depende de cada persona en concreto, la cual tendrá que considerar una serie de criterios que garanticen que la elección ha sido la correcta. La aseguradora, la cobertura y el precio son factores que hay que tener en cuenta previamente a la contratación del mismo.

En lo que respecta al precio de la póliza, según señala un informe elaborado por la compañía Mapfre, es uno d los factores que influye considerablemente en la decisión final del usuario (56%). El coste de la misma determina en gran medida las posibilidades económicas del cliente. En esta línea, es el propio interesado el que tendrá que tantear las diversas variaciones de precio. En función del tipo de seguro, determinadas aseguradoras ofrecen la posibilidad de pagar de forma semestral, trimestral o mensual. Por consiguiente, en el momento de mirar el precio es recomendable contemplar todas las opciones. Entre los factores que influyen en el precio se encuentran las garantías que cubre.

Al mismo tiempo, las coberturas son otro de los puntos que convendría analizar. Groso modo, las condiciones de una póliza que pueda ser calificada como perfecta deben de atender a una buena resolución y a un precio coherente. Las coberturas dependen de la persona que firma el seguro en cuestión. El titular del mismo es el encargado de elegir qué riesgos está dispuesto a asumir y cuáles de esto optará por dejar en manos de la compañía de seguros. La prevención al riesgo puede conllevar a que el propio asegurado tenga que pagar más que si únicamente cubriera los riesgos básicos. Es conveniente plantearse la contratación de un seguro con una buena prima que ofrezca mayores garantías, a pesar de que el precio no sea el más bajo del mercado.

Por otro lado, también hay que buscar cuál es la aseguradora que mejor se ajusta a las necesidades del cliente. En este sentido, la elección del mejor seguro lleva implícita la influencia de ésta. A la hora de elegir una póliza, el cliente también acoge los servicios que ésta trae consigo. Por ello resulta esencial valorar todas y cada una de las prestaciones ofrecidas por la aseguradora.