La fiesta del balonmano cántabro regresa este sábado a partir de las 18:30 horas

El DS Auto Gomas Sinfín afronta este fin de semana una de las citas más especiales de la temporada: la que les llevará hasta el Pabellón Vicente Trueba del BM. Torrelavega.

Enviar a un amigo
09-03-2018

 La fiesta del balonmano cántabro regresa este sábado a partir de las 18:30 horas, esta vez a orillas del Besaya, con un partido que estará dirigido por los colegiados Ausas Busquets y Florenza Virgili.
Por primera vez, será un derbi en el que ambas escuadras luchan por los mismos objetivos y en una posición clasificatoria similar. El DS Auto Gomas Sinfín se sitúa quinto en la tabla, mientras que el BM. Torrelavega ha subido en las últimas jornadas hasta la tercera plaza, por lo que ambos siguen firmes en la pelea por formar parte del play-off de
ascenso a la Liga ASOBAL. Tan solo dos puntos separan a unos de otros, por lo que la segunda edición del año de este derbi cántabro se antojacomo vital en la recta final de campeonato.

El conjunto santanderino ha trabajado a pleno rendimiento durante toda la semana. Sin bajas y con total normalidad han discurrido los entrenamientos de preparación ante la especial cita del sábado, por lo que todos los efectivos estarán a las órdenes de Reñones para disputarle los puntos al rival vecino en feudo ajeno.
El técnico santanderino confía en que los suyos logren mostrar una cara
muy distinta a la ofrecida en el partido de la primera vuelta, en la que
cayeron en La Albericia por 29-31. “Vamos con ilusión y con el objetivo
de hacer las cosas diferentes al encuentro de ida. Somos conscientes
de que vamos a la pista del posiblemente mejor rival de este último mes
de competición, pero intentaremos tener la suficiente intensidad desde
el minuto 1”. Como cada derbi, el del sábado será importante y
especial, algo que en esta temporada se intensifica al ser los dos
conjuntos “muy cercanos, no solo por kilómetros sino porque ambos
estamos peleando por la misma situación clasificatoria”.
Aunque a priori no se puede colgar la etiqueta de favorito a ninguno de
los dos equipos, el BM. Torrelavega llega con todo a su favor. Los del
Besaya se encuentran en una dinámica positiva, con pleno de victorias
en las últimas cuatro jornadas y, además, se defenderán ante su afición
en una cancha en la que a los visitantes les resulta difícil salir con los dos
puntos en el bolsillo.
Diego Soto apunta a que la clave estará en controlar el ritmo del
partido: “nosotros queremos jugar a un ritmo alto y esa será una de las
grandes luchas del encuentro”. Para el técnico torrelaveguense, la cita
será un compromiso más, aunque no por ello pierde la esencia del
duelo por antonomasia en el balonmano cántabro reciente. “Los derbis
siempre tienen componentes que no se manejan y, en esta ocasión, es
la primera vez en la que estamos los dos en la parte alta de la
clasificación, por lo que se verá un espectáculo mejor si cabe”, afirma
Soto.