13 empresas ofertan para la construcción de los talleres y la sede de la Policía Local

El proyecto cuenta con un presupuesto de 11,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 14 meses, en una parcela de 9.958 metros cuadrados, en Camarreal (Peñacastillo)

Enviar a un amigo
14-04-2018

Un total de 13 empresas han presentado ofertas para finalizar la construcción de la sede del servicio de talleres municipales y de la Policía Local, en Peñacastillo, un proyecto que cuenta con un presupuesto de 11,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 14 meses.
    El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha explicado que este proyecto va a permitir al Ayuntamiento de Santander dotar a estos servicios de unas instalaciones más modernas, funcionales y ajustadas a sus necesidades actuales para que realicen mejor su labor.
  
El responsable municipal de Infraestructuras ha destacado que este proyecto resuelve dos necesidades y supone un avance muy sustancial en el proceso que está llevando a cabo el Ayuntamiento para modernizar las sedes municipales con el fin de ofrecer la mejor atención a los ciudadanos y las mejores condiciones de trabajo al personal municipal.


El proyecto se desarrolla en una parcela de 9.958 metros cuadrados, en Camarreal (Peñacastillo), donde existe la estructura de un edificio con dos volúmenes que, en principio, estaban destinados a albergar los talleres municipales y el depósito y las oficinas de la grúa municipal, que tiene ya unas nuevas instalaciones en Ojáiz.


En la actualidad, las necesidades de ocupación de esos edificios han cambiado. Por un lado, los talleres municipales han modificado su operativa, y hoy tienen puestos de trabajo y maquinaria más funcionales, y se han reducido sus necesidades de almacenamiento.
Por otro lado, es preciso dotar a la Policía Local de una nueva sede que resuelva las carencias que plantea su actual ubicación, que en algunos casos dificulta un adecuado desarrollo de su actividad, ha apuntado el concejal.


La solución alcanzada prevé la construcción de un nuevo forjado en uno de los dos volúmenes que componen el complejo, obteniendo de esta manera una mayor superficie construida para encajar todos los espacios necesarios.
En concreto, se consigue una superficie construida total de 17.870 metros cuadrados, incluyendo las cubiertas, en las que se ubicarán plazas de aparcamiento.


La Policía Local ocupará el volumen ubicado al este y los talleres se ubicarán en el volumen situado al oeste de la parcela, cada uno de ellos con su acceso independiente.
El acceso a la sede policial será por el sur y el de los talleres por el norte, manteniendo la calle central para uso exclusivo de los talleres municipales.
Díaz ha resaltado que el proyecto recoge el equipamiento completo de las dos sedes, de tal forma que, una vez se vayan acabado los trabajos de construcción, se pueda realizar el traslado y los edificios estén totalmente operativos a su finalización.


Dentro de este equipamiento está incluido el mobiliario completo de todas las dependencias: despachos, vestuarios, instalaciones, etc.; la galería de tiro (con mamparas de separación de tiradores blindada, parabalas de lámina de caucho o cortinas de goma), gimnasio y centro de control de policía (con videopantalla, consolas, equipos informáticos, etc.).


Los trabajos también incluyen el traslado de la maquinaria de talleres y su colocación en la nueva sede. Igualmente, se aprovechará y acondicionará la parcela municipal ubicada justo enfrente, que será utilizada como aparcamiento en superficie, con un total de 56 plazas.