1,4 millones para la mejora de Peña Herbosa y final de la calle Sol

En Peña Herbosa se contempla la renovación del pavimento de la calzada y de la red de saneamiento. En Sol la ampliación de aceras, el asfaltado del vial, la plantación de arbolado y la renovación de las redes de abastecimiento.

Enviar a un amigo
31-10-2017

El Ayuntamiento de Santander invertirá alrededor de 1,4 millones de euros en dos nuevos proyectos de mejora y renovación urbana en el entorno de Puertochico que afectarán a Peña Herbosa y al tramo final de la calle Sol.


Los trabajos, que acaban de salir a licitación, tendrán un plazo de ejecución de cinco meses, según ha señalado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.


Con las obras planteadas ahora en Peña Herbosa y la calle Sol se da continuidad a otras actuaciones en este mismo entorno, como el nuevo carril bici o la reforma del centro cultural Doctor Madrazo y su plaza, que contribuyen a la transformación y dinamización de todo este área.


El proyecto para la mejora de la calle Peña Herbosa cuenta con un presupuesto de 710.208 euros y contempla, entre otras medidas, la renovación del pavimento de la calzada y de la red de saneamiento, así como la instalación de nuevo mobiliario urbano.


El objetivo, tal como ha señalado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, es mejorar las condiciones actuales de la calle y, en especial, de la calzada, en la que existen algunos hundimientos.


La actuación, diseñada por técnicos municipales del servicio de vialidad y que mantiene tanto las plazas de aparcamiento como el arbolado actual, plantea elevar la altura del firme para dejarlo al mismo nivel de las aceras.


La nueva calzada será de losas de granito tipo rosa Porriño, colocadas sobre base de hormigón, y en las aceras se mantendrá el pavimento actual, cambiando los bordillos.


El proyecto prevé también la renovación de la señalización horizontal y vertical, la colocación de nuevas papeleras y la instalación de postes antiaparcamiento que eviten que los vehículos invadan la acera.


Asimismo, se aprovechará para renovar la red de saneamiento de la calle, cambiando los antiguos colectores por tuberías de PVC y ejecutando también nuevas acometidas a las viviendas y locales de la zona.


Igualmente, se colocará un nuevo sistema de drenaje para la recogida de las aguas pluviales y se realizarán algunas mejoras puntuales en la red de abastecimiento, con la sustitución de algunas tuberías y la ejecución de algunas derivaciones y nuevas válvulas.


Trabajos en la calle Sol
Por lo que respecta a la actuación proyectada en la calle Sol, conllevará una inversión de 732.427 euros e incluirá la ampliación de las aceras, el asfaltado del vial, la plantación de arbolado y la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento, entre otros trabajos.


El proyecto, redactado también por los servicios municipales, afectará al tramo comprendido entre el paseo de Menéndez Pelayo y la calle Casimiro Sainz, completando así los trabajos realizados con anterioridad en el resto de la calle Sol.


Díaz ha señalado que uno de los principales problemas que presenta este tramo de la calle Sol es la sucesión de diferentes niveles, barandillas y escaleras en las aceras que dificultan el tránsito peatonal. Además, en muchos casos no se alcanza la anchura mínima de accesibilidad.


Con este proyecto se ensancharán las aceras con el fin de habilitar un recorrido peatonal con la amplitud suficiente para evitar esos obstáculos y escaleras  de acceso a los edificios, y se renovará todo el pavimento con la colocación de nuevas baldosas y bordillos.


Asimismo, se acometerá la renovación integral de las escaleras de la calle Antonio Quirós, regularizando su geometría, adaptando los peldaños a las normativas de accesibilidad y cambiando los pasamanos y barandillas.


La actuación contempla también el asfaltado del vial, la  colocación de nuevo mobiliario urbano, la renovación de las siete farolas de alumbrado existentes y la plantación de 20 perales de flor, dotando así de espacios verdes a esta zona, que carece en la actualidad de arbolado.


En cuanto a la red de abastecimiento, se sustituirán las actuales conducciones de fibrocemento, hierro fundido y polietileno por otras nuevas de fundición dúctil que seguirán un nuevo trazado. Además, se renovarán todas las acometidas de las viviendas y locales y se instalarán válvulas, bocas de riego y un nuevo hidrante, a propuesta del servicio de Bomberos.


Por último, se mejorará también la red de saneamiento con la sustitución de los colectores actuales por otros de PVC, se cambiarán las acometidas y se colocarán nuevos sumideros en los bordes de la calzada para la recogida de las aguas pluviales.