Aprobados 2,4 millones para dotar a la calle Valencia y Enrique Gran de escaleras y rampas mecánicas

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta semana el proyecto técnico, un paso previo para poder licitar los trabajos, con la previsión de que las obras puedan comenzar a finales de este año o principios de 2019

Enviar a un amigo
07-07-2018

El proyecto para la mejora de la movilidad de la calle Valencia y la calle Enrique Gran, a través de nuevos itinerarios de escaleras y rampas mecánicas, tendrá un presupuesto de 2.492.780 euros y un plazo de ejecución de diez meses.


Así se establece en el proyecto técnico aprobado esta semana por la Junta de Gobierno Local como paso previo para poder licitar los trabajos, con la previsión de que las obras puedan comenzar a finales de este año o principios de 2019.


Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, el proyecto plantea la realización de itinerarios mecánicos que faciliten la movilidad de los peatones y solucionen los problemas de accesibilidad que afectan a las calles Valencia y Enrique Gran, con una pendiente del 12,5 y 28,95 por ciento respectivamente.


Además, el proyecto incluye la urbanización de ambos viales, incluyendo el cambio de pavimento, mejora de aceras, renovación de los servicios de abastecimiento, saneamiento y electricidad, y colocación de nuevos hidrantes y mobiliario urbano.


De esta manera, se continúa ampliando la red de conexiones peatonales mecanizadas que permiten hacer más accesibles las zonas altas y mejoran la comunicación y la movilidad en áreas con importantes pendientes.
Según ha precisado el responsable municipal, la red de elementos de movilidad vertical se está extendiendo siguiendo la premisa de que una vez que se han articulado conexiones norte-sur entre grandes calles (Alta, General Dávila, Paseo de Pereda, Numancia…), se pasa a mejorar la movilidad en los barrios, en puntos concretos que necesitan estas actuaciones, como es el caso de estas actuaciones en Porrúa o Entrehuertas.


Quirós ha hecho hincapié además en que este tipo de intervenciones desarrollan una gran labor social al permitir a personas con movilidad reducida salir de un entorno restringido y desplazarse con facilidad por toda la ciudad.


Descripción de la actuación en la calle Valencia
Por un lado, el Ayuntamiento de Santander instalará dos tramos de escaleras y uno de rampas mecánicas en la calle Valencia, que conectarán las calles Camilo Alonso Vega y Navarra, para salvar sin dificultad los 13,16 metros de desnivel que hay en los 79 metros de distancia del trayecto.


Se proyecta realizar unas escaleras mecánicas que asciendan desde la calle Camilo Alonso Vega hasta Islas Canarias con dos tramos: el primero de 9,97 metros y el segundo de 12,79 metros.


Para ello, se aprovechará un lateral de las escaleras existentes donde se construirá el foso en el que irá la maquinaria, con una anchura total de 2 metros y una anchura de paso de peatones de 1 metro.


El otro lateral se ampliará ligeramente hasta dejar una escalera de 1,50 metros que tendrá los mismos cinco tramos que existen actualmente para poder dar acceso a las entradas a los locales que hay en los bajos del edificio.


En el segundo tramo de la calle se proyecta realizar una rampa mecánica de 29,41 metros de longitud que discurrirá por la margen derecha de la calle.


Se realizará la urbanización de la calle dejando aceras con una anchura mínima de 1,80 metros, de acuerdo con la normativa de accesibilidad, y con un único carril de vehículos de 3,20 metros de anchura.


Por último, se completará la urbanización construyendo tres alcorques con sus respectivos árboles en el ensanchamiento de la calle antes de llegar a la calle Navarra.


Enrique Gran
Respecto a la intervención en Enrique Gran, se proyecta construir tres tramos de escaleras mecánicas para salvar 15,50 metros de desnivel existentes en 53 metros de calle.


Se colocarán en el lado este de la calle, en la zona ocupada actualmente por escaleras peatonales, y los diferentes tramos tendrán una longitud de 10,40 metros, 17,67 metros y 11,49 metros.


El proyecto incluye la urbanización de la subida de la calle y de la zona superior hasta la confluencia con Macías Picavea, con aceras nuevas de 1,80 metros.


Además, en la zona de la plaza, se creará una zona estancial con árboles y bancos y otra como aparcamiento de vehículos.


Para separar la calzada de la acera se pondrán bordillos de granito, se colocarán barandillas de acero inoxidable en la separación con las escaleras mecánicas y de acero galvanizado en todo el perímetro de la parte superior de la calle.


Además se renovará la señalización vertical y horizontal y el mobiliario urbano.

<img src="http://www.cantabria24horas.com/archivos/713.jpg">