Artadi rechaza la presidencia simbólica: "Puigdemont es quien debe gobernar"

Artadi insiste en la investidura de Puigdemont, "que no sólo es el candidato de JxCat, es el candidato del Parlament", por lo que ha rechazado que se hable de planes alternativos dada la situación personal del ex president.

Enviar a un amigo
11-02-2018
"En ningún caso consideramos que el presidente Puigdemont sea un presidente simbólico", ha vuelto a proclamar la portavoz de Junts per Catalunya (JxCat) en el Parlament, Elsa Artadi. Aunque su nombre y el de la secretaria general de ERC, Marta Rovira han sonado como posibles candidatas a la presidencia de la Generalitat, Artadi ha descartado una vez más esta posibilidad así como otros "planes B o alternativas", en una entrevista en el diario 'Ara'. Sobre el estado de las negociaciones con ERC, ha reconocido que "hay un acuerdo a medias en su aplicación, que es el apoyo a la investidura del candidato de JxCat, que no puede ser nadie más que Puigdemont", y ha querido alejar la idea de una repetición electoral.
 

Artadi insiste en la investidura de Puigdemont, "que no sólo es el candidato de JxCat, es el candidato del Parlament", por lo que ha rechazado que se hable de planes alternativos dada la situación personal del ex president. Así se ha pronunciado en una entrevista en el diario 'Ara', en la que ha recordado que "había un acuerdo para formar la Mesa del Parlament que iba ligado a un acuerdo de investidura. Tenemos una mesa que es independentista y un acuerdo a medias en su aplicación. Es el apoyo al candidato de Junts per Catalunya, que no puede ser nadie más que Puigdemont".

La portavoz de Junts per Catalunya ha criticado el aplazamiento del pleno de investidura previsto el pasado 30 de enero, ya que de haber sido así "ya tendríamos Govern", y ha defendido la propuesta de reforma de la ley de presidencia para tratar de celebrar una investidura a distancia. "Lo que estamos haciendo ahora es dejar por escrito y de forma explítica algo que ni el reglamento ni la ley prohíben. Nos han dicho que no hay suficientes garantías y que contrariaba al Tribunal Constitucional. Nosotros lo entendimos y lo que hemos hecho es buscar todas las garantías. ¿Cómo? Modificando la ley de presidencia y dejando por escrito lo que pretendíamos hacer".

"El Constitucional nos dijo que con la normativa actual no se puede hacer lo que pretendemos. Entonces, nosotros cambiamos la normativa. ¿El gobierno español hace trampas y se interpone en el manera de llevar a cabo la investidura? Pues, tenemos la ley", ha insistido.

Artadi ha vuelto a criticar el aplazamiento del pleno de investidura, y aunque reconoce que su reforma de la ley de presidencia será recurrida ante el TC, tal y como anunció el Gobierno, considera que "el Constitucional estaría diciendo que el Parlament no puede legislar, sería una vulneración más".

Tras negar que la voluntad de JxCat sea "alargar el 155", Artadi ha negado una crisis en el bloque independentista. "El conflicto no lo tenemos entre JxCat y ERC, En JxCat y la CUP, o ERC y la CUP. El gran conflicto, el único que tenemos es con el estado español. Los problemas no están en casa, sino fuera". Respecto a la insistencia de ERC por no "crear falsas expectativas", se ha limitado a preguntarse si el Parlament "tiene legitimidad para actuar y es soberano".

Artadi reconoce que puede pasar cualquier cosa, pero ha querido alejar la idea de una repetición de elecciones. "Creo que nadie lo quiere entre las fuerzas independentistas. Es evidente que no se puede descartar nada, pero no tendría sentido y tampoco estamos tan alejados para acabar en unas elecciones", ha dicho en alusión al estado de las negociaciones.

"Para nosotros, la reacción del Estado no siempre ha sido previsible. Lo que no haremos es autocensurarnos por una amenaza del Estado en su obsesión porque el presidente no siga siendo presidente. De hecho, la determinación del gobierno español con la idea de que no siga, nos refuerza en la legitimidad de lo que estamos haciendo", ha manifestado.

La portavoz de JxCat ha rechazado una vez más la propuesta de ERC sobre una presidencia simbólica. "No consideramos en ningún caso que el presidente Puigdemont sea un presidente simbólico. Ha de ser ejecutivo, legitimado y el presidente que debe gobernar. En ningún caso debe ser algo simbólico". Aunque niega que la voluntad de Puigdemont sea gobernar desde Bruselas, no ha hablado de si piensa volver y cuando, y ha criticado que "ahora mismo estamos en una legislatura gobernada desde Madrid".