CCOO denuncia la inacción de Ander Larrázabal, gerente del Hospital de Laredo

La Federación de Sanidad de CCOO ha señalado la “pasividad” de Ander Larrazábal que ha tenido más de un año para solventar unas incidencias que se vienen produciendo desde hace años

Enviar a un amigo
15-03-2019

La existencia de riesgos psicosociales en el departamento de Farmacia del Hospital de Laredo no es nueva. La sección sindical de CCOO en el centro hospitalario viene denunciando esta situación desde hace diez años sin que la dirección haya tomado medidas para solucionarlo. De ahí que hayan denunciado la inacción del gerente, Ander Larrázabal, que no ha hecho nada por evitar la persistencia de unos riesgos psicosociales que están afectando a la plantilla.

Hartos de que no se tenga en consideración sus demandas y reclamaciones, en enero de 2018, CCOO presentó ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social una denuncia en relación a las condiciones de trabajo existentes en el servicio de Farmacia del hospital laredano.

Ha tenido que transcurrir más de un año para que la Inspección de Trabajo se pronuncie al respecto y ahora ha emitido un requerimiento que no deja lugar a dudas sobre la pésima situación que viven a diario los y las trabajadoras de este servicio. La Inspección ha constatado que “determinadas condiciones laborales no son adecuadas provocando un mal funcionamiento o disfunción del servicio, suponiendo un riesgo para la salud de los trabajadores y cuya persistencia, unida a la falta de medidas preventivas, puede desembocar consecuentemente en daños para la salud de los trabajadores”.

El requerimiento se refiere explícitamente a la organización del trabajo, las características de las tareas, los ritmos, la comunicación y las relaciones personales y los estilos de mando, entre otros. Para solucionar esta situación, la Inspección de Trabajo ha realizado una propuesta que requiere la puesta en marcha de medidas tales como poner en marcha las medidas y actividades contempladas en la evaluación de riesgos psicosociales (que no están siendo ejecutadas), realizar una auditoría del servicio de prevención propio o garantizar que los trabajadores del servicio de Farmacia reciban una información y formación sobre los riesgos derivados de sus puestos de trabajo.

La sección sindical de CCOO en el Hospital de Laredo ha alertado de que, a pesar de que la denuncia no es nueva y que ahora incluso existe un requerimiento que debe estar ejecutado a primeros de abril, nuevamente el gerente está haciendo oídos sordos a las peticiones sindicales. De hecho, han solicitado diferentes reuniones que no están siendo atendidas.

Carlos Ateca, delegado de CCOO en el hospital, ha subrayado que “tenemos un gerente mucho más interesado en pequeñas y grandes obras en el centro, a las que no renunciamos, que por los problemas de salud que sufren los y las trabajadoras al realizar su trabajo”.

Una de las soluciones que vienen planteando CCOO desde 2011 es la incorporación del puesto de farmacéutico al turno de tarde para evitar que los técnicos de Farmacia tengan que asumir funciones que no les corresponden, dando cumplimiento a la normativa vigente.

“Es indiscutible que las actuaciones se deben prestar con la presencia y actuación profesional del o de los farmacéuticos necesarios para una correcta asistencia”, ha afirmado Ateca, que ha reivindicado otras medidas que llevan reclamando desde hace muchos años como es el caso de un cambio en la organización del trabajo, la información a la representación de los trabajadores sobre contrataciones de personal o planes de futuro.