Con una inversión de 465.000 comienza la urbanización de las calles Ancha y Carrera

Los trabajos se acometerán en dos fases y podrían estar finalizados completamente después del verano

Enviar a un amigo

Foto Raúl Lucio

12-02-2019

El consejero y otras autoridades visitan las obras de urbanización de varios viales en Torrelavega

El Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega han destinado 465.000 euros a la urbanización de las calles Ancha y Carrera para dotar de mayor espacio peatonal a la capital del Besaya con nuevas aceras y otras medidas de seguridad vial adicionales, que podría estar finalizada íntegramente después del verano.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, acompañado por el alcalde del municipio, José Manuel Cruz Viadero, ha supervisado la primera fase de los trabajos que, según ha opinado, supondrán una "transformación total" de la ciudad, con un nuevo espacio abierto para integrar los soportales y mejorar la calidad de vida de todos los vecinos en el centro urbano y en el entorno de la plaza Mayor.

En esta misma línea se ha expresado el alcalde al confirmar que desde el equipo de gobierno de Torrelavega siempre han pensado en una ciudad "más integrada y más amable" y bajo la premisa de mejorar "sustancialmente" el comercio y la calidad de vida de los vecinos, de ahí que haya pedido comprensión por las molestias que causarán las obras en los próximos meses.

Entre otras autoridades, también ha estado presente el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, quien ha remarcado la importancia de esta obra para revitalizar la zona y "premiar el esfuerzo" llevado a cabo por los comerciantes para convertirse en "referente" de la ciudad, mientras que en el entorno limítrofe con la plaza Mayor se ha programado mejorar la accesibilidad y la seguridad.

Nuevo entorno urbano

Principalmente, el acondicionamiento de los dos viales se llevará a cabo en dos fases, partiendo desde la intersección con la calle José María de Pereda hasta la calle Carrera y, posteriormente, se actuará sobre este último vial hasta su intersección con Juan José Ruano, en la plaza de La Llama.

El proyecto recoge todas las medidas necesarias para ejecutar toda la zona al mismo nivel, suprimiendo los bordillos y mejorando la accesibilidad del peatón.

Con el fin de dotar un aspecto uniforme se utilizará losa fotocatalítica fabricada en hormigón de alta resistencia de color blanco, gris y negro y, dado que es una zona de carácter comercial, se contemplan zonas de carga y descarga.

Entre otras medidas adicionales, se plantarán árboles de diferente tipo a ambos lados del vial y se colocará nuevo mobiliario urbano como bancos, sillas y jardineras.