Diez mujeres se preparan en Santander para esquivar y repeler agresiones físicas

El objetivo de “Llega segura a casa” es que “las participantes ganen seguridad y que el temor no las lleve a renunciar la libertad que supone salir o regresar a casa solas si así lo desean y a la hora que lo decidan”

Enviar a un amigo
19-09-2016

Un total de diez mujeres de distintas edades de Cantabria se van a preparar en Santander para esquivar y repeler agresiones físicas en entornos cotidianos mediante técnicas de autoprotección que pese a lo eficaz del resultado son accesibles a personas de casi cualquier edad y condición física.

 

La preparación se desarrolla en el ciclo de Talleres “Llega segura a casa” que el especialista Luis Vázquez, impartirá en Santander a partir del día 9 de octubre con carácter mensual y con capacidad cada uno para un máximo de diez alumnas. Se trata de un número muy restringido de participantes puesto que la formación es personalizada.

Vázquez es Jefe Instructor de Krav Maga Bilbao, formado en España y en Estados Unidos (Los Ángeles) y unos de los escasos especialistas en España en la técnica de autoprotección Krav Magá. Según explica, los Talleres tienen el objetivo de “conseguir que las mujeres no solo transiten con seguridad y regresen, si lo deciden, solas a casa sin problemas sea la hora que sea a la que decidan hacerlo sino también que posean la tranquilidad de saber que en caso de sufrir algún incidente van a poder reaccionar para esquivarlo y evitar posibles consecuencias”.

Se trata de una técnica de protección que tiene su origen en Israel, país en el que los más pequeños la practican desde la infancia en los centros educativos.

La peculiaridad de esta técnica y lo que la convierte en idónea para ser aplicada a la autoprotección femenina es que se trata de un sistema intuitivo que no precisa de gran conocimiento o memorización de técnicas y que permite “darle la vuelta” a situaciones en las que 'a priori' la víctima se encontraba en una situación desfavorable.

 

En los Talleres se mostrará a las participantes las técnicas para observar el entorno cotidiano desde el punto de vista de la autoprotección, a identificar y evitar posibles amenazas pero también a repelerlas con seguridad se tenga o no una gran preparación física puesto que esta técnica no es un arte marcial sino un sistema de respuesta diseñado para ser útil, práctico y sencillo para cualquiera.

Los Talleres se desarrollarán en el centro Alameda Studio de la Calle Vargas de Santander que incluye de forma estable esta propuesta entre su oferta habitual porque tal y como señala Francisco J. Cousillas, su codirector “a lo largo de nuestros casi 10 años de trayectoria venimos recibiendo público mayoritariamente femenino y es habitual escuchar comentarios relacionados con la tensión que para una mujer supone salir o regresar a casa en horarios nocturnos ante el riesgo de sufrir no ya una agresión común que pudiéramos sufrir cualquiera de nosotros sino además en su caso una agresión sexual, una situación en la que saber reaccionar es fundamental. Por eso decidimos ofrecerles la posibilidad de saberse preparadas para evitarla y para protegerse”.