El Ayuntamiento instalará dos escaleras y una rampa mecánica en Porrúa

Se conectarán así las calles Camilo Alonso Vega y Navarra, en una actuación que tendrá un presupuesto estimado en un millón de euros

Enviar a un amigo
13-04-2018

El Ayuntamiento de Santander instalará dos tramos de escaleras y uno de rampas mecánicas en el barrio de Porrúa, que conectarán las calles Camilo Alonso Vega y Navarra, a través de la calle Valencia, en una actuación de mejora de la movilidad que tendrá un presupuesto estimado de un millón de euros.

La alcaldesa, Gema Igual, ha acudido esta mañana a la sede de la asociación de vecinos de Porrúa para anunciar que, además de los dos tramos de escaleras mecánicas para unir Camilo Alonso Vega y la calle Islas Canarias que ya se había comprometido a ejecutar el Ayuntamiento, ahora se añadirá una rampa mecánica de 29,41 metros de longitud para llegar hasta la calle Navarra.

Igual ha destacado que se mejora así la movilidad no solo en el barrio de Porrúa sino en otros que se encuentran en el entorno de General Dávila, como San Francisco, San Luis y Las Peñucas, que también se verán beneficiados con este proyecto.

La regidora santanderina ha hecho hincapié en que este tipo de actuaciones desarrollan una gran labor social al permitir a personas con movilidad reducida salir de un entorno restringido y poder desplazarse con facilidad por toda la ciudad.

 En este sentido, ha explicado que ya son 8 los itinerarios mecanizados en servicio en la ciudad, con una inversión superior a los 16 millones de euros, que son utilizados por más de 8 millones de usuarios cada año.

Además, está en ejecución el conjunto de rampas, escaleras mecánicas y ascensor que unirán el Paseo Pereda con General Dávila a lo largo de las calles Lope de Vega y Carmen-Entrehuertas y la Finca Jado, y próximamente empezarán las obras de las que conectarán el entorno del Palacio de Festivales con el Alto de Miranda, recorriendo la Bajada del Gurugú y la calle Canalejas.

Igual ha precisado que la red de elementos de movilidad vertical se está extendiendo siguiendo la premisa de que, una vez que se han articulado conexiones norte-sur entre grandes calles (Alta, General Dávila, Paseo de Pereda, Numancia…), se pasa a mejorar la movilidad en los barrios, en puntos concretos que necesitan estas actuaciones, como es el caso de Porrúa.

Las obras podrían empezar a principios de otoño

La alcaldesa ha indicado que se proyecta realizar unas escaleras mecánicas que asciendan desde la calle Camilo Alonso Vega hasta la calle Islas Canarias con dos tramos: el primero de una longitud de 9,97 metros y el segundo de 12,79 metros.

Para ello, se aprovechará un lateral de las escaleras existentes donde se construirá el foso en el que irá la maquinaria, con una anchura total de 2 metros y una anchura de paso de peatones de 1 metro.

El otro lateral se ampliará ligeramente hasta dejar una escalera de 1,50 metros que tendrá los mismos cinco tramos que existen actualmente para poder dar acceso a las entradas a los locales que hay en los bajos del edificio.

En el segundo tramo de la calle se proyecta realizar una rampa mecánica de 29,41 metros de longitud que discurrirá por la margen derecha de la calle.

Se realizará la urbanización de la calle dejando aceras con una anchura mínima de 1,80 metros, de acuerdo con la normativa de accesibilidad, y con un único carril de vehículos de 3,20 metros de anchura.

Por último, se completará la urbanización construyendo tres alcorques con sus respectivos árboles en el ensanchamiento de la calle antes de llegar a la calle Navarra.

Tras cerrar la redacción definitiva del proyecto, algo que se prevé que ocurra en el plazo aproximado de un mes, el Ayuntamiento procederá a la aprobación, licitación y adjudicación del proyecto, de forma que las obras puedan empezar a principios de otoño.