El DS Blendio Sinfín puntúa por primera vez ante el Bada Huesca

Buen resultado, no solo por mantener la cancha santanderina inexpugnable una jornada más, sino porque con él se rompe una maldición que les ha perseguido en cada encuentro contra el conjunto oscense

Enviar a un amigo
17-02-2019

El DS Blendio Sinfín sigue sin perder en La Albericia, donde firmó un
empate ante el Bada Huesca por 32-32, aunque a punto estuvo de
llevarse algo más. Buen resultado, no solo por mantener la cancha
santanderina inexpugnable una jornada más, sino porque con él se
rompe una maldición que les ha perseguido en cada encuentro contra
el conjunto oscense, frente al que han logrado puntuar por primera vez.
Los cántabros entraron en partido con buenas sensaciones una vez más
en su fortín y llevando la batuta en el arranque, a pesar de no conseguir
renta mayor a un gol. Torriko, Postigo y Valles fueron los encargados de
subir los primeros tantos al marcador del DS Blendio Sinfín, mientras que
Pérez, Carmona y Bonanno lo hacían en el bando visitante, antes de
que los suyos aumentasen revoluciones y girasen las tornas ligeramente
a su favor en un primer momento y con contundencia con el paso de
los minutos.


A pesar del sólido comienzo de los de Reñones, el rearme defensivo del
rival comenzó a plantear dudas en un ataque que hasta entonces se
había mostrado firme en sus intenciones. Arguillas fue un muro
infranqueable durante todo el primer periodo, convirtiéndose en el
principal culpable del pinchazo ofensivo de los del DS Blendio Sinfín y
gracias a sus intervenciones, los pupilos de Nolasco encontraron

oportunidades de oro para hacer serio daño a un cuadro local que
empezó a temer el mismo final de las anteriores ocasiones.


El técnico santanderino solicitó tiempo muerto para frenar el ritmo
impuesto por el Bada Huesca y cambió el planteamiento defensivo en
busca de poner fin a la sangría goleadora que sufrieron en apenas
cinco minutos. En portería dio salida a Jorge Villamarín, aunque
tampoco dio con la tecla adecuada para boicotear los lanzamientos
del central Mota. Los tímidos intentos de Valles y Postigo sirvieron para
que los ánimos no decayeran en La Albericia, a pesar de alcanzar con
un contundente 12-18 en contra el descanso, al que se llegó tras el
primer gol de la tarde del reaparecido Jorge Silva.


Lejos de amilanarse, los de Reñones salieron del túnel de vestuarios con
el cuchillo entre los dientes, dispuestos a matar por unos puntos muy
golosos de cara a entrar en la lucha por los puestos europeos y a
quitarse la espina de doblegar a su particular bestia negra. La flojera
defensiva de la primera mitad quedó en el olvido y poco a poco la
ventaja de los de Huesca fue reduciéndose a la nada, mientras que el
ataque también entró en modo ‘destrucción’ y repartió tantos entre
todos sus efectivos en pista con un espectacular parcial de 7-2.
Postigo fue el encargado de poner el empate cuando aún no se habían
sobrepasado los primeros diez minutos de juego y estuvo listo para,
nada más celebrar el gol, cortar la circulación de balón oscense y
colocar a los suyos por delante (20-19, min. 40).


La igualdad más absoluta regresó entonces y aunque Dimitrievski, Lastra
y Valles lo intentaron en varias ocasiones, no fue hasta que Silva calentó
la muñeca cuando los del DS Blendio Sinfín disfrutaron de una renta
superior a los dos goles. El portugués ajustó la mira en el segundo tiempo
y no solo alcanzó los 600 goles en Liga ASOBAL, sino que superó esa cifra
a base de castigar una y otra vez la red de un Arguillas que se borró del
partido en la segunda parte.


Sin embargo, cuando el viento más soplaba a su favor, el DS Blendio
Sinfín se estrelló contra una defensa aragonesa más abierta, que
provocó incertidumbre ofensiva en las filas santanderinas en apenas dos
minutos. Los santanderinos pagaron caro los errores, pues el Bada
Huesca no perdonó y con un parcial de 0-4 dio la vuelta al marcador
cuando el partido se acercaba al final.


La grada se volcó con el equipo durante todo el encuentro pero fue en
estos momentos de mayor intensidad cuando el público apretó y los
cántabros levantaron aún más los brazos para no ceder los puntos
después de dejarse la piel. Tocó remar a contracorriente una vez más
ante el plantel oscense pero esta vez lo hicieron de tú a tú, sin hacerse
de menos, y supieron aguantarle a tan solo un tanto de diferencia.


Valles e Iglesias mantuvieron a flote a los suyos en estos instantes finales
y una falta en ataque de Álex Marcelo en una jugada que pudo
suponer el más 2 visitante, se convirtió en una oportunidad más para los
cántabros de buscar el empate. Reñones gastó entonces el tercer
tiempo muerto local para dar unas últimas instrucciones que salieron a
pedir de boca, pues Silva anotó su séptimo gol y la defensa contuvo un
último y precipitado ataque visitante que no llegó a nada, dejando el
32-32 como final de otra gran tarde de balonmano en La Albericia.


DS BLENDIO SINFÍN – 32
Villamarín (p), Samuel (p), Salvarrey (p), Diego, Valverde, Nikolai, Torriko
(4), Postigo (5), Lastra (1), Solá, Silva (7), Lon (4), Valles (6), Iglesias (2),
Dimitrievski (3).
BADA HUESCA – 32
Gómez (p), Arguillas (p), Val, Carmona (7), Camas, Pérez (4), Ostojic (2),
Mota (4), Carró (1), Félez (1), Zungri (1), Mira, Marcelo (3), Malo, Miana
(1), Bonanno (7).
PARCIALES
4-3, 5-5, 7-9, 9-11, 10-15, 12-18 (descanso). 15-18, 21-20, 24-23, 27-26, 30-
30, 32-32 (final).
ÁRBITROS
García Mosquera y Rodríguez Rodríguez. Excluyeron a Postigo, Diego (2),
Dimitrievski (2) por el DS Blendio Sinfín, y a Zungri, Mota, Ostojic, Carró y
Mira por el Bada Huesca.
INCIDENCIAS
Partido de la decimoctava jornada de la Liga ASOBAL, celebrado en el
Pabellón de La Albericia ante unos 1500 espectadores.