El Festival Intercultural de las Naciones cifra en 300.000 las personas que le han visitado

Las visitas superan las tres veces por persona, creciendo un 30% el turismo nacional y un 40% el turismo extranjero. Su mayor impacto y protagonismo con los 2 conciertos solidarios de Alex Ubago y Antonio Carmona con Sole Giménez

Enviar a un amigo
El Festival Intercultural de las Naciones cifra en 300.000 las personas que le han visitado 10-09-2017

El Festival Intercultural de las Naciones, que comenzaba el pasado 11 de agosto con el gran pasacalle internacional entre los Jardines de Pereda y El Sardinero, toca a su fin este domingo. Desde el Ayuntamiento de Santander, la responsable de Familia, Servicios Sociales, Inmigración y Cooperación al Desarrollo, María Tejerina, ha subrayado el “incremento constante de la acción solidaria del Festival”. Cabe recordar que a lo largo del evento han sido constantes las actividades de carácter solidario, con la participación de casi una veintena de ONGS, que han realizado una labor de sensibilización e información sobre sus proyectos sociales, con talleres y actividades impulsados por el Centro Municipal de Inmigración y Cooperación al Desarrollo (CMICAD).

En la acción solidaria del Festival, destacan los 2 conciertos cuya recaudación ha sido destinada a sufragar la actividad de la Cocina Económica y la asociación Nuevo Futuro, los Premios Solidarios Alberto Pico, que este año han alcanzado su 5ª edición premiando a Unicef, El Legado María de Villota, La Obra Social “La Caixa” y Ruth Beitia, la merienda solidaria con los niños del programa Vacaciones en Paz procedentes de los campamentos saharauis de Tinduf, y la entrega de dos autobuses para el Sáhara con alimentos y productos de higiene, en colaboración con ALOUDA y Cantabria por el Sáhara.

Por su parte el director general del Festival y fundador del evento, Sergio Frenkel, ha hecho un balance “enormemente positivo” del desarrollo de esta cita estival en Santander. Frenkel ha cifrado en unas 300.000 las personas que “han disfrutado” de un evento que se ha prolongado durante casi 30 días, entre las visitas al recinto festivo y los espectadores de las más de 150 actuaciones programadas, entre conciertos, Escuelas de Baile de Santander y Cantabria y espectáculos a cargo de las Asociaciones de Inmigrantes y Residentes. “Hay que tener en cuenta que hemos tenido jornadas en las que se han superado los 15.000 visitantes, con una media de entre 8.000 y 10.000 personas cada día”, ha explicado el responsable del Festival, que ha ubicado la máxima afluencia de visitantes en el comienzo de la semana del 15 al 20 de agosto.

Sergio Frenkel ha resaltado las opiniones positivas que han registrado por parte del público iniciativas novedosas como el concurso de selfies, la ruta gastronómica con las nuevas incorporaciones de países al evento, y sobre todo la nueva zona habilitada para los grandes restaurantes temáticos de México y Argentina, con escenario propio para actuaciones musicales.

En cuanto al apartado artístico, “la variedad y calidad de los espectáculos programados, combinando los 2 conciertos solidarios de pago, a tan solo 5 euros, y los 2 conciertos de entrada libre y gratuita, ha constituido una oferta musical muy bien recibida por el público”, recalca Sergio Frenkel, que ha elogiado una vez más el talento local plasmado en las 13 Escuelas de Baile y los 11 grupos de Santander que han participado en el Festival, todos ellos con espectáculos especialmente pensados para el evento, y un aspecto que el Festival quiere seguir potenciando en sucesivas ediciones. A ellos se han sumado 10 presentaciones y conciertos de artistas de reconocido prestigio, 5 grupos de Músicas del Mundo y 13 Asociaciones de Inmigrantes y Residentes con sus bailes y trajes típicos.

Por último, Sergio Frenkel destaca como elemento clave del Festival su “carácter intercultural, un espacio en el que conviven todas las culturas presentes en verano en la ciudad en plena armonía, y en el que todos los segmentos sociales tienen su espacio, para convertirlo en un Festival sin fronteras”