El Gobierno declara "materia reservada" todo lo relacionado con la presencia de Policía Nacional y Guardia Civil en Cataluña

EL PRECEDENTE. un acuerdo del Consejo de Ministros de Gobierno de Felipe González en 1986 que clasificaba así “los planes de seguridad de Instituciones y Organismos Públicos” con arreglo a la Ley de Secretos Oficiales.

Enviar a un amigo
13-11-2017

GRUPO DIARIOCRÍTICO.COM

En medio de las críticas de los agentes a la situación que viven en Cataluña -especialmente en el conocido como 'barco de Piolín' atracado en Barcelona- el ministro del Interior ya avanzó hace unos días que los relevos en los puestos policiales siguen su curso, pero que la 'Operación Copérnico' que arrancó a mediados de septiembre para reforzar la seguridad de cara al 1-O, día del referéndum de secesión, se mantendría activa como mínimo hasta el días de la celebración de las elecciones autonómicas catalanas previstas para el 21 de diciembre.

 

Pero hasta ahí quiso leer… Moncloa ha corrido un tupido velo sobre el despliegue de Policía Nacional y Guardia Civil en Cataluña.

En las últimas semanas, el PDeCAT y Podemos han presentado en el Senado, al menos, 9 preguntas parlamentarias relacionadas a los costes (desplazamiento, sobresueldos por productividad, dietas, hoteles…); número de efectivos; consecuencias del retraso de los permisos de policías y guardias civiles o la situación de los hospedajes, entre otras cuestiones. Todas ellas, tal y como revela 'El País', han tenido una respuesta común: se trata de "materia reservada".

El Gobierno ha echado mano de un acuerdo del Consejo de Gobierno de Felipe González en 1986 que clasificaba así “los planes de seguridad de Instituciones y Organismos Públicos” con arreglo a la Ley de Secretos Oficiales.

Poco se sabe de la 'Operación Copérnico' y con datos poco actualizados. No obstante, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, sí ha confirmado que son alrededor de 6.000 los agentes desplazados en Cataluña y se sabe que Hacienda ha tenido que realizar dos autorizaciones para abonar las dietas extraordinarias a los agentes. Unas compensaciones distintas a alojamiento y manutención que van desde los 110 euros diarios a los 40 euros que reciben los agentes ya destinados en Cataluña y que forman parte del operativo.