El Premio Pick a los valores humanos 2017 otorgado a Peru Zaballa

El Club de Prensa rememora la figura del emblemático jugador de fútbol cántabro en el 20 aniversario de su fallecimiento. Ejemplo mundial para los valores y juego limpio en el deporte, espejo en el que se deben mirar los jóvenes.

Enviar a un amigo
El Premio Pick a los valores humanos 2017 otorgado a Peru Zaballa 19-05-2017

El Club de Prensa Pick Santander ha concedido su premio anual a Pedro Zaballa Barquín (Peru Zaballa) emblemático jugador de fútbol cántabro,  nacido en Castro Urdiales en 1938 y fallecido en Oviedo, el 4 de junio de 1997. Se cumple por tanto ahora el veinte aniversario de su desaparición.

El Premio Pick a los Valores Humanos del Club de Prensa Pick Santander pretende destacar valores esenciales como la honestidad y la humildad, y quiere llamar igualmente la atención para que los jóvenes reciban una educación que priorice el respeto entre las personas y rechace cualquier tipo de discriminación.

A juicio del Club de Prensa, todos estos méritos confluyen en la figura de Peru Zaballa, a quien se distingue a título póstumo con este Premio en reconocimiento a su trayectoria personal de valores y el ejemplo a ensalzar que supone para todos los deportistas de hoy.

Definido como caballero del deporte y campeón del juego limpio, Peru Zaballa se hizo famoso por el gesto que tuvo en un partido disputado el 2 de noviembre de 1969 entre el Real Madrid y el Sabadell. Con empate a cero en el marcador, el cántabro decidió echar el balón fuera y no marcar un gol, a pesar de estar sólo y a puerta vacía, para que atendieran con urgencia al portero madridista, Avelino Zapico Junquera, tendido en el suelo, tras un fuerte encontronazo.  

Gesto tan noble fue reconocido por la UNESCO, que le otorgó en 1969 el prestigioso galardón "Fair Play", siendo el primer jugador en la historia en recibirlo.. En 1998, un año después de su fallecimiento, la Federación Española de Fútbol hizo suyo este premio y lo concede a aquella persona, club, e inclusive a una afición en general, que se distinga por su correcto comportamiento.

Entre los galardonados a lo largo de la historia con el Premio “Fair Play” de la FIFA figuran la afición del Celtic de Glasgow, la Confederación Brasileña de Fútbol o el Fútbol Club Barcelona. En el año 2015 recibieron también el galardón todas las organizaciones y clubes de fútbol del mundo entero, que trabajan por ayudar a los refugiados.


Fueron muchos los equipos por los que pasó Peru Zaballa y cabe citarlos: Avenida (de crío en Castro Urdiales); Castro; Gimnástica  (1956/57); Rayo Cantabria (1957/58); Racing (1958/1961); FC Barcelona (1961/1967); Sabadell (1967/1970) y Oviedo (1970/1971).

En todos ellos dejo un buen recuerdo, mantuvo siempre una conducta educada, y fue un ejemplo de comportamiento y humanidad. Por eso cabe recordarle y ensalzar su figura y lo que supone en el veinte aniversario de su desaparición.

Además, poco podía imaginar el emblemático Peru Zaballa que en el siglo XXI cobrarían notoriedad las noticias que hablan de padres que asisten a los partidos de sus hijos, y que se abofetean y golpean por cualquier falta, fuera de juego o un penalti discutible.
Hoy más que nunca, hay que rememorar las palabras de Peru Zaballa tras la acción tan hermosa que protagonizo: “El fútbol es un deporte, no la guerra”. Y es que en la actualidad, sin generalizar tampoco, hay personas que viven la competición futbolística infantil y juvenil con el solo propósito de ganar siempre, y llegar rápido al éxito, la fama y la fortuna, dejando de lado los valores que posibilitan un deporte limpio.
Pareciera que el fútbol ha de ser ante todo alcanzar la jubilación a costa de un niño, por muy pequeño o mayor que sea. la máxima división y la contratación del jugador por parte de un gran club. Para ello, hay padres que educan a sus hijos en ganar y vencer siempre. Cómo lo hagan y bajo qué conducta ética, parece importar menos. Resultan bochornosas y rechazables del todo las escenas televisivas y que han circulado por las redes sociales de supuestos aficionados que se agreden sin contemplaciones  en un  partido,  que insultan a los rivales o al árbitro o que manifiestan actitudes o comportamientos sexistas, racistas o xenófobos faltando a los más sagrados valores del deporte y de la educación.

A Manuel Alcántara en 2015 y Gloria Torner en 2016 se suma ahora la concesión del III Premio Pick a los Valores Humanos a la figura y memoria de Peru Zaballa y su ejemplar trayectoria deportiva y personal.