El Racing vence por la mínima en El Sardinero y se mantiene en la lucha por los primeros puestos

Gracias a Quique Rivero que marcó el solitario gol el equipo santanderino pudo mantener la distancia en un partido que dominaron los vascos tanto en posesión como en ocasiones.

Enviar a un amigo
08-10-2017
 El Racing va a más. Y es que los verdiblancos han conseguido ante el Bilbao Athletic (1-0) su segundo triunfo consecutivo en El Sardinero –en su feudo han logrado tres victorias y sólo han sufrido una derrota, llevan cuatro jornadas consecutivas sin encajar gol y han sumado 10 de los últimos 12 puntos disputados. El tanto de Quique Rivero en el primer acto y la actuación de Iván Crespo, que hizo dos paradas muy meritorias, fueron los pilares sobre los que se cimentó el positivo resultado logrado por el equipo que dirige Ángel Viadero. “Hemos jugado un partido serio, ante un buen rival que nos ha exigido. Creo que cada semana que pasa estamos más preparados”, explicó el técnico santanderino.      

Borja Granero, recuperado del esguince en el ligamento lateral externo del tobillo izquierdo que sufrió en Merkatondoa, formó como titular en el centro de la zaga y su presencia fue una de las novedades en el once racinguista, en el que entraron Antonio Tomás –una vez cumplidos los cuatro partidos de sanción por su expulsión frente al Club Deportivo Mirandés- y Héber –formó en la banda derecha dejando la izquierda para Álex García. El resto de la alineación fue la misma que empató el pasado fin de semana en Estella (0-0) aunque, por dominio del encuentro, mereciera mejor resultado. Y su salida al campo estuvo acompañada por un gran tifo preparado por La Gradona que resaltaba la inculcación de la pasión verdiblanca de padres a hijos.

El duelo norteño entre cántabros y vizcaínos comenzó con una buena acción de Íñigo Muñoz para el Bilbao Athletic que Héber replicó con una internada por su banda y un lanzamiento que se marchó alto. Y casi en la segunda llegada al área visitante del Racing llegó el 1-0 con un disparo seco desde la frontal de Quique Rivero que entró junto al poste derecho de la meta defendida por Hodei Oleaga. El centrocampista de Cabezón de la Sal sacó un potente y colocado chut que puso por delante en el marcador a la escuadra de Viadero y que provocó una gran ovación en Los Campos de Sport –había 7.701 espectadores.

Crespo, con el pie

El equipo cántabro mandaba en el marcador y era dominador del juego aunque poco antes de la media hora los bilbaínos tuvieron una buena ocasión tras un desajuste defensivo local. Iván Crespo se encargó, con el pie, de despejar el disparo de Asier Benito desde el interior del área y la acción, tras dos rebotes, finalizó en saque de esquina gracias a una rápida intervención de la defensa verdiblanca. Y antes del descanso, una falta ejecutada desde la izquierda por Dani Aquino fue cabeceada por Regalón por encima del travesaño rojiblanco en tanto que una acción personal de Héber, que recorrió 30 metros sorteando a dos rivales y logró internarse en el área rival, acabó en córner.

El Bilbao Athletic salió enchufado del vestuario y generaba peligro por la derecha, con internadas de Íñigo Muñoz que finalizaban con centros al área ante los que debían responder Borja Granero y Regalón o el guardameta Iván Crespo. Los verdiblancos, por su parte, llegaban a balón parado –en el 53 una falta botada desde la derecha por Aquino fue cabeceada fuera por Juanjo- y a la contra aunque los vizcaínos comenzaban a controlar más la posesión del balón. Viadero, entonces, movió micha y cambió el sistema para tener más presencia en el medio (entraron Sergio Ruiz y Javi Cobo), además de refresco en la derecha con la salida de César Díaz que devolvió a Héber a la izquierda.

El gallego, que atraviesa un sensacional momento de forma, destacó en ambas bandas y en los minutos finales se asoció y muy bien con Aquino y Julen Castañeda, protagonizando acciones que fueron muy aplaudidas por el público. Y en el 74, tras driblar a dos rivales evidenciando su calidad, se internó en el área y fue derribado por el lateral derecho rojiblanco pero el colegiado no señaló infracción alguna ante el asombro del público.

En Vitoria

Los racinguistas eran conscientes de la importancia de los puntos que había en juego y se defendieron con solvencia pues el Bilbao Athletic adelantó líneas en busca del empate. Crespo, en el 77, paró la ocasión más clara de los pupilos de Gaizka Garitano que llegó con un saque de esquina desde la derecha que remató con el pie, en el segundo palo, Andoni López. Su disparo, en posición franca, fue detenido por el portero verdiblanco, que acumula 360 minutos sin encajar y tuvo un papel importante en la victoria sobre los vizcaínos.

El conjunto cántabro, cuarto en la clasificación del Grupo II de Segunda B a cuatro puntos del líder, se ejercitará en las Instalaciones Nando Yosu mañana lunes, 9 de octubre, a las 10:30 para comenzar a preparar el compromiso liguero que afrontará ante el Club Deportivo Vitoria en las Instalaciones de Olaranbe el sábado día 14 a las 16:00 horas.  

FICHA TÉCNICA

Racing: Iván Crespo, Gándara, Regalón, Borja Granero, Julen Castañeda; Antonio Tomás (Sergio Ruiz, 59), Quique Rivero, Héber, Álex García (Javi Cobo, 68); Dani Aquino y Juanjo (César Díaz, 59).

Bilbao Athletic: Hodei Oleaga, Jesús Areso, Andoni López, Óscar Gil, Unai Bilbao, Tarsicio Aguado, Íñigo Muñoz (Gaizka Larrazábal, 83), Peru Nolaskoain (Jon Ander González,77), Asier Benito (Víctor, 77), Íñigo Vicente y Gorka Guruzeta.

Árbitro: Sesma Espinosa (riojano). Amonestó a los verdiblancos Álex García y Héber, así como al visitante Óscar Gil.

Gol: 1-0. Minuto 9. Quique Rivero.

Incidencias: octava jornada del campeonato 2017/18 en el Grupo II de Segunda B. El Sardinero. Terreno de juego en buen estado. 7.701 espectadores. Borja Granero capitaneó a los verdiblancos.