El STEC critica que "se persiga y fiscalice a los docentes y centro públicos" cuando "en los concertados se mantiene la jornada reducida"

"La realidad es que la privada concertada cuenta con unos beneficios que sistemáticamente niega a los Centros Públicos", concluye el STEC

Enviar a un amigo
14-09-2018

Sigue el enfrentamiento entre sindicatos y consejero. El STEC señala que "Francisco Fernández Mañanes ha basado la modificación del calendario escolar y la eliminación parcial de la jornada reducida en los colegios de Infantil y Primaria, en el cumplimiento escrupuloso de la ley. Incluso de aquella Ley, como es el Real Decreto-ley 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo” cuyo alcance no debiera ser de obligado cumplimiento actualmente, como interpretan muchos juristas, interpretaron los dos anteriores Consejeros de Educación del Gobierno de Cantabria, interpretan la mayoría del resto de las Comunidades Autónomas y el propio Mañanes en el resto del Decreto que no afecta a la jornada escolar".

"Este escrupuloso cumplimiento de una parte de un artículo de ese Real Decreto, parece que es sólo para los Centros Públicos. Hay actualmente centros privados concertados que no están cumpliendo el horario que marca la Consejería para estos primeros días de septiembre y mantienen hasta el día 21 que debe comenzar el horario “completo”, la jornada reducida de sólo 3 horas y media, que estaba vigente hasta el pasado curso. Incluso hay un Colegio que ha reducido el tiempo lectivo a tres horas, 20 minutos. Todo ello, con conocimiento de la Consejería de Educación", agregan

Este es un "nuevo escándalo que protagoniza Mañanes que, mientras falta al respeto al profesorado de la Enseñanza Pública con declaraciones y acusaciones gravísimas, fiscaliza y restringe el ejercicio del derecho de huelga, mira para otro lado cuando son los centros concertados los que se saltan la ley a la torera".

El curso pasado "la consejería que él dirige eliminó un ciclo formativo de un Instituto Público de Torrelavega, mientras mantenía otro de la misma familia profesional en una Academia Privada Concertada en la misma localidad".

"La realidad es que la privada concertada cuenta con unos beneficios que sistemáticamente niega a los Centros Públicos", concluye el STEC.