El incidente de Pedro Sánchez con De Gea en la Selección

Según desvela la 'Cadena SER', el portero incluso había avisado a la organización que se negaba a salir en las fotos con el presidente, pero hubo una mediación, ambos charlaron y parece que De Gea dio su brazo a torcer.

Enviar a un amigo
06-06-2018

Grupo DiarioCrítico

El incidente de Pedro Sánchez con De Gea en el acto de despedida de la Selección española antes de marcharse al Mundial de fútbol de Rusia ha sido muy comentado en las últimas horas. Todo viene por el pasado, ya que cuando el guardameta del Manchester United fue implicado en una trama de trata de mujeres por el pornógrafo Torbe, el líder socialista reprochó que un deportista de ese perfil pudiera representar a España: "No me siento cómodo viendo a De Gea de portero después de ver su nombre salpicado y denunciado por una menor. Respeto la presunción de inocencia pero sobre todo, hay que ponerse de parte de la víctima".

Sus palabras le pasan factura al presidente del Gobierno, quien dijo esto en 2016 cuando casi todo valía para hacer oposición. Ahora el meta madrileño se cobró la factura en el acto de ayer en la ciudad deportiva de la Federación Española de Fútbol, donde viven mejores y más pacificados tiempos con Luis Rubiales como presidente. Cuando Sánchez saltó al campo para estrechar las manos de los internacionales y hacerse la foto con ellos, se pudo ver en todo momento el mal gesto de De Gea, que mantenía una frialdad casi aterradora y que se negó a aplaudir a Sánchez tras su discurso, manteniendo sus manos en los bolsillos.

En 2016, una testigo protegido implicó sin muchas pruebas a futbolistas como Iker Muniain y David de Gea en una red de prostitución de lujo gestionada por el director de cine porno y actor Torbe, e incluso se habló de otros nombres como el del madridista Isco. Todo quedó archivado en la Justicia, pero era ya tarde por el daño hecho a personalidades como De Gea.

Según desvela la 'Cadena SER', el portero incluso había avisado a la organización que se negaba a salir en las fotos con el presidente, pero hubo una mediación, ambos charlaron y parece que De Gea dio su brazo a torcer, aunque con ese gesto torcido que se ve en las imágenes. Sánchez se diculpó personalmente y le transmitió su enhorabuena por el gran rendimiento que está dando como meta tanto del United como de La Roja. El meta, pese a aceptar las disculpas, se negó a aplaudir al presidente y no regaló ni una sola sonrisa.

En declaraciones al programa 'El Partidazo de Cope', Rubiales dijo que medió y que la conversación entre ambos fue correcta: "El lío con De Gea se ha resuelto bien. Pedro Sánchez ha estado cercano y cariñoso, ha hablado con él y le ha dicho que se alegraba de que todo se hubiera resuelto bien. Ha demostrado humildad".

 

De Gea se niega a aplaudir a Pedro Sánchez. Lo acusó de violación sin pruebas, y no respetando la presunción de inocencia. pic.twitter.com/7bd5wVpaTe

— Inconformista ? (@Inconformista90) 5 de junio de 2018