El niño Gabriel Cruz murió estrangulado en el mismo día de su desaparición

ANA JULIA QUEZADA, la principal sospechosa, fue detenida con el cuerpo del niño en el maletero de su coche.

Enviar a un amigo
11-03-2018

©Grupo Diario Crítico

Gabriel Cruz, de 8 años, por tanto, ya es dado oficialmente por muerto tras su desaparición el día 27 de febrero en Las Hortichuelas, Níjar. El menor había ido de casa de su abuela a casa de sus tíos, apenas separadas por 100 metros de distancia, un camino que hacía casi a diario. La autopsia ha sido clarificadora: fue muerto por estrangulamiento en el mismo día de su desaparición.

Ana Julia

Según el Ministerio del Interior, esta mujer es Ana Julia Quezada Cruz, actual pareja sentimental del padre del pequeño, de origen dominicano, y que había sido interrogada de nuevo esta semana para buscar más datos y pistas sobre la desaparición. Tiene 35 años y había acompañado a la familia durante todo este tiempo, mostrando públicamente abatimiento y dolor. Estaba siendo seguida por la Guardia Civil como una investigada más, aunque no lo era oficialmente. Eso habría facilitado que la pillaran en pleno traslado del cadáver.

Ella fue la que junto al padre de Gabriel había encontrado la camiseta con ADN del niño cerca de la depuradora, en la zona de la desaparición. Ha sido detenida por transportar el cadáver del pequeño. Supuestamente el hallazgo de la camiseta la habría delatado, aunque las huellas biológicas que había dejado ella en la prenda se habían excusado en el hecho de que le había vestido al niño.

Según se ha podido ir sabiendo, la Guardia Civil ya rondaba a Ana Julia pero precisamente no quiso detenerla aún para intentar encontrar al niño por si aún seguía con vida y así impedir que pudiera acabar con la vida de éste en caso de secuestro. La casa donde estaba alojada, la de la abuela paterna de Gabriel, estaba vigilada 24 horas y por eso fue fácil detenerla in fraganti. Fue arrestada en Puebla de Vícar, a 43 kilómetros de Níjar, donde residía. Intentaba meter el coche en el garaje cuando fue paralizada por los agentes y detenida en plena calle.

Ana Julia y Ángel llevaban algo más de un año de relación sentimental y ella cuidaba del pequeño cuando estaba con el padre. Ambos tenían fotos juntos en el perfil de Facebook de Ana Julia.

Otros datos

Hasta ahora no había un sospechoso oficial, sino que se había estado investigando a Diego, un hombre que tiene una orden de alejamiento de la madre del pequeño por acoso, y que está en prisión pero por haber incumplido las condiciones de libertad al manipular su pulsera telemática.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ya ha transmitido el pésame a sus padres y trasladó el sentimiento de dolor y conmoción del Gobierno por el hallazgo. En rueda de prensa ante los medios de comunicación, Zoido ha pedido no hacer circular bulos y dejar trabajar a la Guardia Civil.

La búsqueda continuaba y esta mismo domingo estaban llamados a participar en el operativo profesionales y especialistas en balsas y pozos.

En estos momentos se desconoce la causa de la muerte, a falta de que se realice una autopsia al cuerpo. También se investigará el móvil del crimen y si hay más implicados en la muerte del niño.